Red Voltaire

El Costo Ambiental de la Explotación del Carbón en Venezuela

El gobierno de Venezuela bajo la presidencia de Chávez está apoyando un plan controversial para aumentar la extracción de carbón en el estado petrolero del Zulia, el cual puede amenazar la fuente de suministro de agua más importante del estado, según los biólogos y las autoridades estatales del ambiente y del agua.

| Caracas (Venezuela)
+
JPEG - 13.8 KB

Coribell Nava, bióloga y profesora de la UBV en Maracaibo señala que el incremento de la minería del carbón podría causar la destrucción del ecosistema circundante y biológicamente rico de la Sierra de Perijá, fuente vital de agua para el estado en el extremo occidental de Venezuela, fronterizo con Colombia.

“El carbón se encuentra en el corazón del valle hidrológico. Las concesiones para la explotación carbonífera en la Sierra de Perijá que se están otorgando acabarían nuestra fuente de agua,” señaló Nava.

JPEG - 28.3 KB

Maracaibo, capital del Zulia, donde habita más de la mitad de los 2.5 millones de personas en ese estado, cuenta con sólo dos fuentes de agua en las montañas de Perijá, los embalses de Tulé y de Manuelote, los cuales se surten de los ríos Cachirí y Socuy respectivamente.

La corporación gubernamental de desarrollo regional, Corpozulia tiene previsto abrir nuevas minas de carbón a lo largo de ambos ríos a una mayor altura que los mencionados embalses.

También existe preocupación en Hidrolago, instituto estatal regional supeditado a Hidroven (autoridad nacional en materia hidrológica), en cuanto al plan gubernamental de incrementar la producción carbonífera minera en las cercanías de los embalses “Si el proyecto de explotación del carbón continúa, el impacto ecológico será desastroso,” acotó Herencia González, gerente de Hidrolago.

González señaló que el año pasado, tanto ella como la ministra de Ambiente, Dra. Ana Elisa Osorio visitaron las minas de carbón que operan actualmente en la Sierra de Perijá y manifestó su estupor ante lo que observó. “No podía creer mis ojos”, dijo González “¿Vale la pena destruir nuestro legado natural y nuestras fuentes de agua por carbón?” se preguntó.

La explotación del carbón y las comunidades indígenas

Las minas visitadas por González y Osorio son las concesiones de Paso Diablo y Norte, justo al norte del embalse Manuelote. La explotación del carbón en estos dos sectores ya ha ocasionado el desplazamiento de los indígenas que habitaban en la zona. William Fernández, estudiante de 27 años de edad en el núcleo de la Universidad Bolivariana de Venezuela en la ciudad de Maracaibo, integrante de la nación Wayuu y miembro de una familia de 10 hermanos y hermanas, se vio obligado, junto al resto de sus familiares a abandonar su hogar debido a la contaminación producida por las minas de carbón.

“Vivíamos en Caño Corolado, por el río Guasare entre 1986 y 1995. Nos dedicábamos al cultivo del maíz y a la cría de ganado. Tuvimos que abandonar la zona debido a los efectos en el ambiente”, dijo Fernández, quien ahora vive en otra zona que también está afectada por la minería; esta vez por la extracción de barita. “Ahora estamos pensando mudarnos a otra zona debido a que esta actividad afecta a nuestros animales,” dijo Fernández.

Con frecuencia, el gobierno nacional ignora la situación de familias como los Fernández ya que las comunidades indígenas en la Sierra de Perijá son pequeñas y tienen muy poca representación. Comunidades como los Barí, los Yucpa, y los pocos Wayuu que se han opuesto a la minería del carbón lo han tenido que hacer a manera de protesta.

El gobierno nacional no ha efectuado aún la demarcación de los territorios indígenas en la Sierra de Perijá, tarea que Rusbel Palmar, líder de una de las organizaciones indígenas del Estado Zulia; ORPIZ, plantea que se lleve a cabo antes de se inicie el nuevo proyecto de explotación del carbón.

“Los planes de infraestructura de explotación de carbón todavía no han sido presentados a las comunidades indígenas. Estos planes no pueden llevarse a cabo sin consultar previamente a las poblaciones indígenas y a los distintos sectores de la sociedad civil,” señaló Palmar, añadiendo que ORPIZ no apoyará el aumento en la producción de carbón si este acarrea serias consecuencias ambientales. “Si la evaluación de impacto ambiental arroja pronósticos negativos, deberán suspenderse los proyectos” dijo Palmar.

JPEG - 19.5 KB

Plan gubernamental de producción de carbón para el estado

El plan del gobierno nacional para incrementar la producción incluye inversiones de cientos de millones de dólares para la construcción de un mega puerto para el transporte del mineral y su extracción por parte de corporaciones multinacionales.

