Red Voltaire

La revolución social del presidente Hugo Chávez

La Comisión Económica para América Latina y el Caribe de las Naciones Unidas (CEPAL), acaba de publicar un informe alarmante sobre el estado de desnutrición de los niños latinoamericanos.

| Caracas (Venezuela)
+
JPEG - 19.1 KB

Cerca de 8,8 millones de niños menores de cinco años padecen hambre de manera crónica, lo que representa el 16% de la población de esa edad. En Guatemala, un 46% de los niños de menos de cinco años sufren de desnutrición, un 29% en Honduras, un 27% en Ecuador, un 26% en Bolivia y un 25% en Perú. Mientras la producción de alimentos es tres veces superior a las exigencias energéticas de la población, cerca de 53 millones de personas no tienen acceso al mínimo vital diario. El organismo de la ONU lanzó una llamada a los países de la región para que elaboraran políticas integrales de Estado para luchar contra esta plaga [1].

La política que exige la CEPAL se parece a la que ha elaborado el gobierno de Hugo Chávez desde su elección en 1998. Venezuela figura entre los tres países más avanzados de Latinoamérica con una tasa de desnutrición infantil de un 4,4%, detrás de Cuba (4,1%) y Chile (0,8%), según las Naciones Unidas. El presidente venezolano, que dispone de recursos financieros importantes, generados por la producción petrolera del país, ha activado una verdadera revolución social que ha mejorado notablemente el nivel de vida de la población. Gracias al crecimiento económico más alto de Latinoamérica con un 17,9% en el 2004 y un 9,4% en el 2005, Hugo Chávez ha creado el Fonden, un fondo especial destinado a financiar los programas sociales, al que la empresa petrolera del Estado PDVSA contribuye con más de 5.000 millones de dólares al año. En 2004 más de 13.000 millones de dólares se destinaron exclusivamente a los programas sociales [2].

Su compromiso contra la pobreza nació de la espantosa constatación que había hecho el 2 de febrero de 1999 durante su toma de posesión como presidente: “Hay cifras de desempleo que apuntan al 20%. Un subempleo rondando el 50% de la fuerza económicamente activa, casi un millón de niños en estado de sobrevivencia, niños como mi hija Rosinés, de un año y cuatro meses, en estado de sobrevivencia. Veintisiete, casi veintiocho por mil nacidos vivos es la mortalidad infantil de Venezuela, de las más altas de todo el continente. La incidencia de la desnutrición en la mortalidad infantil está llegando al 15% de niños que mueren y la causa de su muerte: desnutrición. No podemos esperar constituyente para eso [...].

Es salvaje saber que sólo uno de cada cinco niños que entran a la escuela preescolar, sólo uno de cada cinco, termina la escuela básica, eso es salvaje porque ese es el futuro del país [...]. El cuarenta y cinco por ciento de los jóvenes adolescentes no están en la escuela secundaria, andan sobreviviendo por allí y muchos de ellos se dedican a la delincuencia para sobrevivir, porque el hombre no es malo por naturaleza, nosotros somos hijos de Dios, no somos hijos del diablo.” [3].

En esa época el 77% de la población venezolana vivía en la pobreza, mientras que se encontraban en el país más rico de América Latina en términos de recursos naturales, que estaba poblado solamente por 26 millones de habitantes [4].

Para eliminar los problemas de desnutrición, el gobierno creó en septiembre de 2004 tiendas alimenticias, llamadas Mercal, cuyos artículos son subvencionados por el Estado en un 30%. Cerca de 14.000 puntos de venta han sido instalados en el país, incluyendo las zonas más recónditas. La mitad de la población, o sea más de 13 millones de personas, van de compras a esas tiendas, que venden 6.000 toneladas de alimentos al día y 250 productos alimenticios básicos [5].

La Misión Mercal, que celebra actualmente su tercer aniversario, nació después del sabotaje petrolero y la huelga que organizó el sector patronal y oligárquico en 2002, destinados a derrocar al presidente Chávez. Las redes de distribución alimenticia habían sido completamente paralizadas por la oposición, lo que generó agudas penurias que afectaron a las capas más vulnerables de la población. Algunos patrones de tiendas incluso prefirieron deshacerse de productos perecederos esenciales como la leche en vez de venderlos a los necesitados. Después de resolver el conflicto, el gobierno decidió crear el Ministerio de Alimentación y la red Mercal con la ayuda técnica de Cuba [6].

