Red Voltaire

Globalización conservadora

+

Fenómeno sorprendente y signo de nuestros tiempos es la facilidad con que tan pocas personas pueden limitar la libertad de tantas. En este mundo regido salvajemente por las leyes del mercado, hay quienes son capaces de amasar inmensas fortunas que tienden a multiplicarse por el mundo, a la vez que ejercen todo el poder de su dinero para luchar a favor de sus convicciones religiosas y contra el derecho a compartirlas o no. En varios países de América Latina, la persistencia de la censura y de una condición de privilegio para la jerarquía católica ha sido resultado no de la voluntad popular sino del deseo de los dictadores de la industria, aliados en ocasiones a turbios intereses políticos locales o internacionales.

Entre otros casos, cabe mencionar los de dos fundadores de emporios a la vez que promotores de los intereses de la jerarquía católica y enemigos de las libertades individuales.

Panificadora cucufata

El católico mexicano Lorenzo Servitje Sendra, es fundador de la poderosa panificadora Grupo Bimbo, dedicada a la fabricación de pan de caja y de golosinas “chatarra”. Es también uno de los principales promotores de movimientos conservadores y en especial de la censura moralista, al grado de que en México ha logrado en buena medida evitar que las personas ejerzan su derecho a la libertad de información.

El Grupo Bimbo es, junto con Cemex, Vitro y Televisa, una de las más importantes multinacionales mexicanas. En el año 2000, Bimbo contaba con 71 mil empleados y sus ventas llegaron a 3.350 millones de dólares (lo que la convierte en la tercera panificadora más grande del mundo). Aunque tres cuartas partes de ellas se generaron en México (donde la compañía es un monopolio), la firma no ha dejado de crecer en los mercados extranjeros, principalmente en Estados Unidos y varios países de América Latina.

La distribución directa en Estados Unidos comenzó en 1984 y la expansión de Bimbo desde México al resto de Latinoamérica comenzó en 1990, cuando adquirió una compañía panadera guatemalteca. Diez años después, en diciembre de 2000 adquirió también la empresa guatemalteca de panificación La Mejor, con lo que reforzó su presencia en los mercados de Guatemala, El Salvador y Honduras.

Para expandirse, Bimbo compra empresas en Guatemala, en Chile donde adquirió la marca líder Ideal, o como en Colombia, o Brasil donde, según un reporte de ese grupo “en marzo de 2001, Bimbo adquirió el 100% del capital de Plus Vita, Ltda., una de las empresas panificadoras más grandes de Brasil que produce pan de caja, pan dulce, pastelitos, bollería y pan tostado, bajo marcas consideradas entre las más tradicionales y de más alto prestigio en el mercado brasileño, como Pullman, Plus Vita, Ana María, Muffs y Van Mill, entre otras. Plus Vita opera tres plantas, una localizada en la ciudad de Sao Paulo, una en Río de Janeiro y una en Recife. Bimbo considera que su participación en este mercado es una oportunidad para continuar con su estrategia de expansión en Latinoamérica.

También monta fábricas como ha hecho en El Salvador, Venezuela, Argentina o Costa Rica. A veces hace las dos cosas, como en Perú, donde Bimbo fue inaugurada en 1998 y donde en noviembre de 2000 Bimbo adquirió Pan Pyc, la segunda empresa panificadora más importante de ese país, donde tiene intereses el controvertido empresario Jaime Mur, quien hace unos años se refugió al Costa Rica, al ser acusado de contrabando.

Empero, Latinoamérica le representa a Bimbo, por ahora, sólo 10% de sus ventas totales. En Colombia y Perú, ha estado operando con pérdidas. A principios del milenio, según informes de dicha empresa, se alcanzaban ventas regionales por $250 millones de dólares y se había establecido, como ocurre en México desde 1985, un trato con MacDonalds para proveerle de bollería en forma exclusiva.

En ultramar, el grupo Bimbo adquirió la empresa alemana Park Lane Confectionary, creando una comercializadora de confitería y chocolates, la cual recientemente adquirió una planta en Austria y otra en la República Checa, con la intención de penetrar en algunos mercados de Europa del Este y Asia. Además, se asoció al 50 por ciento con Dayhoff, experta en ventas de confitería en Estados Unidos, lo que le permite al grupo mexicano colocar sus marcas en aquel país.

Como se ha mencionado, a la vez, Servitje ha sido activísimo promotor del conservadurismo católico dentro y fuera de México. En 1957, Servitje impulsó la creación de la filial mexicana de la Unión Internacional Cristiana de Directores de Empresa, y a lo largo de su vida se le ha señalado como benefactor de grupos católicos conservadores, tanto públicos como secretos.

