Red Voltaire

¿Qué es ser joven?

Somos jóvenes. Los que ahora son adultos alguna vez lo fueron. Después de algún tiempo algunas personas empiezan a canear debido al transcurrir de los años, a las enfermedades y los problemas que los afligen -que nunca faltan-. Pero si mantienen su corazón lleno de aspiraciones, no podrán dejar de ser jóvenes. Por eso vamos a catalogar a la juventud como «un gran don que perdura durante toda nuestra existencia»

| Bogotá (Colombia)
+
JPEG - 6.5 KB

Sentimos la juventud, la expresamos y la vivimos en carne propia. Somos los principales protagonistas de esta maravillosa experiencia y aún cuando éramos niños nuestra máxima ilusión era ser jóvenes. Este anhelo ya es realidad. Ahora que la experimentamos estamos muy conscientes de las cosas complicadas y complejas que nos esperan para ponernos a prueba. Pero saldremos adelante.

Nos sentimos muy solos. Queremos que nos escuchen, que nos dediquen más tiempo. Tenemos tantas ganas de vivir y sobre todo de ser felices -a pesar de lo que sucede, que no nos es ajeno-. Tenemos muchos sueños, metas y esperanzas, sobre todo muchísimas ganas de actuar en este mundo.No tenemos espacios propicios para desarrollarnos social ni culturalmente.

Ustedes, los adultos, nos critican mucho, «que no hacemos nada», pero no es así; traemos muchos sueños pero nos tocó vivir en un entorno rodeado por el escepticismo y el pesimismo. Lo que nos enseñan, «sálvate si puedes» y otros muchos paradigmas, no nos brindan más salidas que acudir al alcohol, las drogas o cualquier otra distracción como válvulas de escape ante la problemática de este mundo que vemos como se destruye cada día y nosotros con él..

No nos juzguen ni nos culpen de los errores, en definitiva, no son ni de ustedes. Les participamos estos interrogantes: ¿no ven que los necesitamos?, ¿acaso ustedes nunca fueron jóvenes?, ¿no sintieron nuestras mismas necesidades? Vamos a expresar el máximo anhelo que tenemos los jóvenes: ver un mundo nuevo, crear una nueva nación, luchar por conquistarla eliminando la indiferencia, el egoísmo, la corrupción, y demás antivalores que afectan de manera tan fuerte a nuestra degradada sociedad.

Para lograrlo tenemos muchas preguntas. Por eso debemos actuar juntos, dialogar, concertar, expresar lo que ustedes quieren y lo que buscamos construir nosostros. Debemos admitir que los jóvenes cometemos un craso error: la falta de organización. Algunos de nuestra generación anhelamos cambiar las cosas, en cambio otros son indiferentes, no les importa nada, no quieren sentir el sufrimiento de nuestra tierra. Tal vez la falta de apoyo los tiene así. Hay jóvenes con distintos talentos para muchos oficios o actividades, pero se ven estancados porque no hay apoyo, sobre todo en lo económico. Otro factor que nos vuelve incrédulos es la politiquería. Otra cualidad nuestra es que iniciamos toda empresa con mucho ánimo, pero no somos constantes, decaemos poco a poco, pues anhelamos resultados inmediatos.

Queremos llamar la atención, por eso buscamos realizar cosas innovadoras, fuera de lo común. No queremos ser rechazados. En lugar de juzgarnos, criticarnos y recriminarnos, queremos que ustedes estén dispuestos siempre a escucharnos y a darnos una oportunidad, para ser partícipes de un posible cambio de este bello lugar.

No queremos quedarnos con los brazos cruzados. Deseamos empezar a trabajar, aportar. El mundo nos espera y nos abrirá las puertas. Queremos expresar que no deben caer en la idea muy común de que somos el futuro. Están equivocados. Somos el presente y estamos aquí transmitiendo nuestro sentir, nuestra forma de ser y de ver las cosas. No nos dejen solos rodeados cada día por una mugre diferente; solo les pedimos que traten -pero cada día un poco más- de mejorar este mundo. No se queden con los brazos cruzados; hagan algo que nosotros los vamos a apoyar, solo les pedimos una oportunidad..

Siempre seremos jóvenes, a pesar de que la edad avance. Porque lo más esencial es tener un espíritu y un corazón joven.

Jhon Alfraid González Coral

Colaborador Periódico desdeabajo, estudiante

 
Desde Abajo

Desde abajo es un mensual colombiano que interroga los efectos que pueden tenerde las políticas económicas y sociales del gobierno nacional. Busca los efectos que generan éstos en los sectores marginales o excluidos de la sociedad y desea contribuir para un mejor desarrollo de ellos. Desde abajo incluye la unión empresarial con el mensual francés Le Monde diplomatique y un fondo editorial constituido de siete colecciones.

Artículo bajo licencia Creative Commons

La Red Voltaire autoriza la reproducción de sus artículos a condición de que se cite la fuente y de que no sean modificados ni utilizados con fines comerciales (licencia CC BY-NC-ND).

Ayude a la Red Voltaire

Usted consulta nuestro sitio porque la calidad de sus artículos le ayuda a comprender los acontecimientos internacionales. Necesitamos su contribución personal para poder continuar nuestro trabajo.
Ayúdenos con su donación.

¿Cómo participar en la Red Voltaire?

La Red Voltaire se compone de voluntarios que no reciben remuneración.
- Autores: diplomáticos, economistas, geógrafos, historiadores, periodistas, militares, filósofos, sociólogos… Usted puede proponernos artículos.
- Si usted es traductor de nivel profesional, puede participar en la traducción de nuestros artículos.

Páginas Libres
¡Delinquen Cecilia Blume y ministros dadivosos!
por Guillermo Olivera Díaz, Socios
 
Páginas Libres
Una historia dolorosamente real
por Zully Pinchi Ramírez, Socios
 
Señal de Alerta
¡A la basura todo Cristo!
por Herbert Mujica Rojas, Socios
 
Páginas Libres
¡Estafan directivos de Junta de Propietarios en San Borja!
por Guillermo Olivera Díaz, Socios
 
Páginas Libres
El expediente Prado
por Víctor Andrés García Belaunde, Socios
 
Señal de Alerta
¿Y qué tiene que ver Dios?
por Herbert Mujica Rojas, Socios
 
Páginas Libres
¡Necios y maledicentes creen que escribo por dinero!
por Guillermo Olivera Díaz, Socios