En cuanto a la educación, cerca de 1,5 millones de venezolanos aprendió a leer gracias a la campaña de alfabetización llamada misión Robinson I. En diciembre de 2005 la UNESCO decretó que el analfabetismo había sido erradicado en Venezuela. Ahora se ha lanzado la misión Robinson II con el fin de llevar a toda la población a alcanzar el sexto grado. A ello se añaden las misiones Ribas y Sucre, que han permitido a varias decenas de miles de jóvenes adultos emprender estudios universitarios. Hugo Chávez subrayó la necesidad de “garantizarles a todos los venezolanos […] una educación superior de calidad”. Cerca de 10.000 de ellos están siguiendo una carrera de medicina en Cuba. En 2006, 20 nuevas universidades han sido inauguradas en el país y está previsto inaugurar otras 60 para el fin del año [7].

En relación con la salud, se creó el Sistema Nacional Público de Salud con el fin de garantizar a todos los venezolanos el acceso gratuito a la atención médica. La misión Barrio Adentro, lanzada hace tres años, ha dado resultados excepcionales. Cerca de 17 millones de personas pudieron ser atendidas en las nuevas estructuras médicas construidas, mientras que antes menos de 3 millones de personas tenían acceso regular a la atención médica. Se han realizado cerca de 175 millones de consultas desde el año 2003. La tasa de mortalidad infantil se ha reducido a un 10 por mil. Venezuela dispone ahora de más de 150 centros diagnósticos integrales y se alcanzará un total de 600 a finales del año 2006. En marzo de 2006, el gobierno inauguró 180 centros de salud en todo el país que se agregan a los más de 1.000 existentes. Para este sector, el apoyo de 26.000 médicos cubanos y otro personal de salud que trabajan en las zonas depauperadas, ha sido preponderante [8].

En el tema de la vivienda las autoridades han emprendido una política de grandes obras con la construcción masiva de nuevos alojamientos destinados a las capas populares. El objetivo que anunció el presidente Chávez es construir 150.000 viviendas para el año 2006, con el fin de resolver el problema de la escasez de casas y apartamentos. El ambicioso programa ya está en marcha. En efecto, en el primer trimestre de 2006, se vendieron 15.921 viviendas, a precios subvencionados, a la población desfavorecida [9].

Las nuevas viviendas forman parte de un plan de urbanismo desarrollado con servicios de transporte, áreas comunes, comercios y escuelas. En Pueblo Nuevo se están construyendo 7.000 casas y apartamentos, así como una escuela, un liceo y un polideportivo. El Ministro para la Vivienda y Hábitat, Luis Carlos Figueroa, subrayó que 12 apartamentos de 57 m² a 72 m² se construyen allí cada día. “Es un tema de alta prioridad para el Estado venezolano”, afirmó [10].

El concepto de integración económica latinoamericana funciona de manera activa para este proyecto inmobiliario. En efecto, Cuba prevé proporcionar 500.000 toneladas de cemento. En total el Estado ha otorgado un presupuesto de 430 millones de euros a esta tarea de construcción. El precio medio por vivienda se eleva a 21.000 euros y el gobierno subvenciona la adquisición con 9.000 euros para las clases más modestas. Más de 7.000 familias ya disfrutaron de esta ayuda del Estado para volverse propietarias. También se adoptaron leyes para limitar las tasas de interés y evitar las situaciones de endeudamiento [11].

Los ancianos no han sido abandonados. De 1999 a 2006, el Instituto Venezolano de los Seguros Sociales (IVSS) instituyó 462.000 pensiones para los jubilados indigentes. “En siete años que lleva el Gobierno bolivariano hemos incluido a más del doble de la cantidad de pensionados que fue beneficiada en los 40 años de la IV República. De 387.000 pensionados pasamos a 849.000”, destacó el presidente Chávez [12].