Uno de los principales objetivos de Servitje ha sido promover la censura de los medios de comunicación apelando a criterios moralistas y recurriendo a su poder económico para evitar la difusión de contenidos eróticos o de críticas a instituciones religiosas. Para ello, ha impulsado la creación de coaliciones, como el llamado Consejo Prodefensa y Difusión de los Valores, Prodival, formado para oponerse a las presentaciones de Madonna en México en 1993.

Con ese antecedente, desde 1996 Servitje impulsó la creación de la asociación a Favor de lo Mejor (AFM), que agrupa a varios anunciantes y a grupos derechistas, algunos de ellos con participación internacional, y cuenta con el apoyo de sectores del clero católico y de escuelas y universidades confesionales.

Desde esa instancia se han lanzado campañas moralistas contra muchos programas de televisión, entre ellos Big Brother, y se ha presionado a funcionarios y directores de los medios para evitar que transmitan determinados contenidos.

Típico de Servitje es el recurso de chantajear a las instituciones con el poder de su dinero. En 1997 amenazó a una cadena televisiva con retirarle un contrato de publicidad de varios millones de pesos si insistía en denunciar los abusos sexuales de Marcial Maciel, fundador de los Legionarios de Cristo, influyente orden religiosa. Asimismo, el grupo Bimbo condiciona el otorgamiento de publicidad a que el contenido de las publicaciones o medios donde se anuncie no sea contrario a la “moral y las buenas costumbres”.

Servitje fue uno de los participantes en el Congreso Mundial de la Familia que se llevó a cabo en México en marzo de 2004, ocasión en la que el empresario afirmó que el deterioro del matrimonio es resultado del trabajo de la mujer fuera del hogar y de una cultura sexual que fomenta las relaciones fuera del matrimonio, la corrupción de menores y la pornografía. Lamentó Servitje que el uso de anticonceptivos haya disminuido las posibilidades del embarazo y la maternidad en la mujer, al tiempo que la educación sexual que reciben los jóvenes no promueva la virginidad y la abstención, sino la experimentación y las relaciones prematrimoniales.

Marinela Sertvitje, hija de Lorenzo Servitje fue a principios de los 90 una de las fundadoras de Enlace, grupo de esposas de empresarios y funcionarios, dedicadas a promover la abstinencia sexual mediante ambiciosos proyectos editoriales y publicitarios. Evidenciando cómo la ideología puede conjugarse con los intereses más terrenos, Servitje ha presidido la Fundación Coca Cola México, IAP (Institución de Asistencia Privada), constituida a fines del milenio pasado, precisamente en la época del avance publicitario del actual presidente Vicente Fox, quien en el pasado fue alto ejecutivo de la Coca Cola.

Pizzas y contras

Thomas Monaghan, caballero de Malta y fundador de Domino’s Pizza creó en 1987 la Fundación Domino, que ha apoyado financieramente a organizaciones católicas conservadoras de Honduras, Nicaragua, Estados Unidos y al Vaticano.

En 1992, ascendió a casi dos millones de dólares el presupuesto de esa Fundación, vinculada a otros grupos como Legatus, dirigido a ejecutivos católicos y funcionarios de la Iglesia, Espada del Espíritu, y Palabra de Dios.

Esos dos últimos tuvieron su origen en Michigan, en los años 60 y se desarrollaron en los 70 y 80 como expresión de la derecha religiosa radical, y se les atribuyen conductas sectarias, como la de tratar de controlar todos los aspectos de la vida privada de sus seguidores y adoptar una estructura y lenguaje militar.Se extendieron a Centroamérica, Irlanda, Líbano, Filipinas y Sudáfrica.

A través de su fundación Dominó, Monaghan ha apoyado con alrededor de un millón de dólares anuales los proyectos de Espada del Espíritu-Palabra de Dios; uno de los principales ha sido el Instituto Puebla, fundado en Estados Unidos en 1982 para desacreditar a la Teología de la Liberación y atacar al régimen sandinista.

El principal dirigente de ese grupo fue el entonces exiliado Humberto Belli, quien en 1990 regresó a Nicaragua como ministro de Educación del gabinete de Violeta Chamorro y llevó a cabo una "cruzada" para reemplazar la educación sexual que habían promovido los sandinistas por otra basada en la abstinencia y la enseñanza de los mandamientos de la Iglesia. A la fecha, Belli es uno de los principales defensores del activismo provida en ese país.