Según Corpozulia también están previstas para el año entrante la construcción de una planta termoeléctrica de aproximadamente 500 megavatios, alimentada con carbón (con una inversión de 948 millones de dólares) para suplir parte de la demanda de 2,800 megavatios en el estado y un proyecto de red ferroviaria, con una inversión de 281 millones de dólares para facilitar el transporte “limpio y eficiente” del carbón desde la Sierra de Perijá hasta el nuevo puerto.

Los planes de Corpozulia resumidos en el periódico regional Panorama, el 27 de Octubre de 2004, incluyen además la construcción, con una inversión de 160 millones de dólares de un extenso puerto que se habrá de llamar Puerto América en la boca del Lago de Maracaibo en el Golfo de Venezuela. Este puerto representa una parte vital del plan para incrementar la producción de carbón

JPEG - 24.1 KB

Escasez de agua en el Zulia

Las temperaturas el estado Zulia, azotado por un intenso calor, oscilan entre 30 y 40º C. Ya existe en el estado una aguda escasez de agua, no sólo en las regiones noroccidentales de Mara y Páez de donde actualmente se extrae el carbón, sino también en Maracaibo donde en muchos sectores el suministro de agua potable se reduce a una vez por semana.

Consciente de la severa escasez de agua en el estado, el gobierno nacional aprobó recientemente un préstamo de 15 millones de dólares en infraestructura para el suministro de agua en la región noroccidental del estado. No obstante, esta infraestructura todavía depende de los dos embalses que se encuentran bajo la amenaza de ser contaminados por el incremento en la producción de carbón.

Según Nava, la minería del carbón produce contaminación cuando los residuos de este mineral llegan a los ríos al ser arrojados ó al ser arrastrados por las lluvias. La bióloga explicó que los desechos del carbón tienen un contenido de azufre, que se transforma en ácido al combinarse con el agua, lo cual la hace letal para los organismos vivientes que la consumen. Básicamente esto destruye el ecosistema

Nava también hizo énfasis en que el problema generado por la minería carbonífera no es sólo el carbón que contamina los ríos que fluyen hacia los depósitos de agua, sino además la deforestación en las áreas circundantes a las fuentes acuíferas del estado.“La tala de selvas vírgenes también es parte del desastre ecológico. La deforestación también afectará las reservas de agua, ya que sin los árboles y sus raíces para que sostengan el suelo de las montañas circundantes (en la periferia)la lluvia literalmente lavará el suelo y lo arrastrará directamente hacia los embalses“, dijo Nava.

La salud de los mineros también se verá directamente afectada por el carbón, afirma Nava. “Así como se acidifican los ríos con ácido sulfúrico al combinarse el carbón con el agua, el proceso también se da en los pulmones, lo cual ocasiona una enfermedad llamada pneumoconiosis.”

Agua potable vs. Desarrollo regional

En las regiones carboníferas como Mara, el conflicto entre el ambiente y el carbón se reduce a escoger entre agua salubre y el desarrollo regional. Para muchos ciudadanos de Mara que actualmente dependen del agua potable que les llega de manera directa dos veces al mes y surtida en camiones cisterna el resto del tiempo, el agua es más importante que el carbón o el petróleo.

“Podemos vivir sin carbón y sin petróleo, pero sin agua no podemos,” dice la joven Desireè Reverol, quien habita en San Rafael de El Moján, capital de Mara, ubicada a lo largo de la costa entre el Lago de Maracaibo y el Golfo de Venezuela. Este año, El Moján, como se le llama comúnmente a la ciudad, fue devastado por lluvias, que se prolongaron durante varios días, y que inundaron sus calles de tierra como consecuencia de la falta de sistemas de drenaje.

En la alcaldía, Elio Morán, jefe administrativo del recién electo alcalde, partidario del gobierno nacional, sostiene que las fuentes de ingresos más importantes para el municipio son los impuestos a la explotación del carbón y el situado constitucional que le asigna el gobierno central. Morán explica que el reto de Mara es desarrollar una infraestructura de obras públicas, basada en estos ingresos.

Debido a serios problemas de infraestructura, la temporada de lluvias deja un saldo deplorable en las calles de Mara, donde la mayoría de los caminos carecen de pavimentación y están llenos de cráteres, síntoma de años de negligencia. Morán señala que la región utilizará los recursos provenientes tanto de la minería del carbón como de los fondos de desarrollo provenientes del gobierno nacional para levantar la región.

“Dennos tres meses para cambiar las cosas. Si al cabo de ese lapso permanecen igual, entonces quedamos fuera,” dijo Morán añadiendo que su primera prioridad es que la vialidad de Mara funcione, con un reacondicionamiento total que según él, comenzará en un año, el tiempo en que comenzarán los trabajos de desarrollo carbonífero. Morán también señaló que Carbozulia, subsidiaria de Corpozulia a cargo de la minería del carbón, ha ofrecido donar asfalto para su proyecto de desarrollo vial.