Se ha creado la misión Madres del Barrio para luchar contra el consumo de droga, la deserción escolar, el embarazo precoz y con el fin de censar a las amas de casa en apuros. Para esta misión social, las mujeres desempeñan un papel fundamental desde el punto de vista preventivo y educativo. Varios comités dirigidos por madres se establecieron en cada barrio e integran ahora los consejos comunales. Las amas de casa que carecen de ingreso mensual reciben ahora un peculio equivalente al 80% del salario mínimo. Cerca de 200.000 de ellas se benefician con esta ayuda gubernamental; ayuda que puede ser temporal o permanente según los casos [13].

La política social del gobierno de Chávez ha tenido efectos sumamente positivos sobre la criminalidad. Venezuela está considerada como una de las naciones más violentas de América del Sur. Entre 2004 y 2006 la tasa de delincuencia se ha reducido más de un 50% según el Ministerio de Interior y Justicia (MIJ). En Caracas, el número de delitos pasó de 600 durante el primer trimestre de 2004 a 250 entre enero y marzo de 2006. El Director General de Coordinación Policial del MIJ, Raúl Yépez, subrayó que los esfuerzos sobre la seguridad y el trabajo social habían contribuido enormemente a esta significativa rebaja de la delincuencia [14].

El medio ambiente constituye también una prioridad para el país. En cuanto al agua potable, los objetivos del milenio, previstos para el año 2012 por las Naciones Unidas, ya fueron alcanzados en Venezuela. Cerca de la mitad de la población, que no tenía acceso al agua potable en 1998, puede ahora disfrutar de este servicio. El Consejo de Ministros dedicó una suma de 17 millones de euros al Ministerio de Ambiente y los Recursos Naturales para crear una red de agua potable en las regiones que todavía la necesitan [15].

Se ha elaborado un plan integral de desarrollo rural y agrícola. Más de 1,5 millones de hectáreas de tierras no utilizadas han sido recuperadas para la agricultura. Cerca de 23 millones de toneladas de alimentos se van a producir gracias a este programa. En la región de Apure, cerca del 99% de las tierras no se cultivan y el Estado ha decidido destinarlas a la producción. Esta lucha contra el latifundio permitirá producir el 80% de las calorías que consumen los venezolanos [16].

El Banco Universal y Comercial ha promovido una política de microcréditos bancarios destinada a estimular los proyectos comerciales privados entre las capas más desfavorecidas. El éxito de esta iniciativa ha sido fenomenal: entre marzo de 2005 y marzo de 2006, se prestaron más de 300 millones de euros [17].

Paralelamente a su ambicioso programa social, el gobierno no vacila en afrontar los problemas de sociedad, tales como la corrupción y la burocracia. Hugo Chávez exhortó a la población a que pusiera término a estas dos plagas, siguiendo la vía del socialismo. “Por el camino del capitalismo es imposible alcanzar el mundo [que soñó] el Libertador Simón Bolívar [...]. Hay que construir un socialismo bolivariano más fresco y más revolucionario”, enfatizó [18].

El compromiso social del presidente Chávez supera las fronteras y se extiende al resto del continente. Venezuela acaba de firmar un acuerdo petrolero con 151 alcaldías de Nicaragua. Una empresa mixta venezolano-nicaragüense se encargará de importar y distribuir petróleo en Nicaragua para poner fin a las numerosas penurias de combustible que afectan a la población pobre. El acuerdo prevé un pago del 60% del precio del petróleo en un plazo de diez días y el 40% restante en un período de 25 años [19].

Venezuela también firmó acuerdos energéticos con El Salvador en virtud de la Alternativa Bolivariana para las Américas (ALBA). Este intercambio garantiza así la supresión de los intermediarios y especuladores en el comercio del petróleo y permite estabilizar los suministros y los precios [20].

