Red Voltaire
Guerra en Irak. Segunda parte (II)

Autoencubrimiento de quienes proveyeron armas a Saddam

El autoencubrimiento de quiénes proveyeron a Saddam con armas y otro material letal. El Gobierno de Clinton, por intermedio de su Ministro de Justicia Janet Reno, procedió a enterrar en 1993 el juicio por el financiamiento ilícito del régimen de Saddam Hussein a través de la sucursal Atlanta (en Estados Unidos) del banco italiano Banca Nazionale del Lavoro.

+
JPEG - 11.7 KB
Irak bombardeos

En una nota que difundimos el 29 de diciembre último (Los cómplices de Saddam también deben comparecer ante un Tribunal independiente e imparcial (I). Cuando Bush padre financiaba el rearmamento de Saddam Hussein) recordábamos cómo el Gobierno de Clinton, por intermedio de su Ministro de Justicia Janet Reno, procedió a enterrar en 1993 el juicio por el financiamiento ilícito del régimen de Saddam Hussein a través de la sucursal Atlanta (en Estados Unidos) del banco italiano Banca Nazionale del Lavoro.

El asesor del banco italiano no era otro que Henry Kissinger, titular de " Kissinger Associates " (véase : Christopher Hitchens, Les crimes de monsieur Kissinger, ediciones Saint-Simon, Francia, 2001, página 187).

Este fue uno de los casos de encubrimiento de las complicidades de las grandes potencias con el régimen de Saddam.

Otro caso de encubrimiento fue lo ocurrido con el informe de 12000 páginas presentado en diciembre de 2002 por Irak al Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas y al Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA).

Al llegar el informe al edificio de las Naciones Unidas en Nueva York, en lugar de ser entregado al Secretario General como correspondía, fue secuestrado - con el asentimiento del presidente colombiano del Consejo de Seguridad- por funcionarios estadounidenses, quienes adujeron que estaban mejor equipados que la Secretaría de la ONU para hacer las fotocopias).

Antes de entregar copias a los miembros no permanentes del Consejo de Seguridad, el informe fue "depurado" (¿por quién?) de algunas partes, con el pretexto de que la difusión de las mismas podía violar el Tratado de no proliferación nuclear.

JPEG - 9.2 KB
Civiles iraquíes

En el momento del insólito secuestro del informe de Irak por funcionarios estadounidenses trascendió que el informe de Irak fue "depurado" de las partes que indicaban quienes proveyeron de armas y otros materiales "sensibles" a Irak: empresas de Estados Unidos, Gran Bretaña, Francia, Alemania, Rusia y China, entre otras. ES DECIR EMPRESAS DE TODOS LOS ESTADOS MIEMBROS PERMANENTES DEL CONSEJO DE SEGURIDAD y de algunos otros Estados. Los diarios Tageszeitung de Alemania y The Independent de Gran Bretaña, publicaron el 18 de diciembre de 2002 extensas listas de las empresas involucradas en el comercio de armas con Irak, que figuraban en la parte censurada del informe.

El informe probablemente llegó íntegro a los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad, si los funcionarios estadounidenses no procedieron a una primera " depuración " cuando secuestraron el documento y llegó mutilado a los otros diez miembros del Consejo.

Los miembros permanentes tienen los privilegios y las prerrogativas conocidas pero no la de tener acceso exclusivo a la documentación completa sobre cuya base el Consejo de Seguridad tiene que adoptar decisiones con el voto TAMBIÉN de los miembros no permanentes.

Que sepamos, ningún Estado denunció ni protestó por la censura del informe, realizada con la finalidad evidente de ENCUBRIR A QUIENES PROVEYERON DE ARMAS AL RÉGIMEN DE SADDAM HUSSEIN, INCLUYENDO PRODUCTOS DESTINADOS A LA FABRICACIÓN DE GASES ASFIXIANTES.

No debe sorprender entonces el silencio de las grandes potencias cuando Saddam Hussein hizo gasear a 5000 kurdos en Hallabjah en octubre de 1988.

En mayo de 2003 Amnesty International publicó un informe de 73 páginas titulado " Catálogo de fracasos: Exportaciones de armas del G8 y violaciones de derechos humanos " (AI INDEX: IOR 30/003/2003, 19 Mayo 2003).

La parte referida a Irak se titula " ¿Quién armó a Irak? " y, entre otras cosas dice:

"A la sombra de los masivos preparativos militares encabezados por Estados Unidos contra Irak de finales de 2002 y principios de 2003, surgieron pruebas de que todos los miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU, así como varios Estados de Europa Oriental, habían suministrado armas y material afín al gobierno de Irak...