Las regiones de Mara y Páez con poblaciones predominantemente indígenas, están catalogadas entre las más pobres de Venezuela. Dada la falta de obras de infraestructura, cada año Mara colapsa bajo las fuertes lluvias que inundan hogares y calles de las ciudades y pueblos como El Moján.

Debido a la falta de sistemas de desagüe, y a una pobre infraestructura de cañerías, ó de alcantarillado, el agua de las lluvias se mezcla con las aguas putrefactas provenientes de las cloacas, dejando durante varios días charcos de agua infectada por todo San Rafael. Y debido a la falta de un sistema coordinado de suministro de agua, los residentes de Mara sufren escasez por varias semanas. Sin agua limpia para satisfacer necesidades básicas como beber, lavar, y cocinar, las enfermedades se propagan cada año.

El gobierno municipal recién electo del joven Luis Caldera, reconoce la existencia de estos problemas en su región y ha prometido resolverlos so pena de renunciar en caso de fracasar, como dijo Morán. Pero el cumplimiento de esta promesa depende de los ingresos provenientes de la explotación del carbón y de las asignaciones anuales del gobierno nacional que dependen del petróleo y del incremento de la producción de carbón, que este a su vez le devuelve a Mara en situado y créditos.

El desarrollo de Mara es el interés primordial de Carbozulia, según su vice-presidente Enrique Matta quien sostiene que la importancia de la explotación del carbón en el Zulia radica en los ingresos que le reportará directamente al Zulia para el desarrollo de regiones como Mara. "La explotación del carbón aportará recursos a través de un fondo (proveniente del gobierno nacional) de desarrollo para el estado y en particular para el norte del Zulia, para las regiones de Mara y Páez", dijo Matta.

Costo ambiental de la minería carbonífera

Tanto los ambientalistas como los biólogos sostienen que el costo que representa la producción de carbón es mucho mayor que los beneficios que le pueda rendir al estado. "Actualmente el carbón representa sólo el 0,02 % de los ingresos para el gobierno nacional, " dice Lusbi Portillo , profesor de lógica en la Universidad del Zulia y miembro principal de la ONG, Homo et Natura.

"El carbón no es muy significativo en términos de producción económica," dijo Portillo. "Sin embargo, el carbón es importante en otros países como los EEUU, que consume 900 millones de toneladas al año," dijo Portillo.

El ministerio de ambiente es el ente a cargo de ponderar las consecuencias ambientales de el desarrollo en Venezuela. En Caracas, el vice-ministro de Conservación Ambiental José Luis Berroterán, señaló que la explotación del carbón en la Sierra de Perijá es incompatible con la visión del gobierno actual.

"La explotación del carbón no es compatible con un país que está de acuerdo con el Protocolo de Kyoto. Quizás esta actividad sea aceptable en otros países pero no aquí. No en un país que tiene un gobierno con una nueva visión. Es contrario a las políticas de desarrollo sustentable", dijo Berroterán.

No hay lugar donde el conflicto entre la preservación del ambiente y el desarrollo carbonífero sea más evidente que en el gobierno nacional y sus instituciones, que no se ponen de acuerdo en cuanto a la explotación del carbón. Mientras Berroterán no apoya el aumento de la explotación del carbón en la Sierra de Perijá, el ministerio de ambiente todavía no ha prohibido esta actividad a lo largo de los ríos Socuy y Cachirí que surten la fuente de agua de más de un millón de personas en el Zulia.

La explotación del carbón en Venezuela y las corporaciones multinacionales

Más del 80 % de los 8,5 millones de toneladas métricas de carbón que se extrae cada año en Venezuela proviene de tan sólo dos minas al norte de la reserva de agua de Manuelote, de Mina Norte y Mina Paso Diablo.

Las minas son propiedad de compañías mixtas de accionistas privados y gubernamentales. El gobierno es accionista minoritario. Carbones de La Guajira opera la mina de carbón en Mina Norte, a 20 km al norte de los embalses de agua de Maracaibo. La compañía es una fusión de la estatal Carbozulia y Carbomar, un consorcio internacional, que es el socio mayoritario (64%).

Carbomar está constituida por varios socios: La familia Massey (30,9%); Chevron Croporation (29,9%); Meta Corporation (21,56%); Art Gommers (8,74%); Marcel Van der Berg (8,74%); y empleados (0,12%).