La llegada al poder de René Preval, a la presidencia de Haití, permitirá a este pequeño país pobre integrarse en el programa Petrocaribe, elaborado por el gobierno venezolano, que permite suministrar petróleo a las naciones de la región con tarifas preferentes. Trece naciones del Caribe se benefician actualmente de este programa. “Petrocaribe es una responsabilidad que Venezuela tiene que asumir en reconocimiento de las desigualdades de cada país”, anunció el presidente Chávez. Haití aún no forma parte de Petrocaribe pues el gobierno bolivariano no había reconocido a la autoridad provisional que había dirigido la nación desde el derrocamiento del antiguo presidente Jean-Bertrand Aristide [21]. La ayuda energética que ofrece Venezuela también es útil a los pobres de Estados Unidos y provoca una gran ira en la administración de Bush que ve a un enemigo político brindar su apoyo a su propia población. El prestigio del presidente Chávez ha superado las fronteras de su país para alcanzar a los sectores desfavorecidos de los guetos estadounidenses. Un acuerdo entre la empresa venezolana Citgo, filial de PDVSA, y algunos Estados de la Unión les permite adquirir combustible con un descuento del 40% [22].

Alan Francis, un obrero metalúrgico que vive en Maine, tuvo el privilegio de disfrutar de la ayuda venezolana el invierno pasado. “Es como si fuera Navidad. Estos 53 galones más han sido importantes”, declaró. Beth Nagusky, que dirige el programa en Maine subrayó el desamparo en que se encuentran algunas personas y evocó la historia de dos jubilados que hurgaban en la basura buscando leña para calentarse. “Nos gustaría que otras compañías petroleras hicieran donaciones tan generosas. Washington nos está abandonando y está abandonando al pueblo”, agregó. [23].

En cuanto a Elaine de Rosa que dirige un centro de atención infantil para pobres en Cambridge, denunció la agresión de su gobierno para con el presidente venezolano: “El crimen más grande [de Chávez] es ser socialista. Ayuda mucho a la gente con bajos ingresos de la que el gobierno estadounidense no se ocupa. Es esto lo que debería avergonzarnos”. En total, cerca de 200.000 hogares, o sea 700.000 personas, miles de instituciones, así como las comunidades indígenas, se beneficiaron con el programa que prevé la entrega de 40 millones de galones [24].

La representante de la tribu india Maliseets de Maine, Brenda Commander, quiso visitar personalmente Venezuela para agradecer al presidente Chávez su programa. También recordó las duras condiciones de vida de su pueblo, así como los rigores del invierno en su región. Las comunidades de Massachusetts, de Nueva Cork, de Rhode Island, de Pennsylvania, de Vermont, de Delaware, de Connecticut y de Maine se beneficiaron con la ayuda humanitaria que brinda Venezuela [25].

Como recompensa por sus esfuerzos humanitarios, el gobierno venezolano recibió el Premio Internacional White Dove, otorgado por el Comité de Rochester para Latinoamérica. John Lock, miembro del Comité, felicitó a Hugo Chávez: “El Primer Mandatario venezolano ha resistido las presiones de la extrema derecha venezolana además de las presiones externas de la administración Bush y sus aliados” [26].

En efecto, el presidente del Comité para el Comercio y la Energía de la Cámara de representantes de Estados Unidos, Joe Barton, había denunciado el programa petrolero como parte de una “política exterior cada vez más hostil y belicosa hacia los Estados Unidos por parte de un gobierno poco amistoso” [27].

También Venezuela ha seguido los pasos de Cuba y colabora plenamente con la misión Milagro. Este proyecto consiste en operar gratuitamente a todos los latinoamericanos pobres que padecen enfermedades oculares y a promover una integración continental que supera el simple aspecto económico para implicar, entre otros, el campo de la salud. En 2005 Cuba operó a unas 250.000 personas que perdieron la vista, entre ellas 176.000 venezolanas. Este programa de salud se implementa en Ecuador, Perú, República Dominicana, Bolivia, Argentina, Brasil, Uruguay, El Salvador, Nicaragua, Guatemala y se aplica en México por primera vez [28].

El secretario de Salud de México, Julio Frenk, afirmó que su país no necesitaba semejante programa: “México es más que autosuficiente para cubrir toda demanda de cirugías por cataratas”. Pero fue desmentido de inmediato por las autoridades de Carrillo Puerto que fueron las primeras en beneficiarse con el programa cubano-venezolano. Por ejemplo, Pastora Chable Kan, una indígena de 50 años, no pudo reunir la suma de 14.000 pesos (1.000€) necesarios para recobrar la vista, y acogió con bendición la atención oftalmológica brindada por el gobierno venezolano. El objetivo de Cuba y Venezuela es operar a 6 millones de personas en 10 años, 3 millones en Caracas y 3 millones en La Habana [29].