"Antes de la Guerra del Golfo de 1991, al menos 20 países fueron acusados de estar implicados en el desarrollo de la base tecnológica de diferentes programas de armas iraquíes, y concretamente del programa de armas químicas. (Cordesman, A. H., Weapons of Mass Destruction in the Middle East (Brassey’s: Londres, 1991), pp. 64-65). En diciembre de 2002, el gobierno iraquí entregó a la ONU un expediente de 12.000 páginas en el que figuraban los nombres de empresas británicas, francesas, rusas, estadounidenses y chinas como proveedores de tecnología armamentística a Irak....

JPEG - 18.6 KB
Guerra en Irak

"Diecisiete empresas británicas citadas como proveedores a Irak de tecnología armamentística nuclear, biológica, química, de mísiles y convencional serán sometidas a investigación y podrían ser enjuiciadas. Según el expediente, 24 firmas estadounidenses vendieron a Irak armas que incluían tecnología nuclear y de mísiles, y alrededor de "50 subsidiarias de empresas extranjeras hicieron sus negocios de armas con Irak desde Estados Unidos". Alemania aparecía como el mayor socio de Irak en el comercio de armas, con 80 empresas que vendieron tecnología armamentística a este país. Aunque la mayor parte del comercio finalizó en 1991, con el estallido de la Guerra del Golfo, Rusia, China y, según los informes, Portugal, vendieron armas a Irak después de 1991, contraviniendo las resoluciones de la ONU. ("Revealed: 17 British Firms Armed Saddam with his Weapons", The Sunday Herald, 23 de febrero de 2003; "Portugal sold arms to Iraq in violation of UN embargo: report", Agence France Presse, 27 de febrero de 2003). Según los informes, la ONU afirmó que la divulgación de los nombres de las empresas sería contraproducente...

"En agosto de 1991, los inspectores de armas de la UNSCOM (órgano de la ONU) elaboraron una lista de empresas que habían proporcionado tecnología a los programas de armas químicas y biológicas de Irak. La lista no se hizo pública, pero los gobiernos pueden obtener información sobre la implicación de las empresas de su país mediante una solicitud especial a la ONU. ("Made in the USA", LA Weekly, 21-27 de marzo de 2003. Los gobiernos de Alemania, Estados Unidos, el Reino Unido, Francia, Rusia y China deben divulgar la lista de empresas que suministraron tecnología a los programas de armas químicas, biológicas y de otra índole de Irak).

Algunas empresas alemanas han sido sometidas a investigaciones penales por presunta infracción del embargo de armas contra Irak. El Reino Unido y Estados Unidos han sido acusados de apoyar el programa de armas químicas y biológicas de Irak mediante la venta de productos químicos y de tecnología.

"Las empresas británicas vendieron miles de kilos de ingredientes básicos de gas nervioso y de gas mostaza a Irak e Irán el año pasado, confirmó ayer el Ministerio de Comercio [...] Las cifras del Ministerio muestran que se han exportado a Irak 2.000 kilos de difluoruro de metilfosfonilo. Este es el ingrediente básico del gas nervioso sarín [...] Empresas británicas vendieron asimismo 38.000 kilos de metilfosfonato de dimetilo y otros ingredientes del sarín a Irak." (Andrew Beitch, The Guardian, 6 de abril de 1984)....

"Se calcula que cuatro años después de la publicación de este artículo, en marzo de 1988, 5.000 personas fueron asesinadas deliberadamente y miles resultaron heridas como consecuencia de los ataques con armas químicas realizados por las fuerzas iraquíes contra la ciudad de Halabja, en el norte de Irak. La mayoría de las víctimas eran civiles, muchas de ellas mujeres y niños".

VER PRIMERA PARTE

Alejandro Teitelbaum

Abogado, diplomado en Relaciones Económicas Internacionales en París. Representante de la Asociación Americana de Juristas ante las Naciones Unidas. Autor del libro El papel de las sociedades transnacionales en el mundo contemporáneo.

 
Resolución 1701 del Consejo de Seguridad: luz verde para continuar la agresión
Resolución 1701 del Consejo de Seguridad: luz verde para continuar la agresión
Líbano: incapacidad de la ONU frente a la guerra
 
Historia de la agresión israelí
Historia de la agresión israelí
Sólo queda la movilización de los pueblos
 
Kofi Annan contra la nacionalización del petróleo en Bolivia
Kofi Annan contra la nacionalización del petróleo en Bolivia
El Secretario General de la ONU y los intereses de las multinacionales
 

Artículo bajo licencia Creative Commons

La Red Voltaire autoriza la reproducción de sus artículos a condición de que se cite la fuente y de que no sean modificados ni utilizados con fines comerciales (licencia CC BY-NC-ND).

Ayude a la Red Voltaire

Usted consulta nuestro sitio porque la calidad de sus artículos le ayuda a comprender los acontecimientos internacionales. Necesitamos su contribución personal para poder continuar nuestro trabajo.
Ayúdenos con su donación.

¿Cómo participar en la Red Voltaire?

La Red Voltaire se compone de voluntarios que no reciben remuneración.
- Si usted es traductor de nivel profesional, puede participar en la traducción de nuestros artículos.