De acuerdo con el testimonio de Edgar Chamorro, exdirectivo de la CIA en Nicaragua, ésta canalizó dinero a dicho Instituto, que publicó el libro Cristianos bajo Fuego, donde Belli argumentaba que el gobierno sandinista perseguía a los católicos. Posteriormente, el Instituto siguió emitiendo reportes sobre violaciones a los derechos humanos por parte de los sandinistas sin referirse a las que cometía la contra. Según escribió Chamorro: “...la CIA nos dijo que debíamos declarar que el dinero para el libro y el Instituto venía de donantes privados que querían permanecer anónimos”.

El Instituto Puebla ha negado cualquier relación con la CIA, pero investigadores de la derecha estadounidense, como Steve Askin (A New Rite. Conservative catholic organizations and their allies, 1994), afirman que si bien dicho Instituto se ha presentado como una organización que lucha por la “libertad religiosa”y para “detener la represión por causas religiosas, documentando y difundiendo restricciones a los derechos religiosos y otros derechos humanos”, en sus orígenes estuvo vinculado a la CIA con el objetivo de llevar a cabo propaganda contra los sandinistas.

Belli fue sucedido en el Instituto Puebla por Nina Shea, que continuó atacando a los sandinistas y de las administraciones conservadoras obtuvo fondos para un programa de radio en Haití y para apoyar a grupos de “derechos humanos” en Nicaragua y entre los exiliados cubanos. En 1996, el disidente cubano Elizardo Sánchez declaró haber recibido dinero del Instituto Puebla.

Por su parte, como ministro de Violeta Chamorro, Belli hizo que el sistema escolar secundara las propuestas del cardenal Obando de considerar la abstinencia como el único método para evitar el sida y obtuvo de la AID de Estados Unidos financiamiento para reemplazar los textos de educación sexual de la era sandinista con otros nuevos que enseñaban los diez mandamientos, promovían la monogamia, condenaban el sexo prematrimonial y eliminaban la información sobre anticonceptivos.

Cabe destacar que de acuerdo con Edgar Chamorro, la CIA había arreglado una reunión del conservador prelado con la contra, en Miami, luego de que fue nombrado cardenal en 1985.

En 1994, Belli participó en el encuentro de Políticos y Legisladores Católicos del América Latina, promovido por el Consejo Pontificio para la Familia y por ALAFA, la Alianza Latinoamericana para la Familia, auspiciada por los millonarios esposos venezolanos Alberto y Cristina Vollmer. Belli fue uno de los firmantes de la declaración final de ese encuentro, emitida el 31 de agosto, y donde se pedía “reprimir penalmente el aborto” y “destacar por todos los medios la unidad y la indisolubilidad” del matrimonio. De hecho, políticos y funcionarios participantes en ese tipo de encuentros han promovido iniciativas para castigar a las mujeres que aborten bajo cualquier circunstancia.

Belli fue el único ministro ratificado en su cargo por Arnoldo Alemán, en 1997, y como tal emprendió acciones para eliminar de los centros escolares cientos de nombres de héroes sandinistas de la guerra, lo cual creó tensiones en la comunidad educativa. El 7 de septiembre de 1998, la agencia católica ACI anunciaba que “Humberto Belli, un militante católico y defensor de la vida ha sido nombrado como el nuevo ministro para la Familia, por el presidente Arnoldo Alemán”. Pero su periodo fue efímero, pues el 9 de diciembre de 1998, Belli renunció a ese cargo, posteriormente ha sido presidente de la Universidad Ave María College y miembro del Consejo Editorial de La Prensa, donde sigue condenando el aborto y la teología de la liberación.

En 2002, Belli expresaba su admiración por Monagham, quien hacia fines de los 90 impulsaba un ambicioso proyecto para establecer una cadena radiofónica derechista, con participación de católicos y evangélicos.

Edgar González Ruiz

Edgar González Ruiz Maestro en Filosofía. Investigador y periodista, especializado en la derecha política en México y América Latina. Ha publicado varios libros, como: La Última Cruzada (2001); Los Abascal (2002); Cruces y Sombras (2006); El clero en armas (2007). En 2005 obtuvo el Premio José Martí; en 2006, el Premio Nacional de Periodismo, de México. Colabora en Contralínea.

 

Artículo bajo licencia Creative Commons

La Red Voltaire autoriza la reproducción de sus artículos a condición de que se cite la fuente y de que no sean modificados ni utilizados con fines comerciales (licencia CC BY-NC-ND).

Ayude a la Red Voltaire

Usted consulta nuestro sitio porque la calidad de sus artículos le ayuda a comprender los acontecimientos internacionales. Necesitamos su contribución personal para poder continuar nuestro trabajo.
Ayúdenos con su donación.

¿Cómo participar en la Red Voltaire?

La Red Voltaire se compone de voluntarios que no reciben remuneración.
- Si usted es traductor de nivel profesional, puede participar en la traducción de nuestros artículos.