La revolución social del presidente Chávez no tiene precedentes en América Latina y sus resultados son tan impresionantes como inesperados. Venezuela es la prueba patente de que un gobierno puede contribuir rápidamente a una reducción drástica de la pobreza y a mejorar sensiblemente el bienestar de su población, con la condición a la vez de disponer de la voluntad política necesaria y de destinar una parte de las riquezas nacionales a los más despojados.

Fuente
Rebelión.org (España)

[1] CEPAL, «Desnutrición infantil en América Latina y el Caribe», 2 de abril de 2006, p. 5; EFE, «La desnutrición castiga a niñez de la región», 29 de abril de 2006

[2] CEPAL, op.cit.; Lamia Oulalou, «Chávez met le pétrole au service de sa révolution», Le Figaro, 13 de abril de 2006

[3] Fidel Castro, «Nada ni nadie podrá impedir el futuro luminoso de los pueblos de América Latina y el Caribe», Granma, 3 de febrero de 2006

[4] Ibid

[5] Lamia Oulalou, «Mercal et ses 14 000 points de vente, un grand succès populaire», Le Figaro, 13 de abril de 2006

[6] Agencia Bolivariana de Noticias, «Ejecutivo celebra aniversario de Misión Mercal», 23 de abril de 2006

[7] Michelle García, «Venezuela”s Chavez Wins Hearts Among the Poor», The Washington Post, 4 de febrero de 2006, p. A12; Fidel Castro, op.cit; Agencia Bolivariana de Noticias, «Chávez inauguró 20 aldeas universitarias en todo el país», 4 de abril de 2006

[8] Ibid; Granma, «Inauguran 180 instalaciones de salud para garantizar atención gratuita», 24 de marzo de 2006; Agencia Bolivariana de Noticias, «Gobierno nacional inauguró 21 centros de diagnóstico integral en el país», 21 de abril de 2006; Mariela Pérez Valenzuela & René Pérez Massola, «Condecora Hugo Chávez a destacados colaboradores cubanos de la Salud», 22 de abril de 2006

[9] Prensa Latina, «Chávez anuncia inicio de la revolución de la vivienda», 26 de marzo de 2006; El Nuevo Herald, «Chávez promete miles de viviendas para pobres», 26 de marzo de 2006

[10] Agencia Bolivariana de Noticias, «Chávez: Hacemos viviendas dignas, no soluciones habitacionales», 26 de marzo de 2006; Agencia Bolivariana de Noticias, «Minvih destinará Bs. 478 millardos para 7 mil viviendas en Miranda», 26 de marzo de 2006

[11] Agencia Bolivariana de Noticias, «Consejo de Ministros aprobó cerca de Bs. 1 billón al despacho de la Vivienda», 3 de abril de 2006; Agencia Bolivariana de Noticias, «En lo que va de año 7 mil familias recibieron subsidio de compra de vivienda», 30 de marzo de 2006

[12] Agencia Bolivariana de Noticias, «Gobierno nacional aumentó cifra de pensionados de 387 a 849 mil en 7 años», 17 de febrero de 2006

[13] Agencia Bolivariana de Noticias, «Presidente expresó confianza en la Misión Madres del Barrio», 30 de marzo de 2006; Agencia Bolivariana de Noticias, «Nació Misión Madres del Barrio para beneficiar a 200 mil amas de casa en su inicio», 30 de marzo de 2006

[14] Agencia Bolivariana de Noticias, «Índice delictivo se redujo en más de 50%», 3 de abril de 2006

[15] Agencia Bolivariana de Noticias, «Aprobados 38.8 millardos de bolívares para Ministerio de Ambiente», 17 de abril de 2006

[16] Agencia Bolivariana de Noticias, «Gobierno asignó Bs. 5,30 billones a Plan Integral de Desarrollo Rural y Agrícola», 2 de abril de 2006

[17] Agencia Bolivariana de Noticias, «Microcréditos bancarios aumentaron 4,36% en marzo», 21 de abril de 2006