Carbones del Guasare, que opera la aledaña mina en Paso Diablo, 5 km. al norte de Maracaibo es propiedad conjunta de Carbozulia, Anglo Coal (24,9%) y el nuevo socio Peabody Energy (BTU). Peabody recientemente compró el 25,5% de las acciones al conglomerado minero alemán, RAG Coal International, en una negociación de 32,5 millones dólares. Peabody Energy es la compañía carbonera más grande del mundo, con ventas anuales por encima de 200 millones de toneladas de carbón y más de 2,8 millardos de dólares en ingresos. De acuerdo al perfil de Peabody como compañía, sus productos constituyen el combustible de más del 10% de la generación de energía eléctrica en EEUU y más del 2,5% de la generación de energía eléctrica a nivel mundial.

Con la fuerte presencia de estas y compañías multinacionales de energía , como Tomen América, TransMar Coal y Keysone Coal en el negocio de explotación del carbón en Venezuela, la presión para aumentar la producción de carbón en un país con reservas probadas de más de 600 millones de toneladas métricas de este recurso, puede ser una oportunidad muy tentadora para el gobierno como para dejarla pasar.

"La minería del carbón no sirve a los intereses de los venezolanos ni de los zulianos. Sirve a los intereses de las multinacionales del carbón que ya están operando en el país," dice Portillo. Portillo sostiene que las que las inversiones en Puerto América eventualmente provendrán del FMI y del Banco Mundial, en contraposición a las políticas anti globalización del gobierno bolivariano. "Venezuela, le está sirviendo al imperio (EEUU) a costa nuestra y el Zulia es una zona que ha sido sacrificada." Señaló el veterano ambientalista.

A pesar de serias preocupaciones en materia ambiental en cuanto al impacto de los nuevos planes carboníferos petroleros y de explotación del carbón de otros minerales en Venezuela, Portillo reconoce que el movimiento ambientalista bajo el gobierno de Chávez está en la etapa más débil de toda su historia, aún más débil que en los gobiernos anteriores. "Es como arar en el mar" dice Portillo,, "En nuestra cultura petrolera en la cual se nos enseñó que el petróleo, el carbón y los minerales nos hacen prósperos, ¿para dónde puede uno ir? , indaga Portillo". "PDVSA(la estatal petrolera) es supuestamente nuestra ahora, ha sido rescatada de las corporaciones multinacionales, eso es lo que la gente cree, y lo que hace el trabajo de nosotros los ecologistas aún más difícil" dice Portillo.

Protesta en el palacio presidencial

Mientras tanto han jurado protestar contra los proyectos de minería del carbón en el palacio presidencial en Caracas en Marzo de 2005 "Cinco autobuses trasladarán a organizaciones sociales y ciudadanos indígenas desde el Zulia hasta Miraflores (palacio presidencial) porque Chávez debe darle una compensación a la gente afectada por la explotación del carbón" dijo Portillo.

La última esperanza que tienen los activistas para detener los planes de explotación del carbón es la intervención directa del mismo presidente. "Sólo Chávez puede intervenir por razones sociales " dijo Portillo.

El presidente Chávez ha demostrado hasta ahora apoyar el proyecto de Puerto América, que es vital para el incremento de explotación del carbón en el Zulia. Muchos de aquellos que se oponen a los planes carboníferos apoyan los programas sociales de Chávez. Sin embargo esa misma gente en las comunidades de la Sierra de Perijá, en las universidades Zulianas y aún entre sus propios funcionarios y autoridades del ambiente, manifiestan que no pueden pagar el costo a nivel ambiental del apoyo del gobierno nacional a los enormes proyectos de explotación del carbón.

Alia2 en español

La Agencia Latinoamericana de Información y Análisis-dos (Alia2), es un medio de comunicación independiente, plural, que refleja la realidad venezolana y latinoamericana con ojos latinoamericanos, en diferentes formatos (texto, sonido, foto y video) e idiomas (inglés, francés, portugués, español).

“Nuestro Pueblo ha sido amenazado directamente por el presidente de Estados Unidos con el uso de la fuerza militar”
“Nuestro Pueblo ha sido amenazado directamente por el presidente de Estados Unidos con el uso de la fuerza militar”
Intervención del ministro de Exteriores de la República Bolivariana de Venezuela, Jorge Arreaza, en el debate general del 72º Periodo de Sesiones de la Asamblea General de la ONU
 

Artículo bajo licencia Creative Commons

La Red Voltaire autoriza la reproducción de sus artículos a condición de que se cite la fuente y de que no sean modificados ni utilizados con fines comerciales (licencia CC BY-NC-ND).

Ayude a la Red Voltaire

Usted consulta nuestro sitio porque la calidad de sus artículos le ayuda a comprender los acontecimientos internacionales. Necesitamos su contribución personal para poder continuar nuestro trabajo.
Ayúdenos con su donación.

¿Cómo participar en la Red Voltaire?

La Red Voltaire se compone de voluntarios que no reciben remuneración.
- Si usted es traductor de nivel profesional, puede participar en la traducción de nuestros artículos.