Red Voltaire

Miguel Badillo

Periodista y director de la revista Contralínea. Periodismo de Investigación. Es egresado de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM. Investiga: corrupción gubernamental y empresarial, delitos de cuello blanco, lavado de dinero, seguridad nacional y pública, temas energéticos. (Twitter)

132 artículos
 
 
Oficio de papel
Gobierno calienta más a magisterio disidente
por Miguel Badillo
 
 
Oficio de papel
Salinas, “El Padrino” de Nuño
por Miguel Badillo
03. Salinas, “El Padrino” de Nuño 5 de junio de 2016
Los órganos de inteligencia del Estado están en alerta máxima ante un posible estallamiento social. El gobierno de Enrique Peña Nieto está dispuesto, como lo ha reiterado insistentemente el secretario de Educación Pública (SEP), a utilizar la fuerza pública y militar para reprimir cualquier inconformidad o protesta. La crítica situación puede salirse de control en cualquier momento y el único responsable es Aurelio Nuño Mayer, quien hasta ahora cuenta con todo el apoyo presidencial e insiste –en reuniones públicas y privadas– en que se repriman las movilizaciones magisteriales en cualquier punto del país donde se altere el orden y se “atente” en contra de la reforma educativa que él impulsa como bandera de precampaña rumbo a la Presidencia de la República.
 
 
 
Oficio de papel
La doble justicia mexicana
por Miguel Badillo
 
 
 
 
 
Oficio de papel
En riesgo, base de datos de millones de pasaportes
por Miguel Badillo
 
 
 
Oficio de papel
Corren a director del Inapesca
por Miguel Badillo
 
 
 
 
 
 
 
 
Oficio de papel
Los cambios ante la crisis económica y social
por Miguel Badillo
04. Los cambios ante la crisis económica y social 1ro de septiembre de 2014
Actualmente no hay un sólo sector de la economía que se salve de la crisis que vive el país. En todas las áreas se escuchan protestas y mentadas porque el dinero ya no alcanza para adquirir los productos comestibles más elementales para sobrevivir ni para mantener los servicios básicos. Aunque por supuesto, las afectaciones más angustiantes son las que enfrentan los estratos sociales más marginales: campesinos, ejidatarios, obreros, indígenas, desempleados, subempleados, amas de casa, estudiantes, empleados gubernamentales, secretarias, reporteros, profesionistas y toda la clase media que se ha desplomado en la última década y ha pasado a formar las filas de los 80 millones de mexicanos pobres que hay en el país y que carecen de por lo menos alguno de los satisfactores básicos de (...)