[18] Agencia Bolivariana de Noticias, «Chávez reiteró el exhorto a liquidar el burocratismo y la corrupción», 24 de abril de 2006

[19] EFE, «Chávez dará petróleo a alcaldes sandinistas», 24 de abril de 2006; Agencia Bolivariana de Noticias, «Venezuela firmará convenios con 151 alcaldías de Nicaragua este martes», 23 de abril de 2006

[20] Agencia Bolivariana de Noticias, «Venezuela y El Salvador firmaron acuerdos energéticos», 20 de marzo de 2006

[21] El Nuevo Herald, «Chávez ofrece ayuda a Haití», 6 mars 2006; Agencia Bolivariana de Noticias, «Chávez y Preval analizan incorporación de Haití a Petrocaribe», 24 de abril de 2006

[22] John Christoffersen, «Hugo Chávez gana amigos entre los estadounidenses pobres», El Nuevo Herald, 22 de febrero de 2006

[23] Ibid.; Granma, «Estadounidenses beneficiados con petróleo venezolano intercambian con Chávez», 24 de abril de 2006; Agencia Bolivariana de Noticias, «Embajador Álvarez: Ayuda a pobres de EEUU no significa pérdidas para Venezuela», 22 de abril de 2006

[24] Ibid

[25] Agencia Bolivariana de Noticias, «Indígenas estadounidenses agradecen a Venezuela entrega de combustible a bajo costo», 22 de abril de 2006

[26] Agencia Bolivariana de Noticias, «Venezuela recibe premio por apoyo a sectores desasistidos de EEUU», 15 de marzo de 2006

[27] Andrew Miga, «Sospechan que plan de Chávez tiene fines políticos», El Nuevo Herald, 18 de febrero de 2006

[28] Eduardo Castillo, «Mayas apuestan a “Milagro” de Venezuela para ver», El Nuevo Herald, 4 de abril de 2006; Agencia Bolivariana de Noticias, «Misión Milagro cubano-venezolana llegó a Nicaragua», 9 de marzo de 2006

[29] Ibid

Salim Lamrani

Salim Lamrani Profesor, a cargo de cursos en las universidades Paris-Descartes y Paris-Est Marne-la-Vallée. Último libro publicado: Cuba. Les médias face au défi de l’impartialité (Estrella, 2013).

 
Washington se queda solo en la cuestión venezolana
Washington se queda solo en la cuestión venezolana
Derrota del «smart power» en Venezuela
 
«Detrás de esos estudiantes se esconde la oposición golpista»
«Detrás de esos estudiantes se esconde la oposición golpista»
Nueva intentona desestabilizadora contra Venezuela
 
«La Revolución Bolivariana seguirá su curso y la dirección que trazó el Presidente Chávez»
«La Revolución Bolivariana seguirá su curso y la dirección que trazó el Presidente Chávez»
Conversación con Ernesto Villegas, ministro de Información de la República Bolivariana de Venezuela
 
Alia2 en español

La Agencia Latinoamericana de Información y Análisis-dos (Alia2), es un medio de comunicación independiente, plural, que refleja la realidad venezolana y latinoamericana con ojos latinoamericanos, en diferentes formatos (texto, sonido, foto y video) e idiomas (inglés, francés, portugués, español).

Artículo bajo licencia Creative Commons

La Red Voltaire autoriza la reproducción de sus artículos a condición de que se cite la fuente y de que no sean modificados ni utilizados con fines comerciales (licencia CC BY-NC-ND).

Ayude a la Red Voltaire

Usted consulta nuestro sitio porque la calidad de sus artículos le ayuda a comprender los acontecimientos internacionales. Necesitamos su contribución personal para poder continuar nuestro trabajo.
Ayúdenos con su donación.

¿Cómo participar en la Red Voltaire?

La Red Voltaire se compone de voluntarios que no reciben remuneración.
- Autores: diplomáticos, economistas, geógrafos, historiadores, periodistas, militares, filósofos, sociólogos… Usted puede proponernos artículos.
- Si usted es traductor de nivel profesional, puede participar en la traducción de nuestros artículos.