Red Voltaire
Armas

Los nuevos misiles rusos «Smerch»

Entre los tipos de armamento y material bélico únicos de fabricación rusa destacan sistemas de lanzamiento múltiple de misiles, sobre todo el más potente de esta familia, el sistema Smerch (Torbellino), de 300 mm. de calibre, considerado un biznieto de los famosos misiles Katyusha. Y esto no es una exageración periodista.

+
JPEG - 7.5 KB

A raíz del 1939, cuando se entregó el patente Nº3603, del 9 abril, a los diseñadores rusos Andrei Kostikov, Ivan Gvay y Vasily Oborenkov por «Instalación mecánica para lanzamiento de proyectiles de propulsión a chorro de distintos calibres», la instalación que estrenó el 14 de julio del 1941, prácticamente arrasando la estación de ferrocarril Orsha con varios trenes con combustible, municiones y técnica nazis, Rusia lleva la delantera en la creación de sistemas de lanzamiento múltiple de misiles.

El biznieto de Katyusha, el sistema Smerch salió de tableros de dibujo en el 1986 y fue adoptado por las Fuerzas Armadas Rusas en 1989 como un descendiente directo de BM-13, BM-14, sistemas Grad, Uragán y sus modificaciones. Según Nikolay Makartsev, el director general de la empresa Splav, la diseñadora y productora de sistemas de lanzamisiles múltiples, en el ranking de popularidad en el mundo de armas estos productos suyos son segundos después del famoso Kalashnikov. Dicha afirmación ha venido a comprobase durante los últimos sucesos en el Oriente Próximo.

JPEG - 7.4 KB
Cohetes Katyusha, Segunda Guerra Mundial.

Lo curioso es que nadie ha reprochado a Rusia por haber vendido estas armas a paramilitares de Hezbollah. ¿A qué se debe eso? La realidad es que el sistema Grad, es decir un juego de varios tubos lanzadores de acero, montados en un chasis o sobre cualquiera otra plataforma, (así llamada versión guerrillera con 20 kilómetros de alcance) se fabrica y se vende en absoluta mayoría de casos sin licencia rusa, en más de una docena de países.

La planta Shtamp de Tula, cuyos 5% de su producción fueron los famosos samovares y otros 95% corrían a cargo de tubos lanzadores de misiles, dejó de fabricar estos últimos en la década de los 80 del siglo pasado. Así que ya hace tiempo que las guerrillas actuales han prescindido del armamento hecho en Rusia.

¿En qué radica la diferencia entre Smerch y sus antecedentes: sistemas Grad, Uragán y su análogo norteamericano? En primer término se trata del alcance y de la eficacia del fuego, así como de área de destrucción de personal y vehículos de combate adversarios. De hecho es un arma de nivel cualitativamente nuevo, muy superior a sus "antecesores" y prototipos extranjeros.

El sistema Grad tiene un alcance de 20 km. y cubre con una salva unas 4 hectáreas, mientras que los datos de Uragán son 35 y 29 respectivamente, los de MLRS norteamericano: 30 y 33. El alcance del Smerch es variable de 20 a 70 kilómetros, en algunas modificaciones llega a unos 100 km., mientras que el área que cubre una salva de doce misiles suyos es realmente gigantesca, 67 hectáreas.

Un cohete del Smerch pesa 800 kg.; el peso de su munición es de 280 kg. (como afirman los especialistas es una relación única entre el peso de la unidad propulsora y el de la munición). La cabeza del misil está cargada con 72 submuniciones de dos kilos de peso cada. El ángulo de arribada es totalmente vertical, de 90º, hecho que se ha logrado mediante un sistema de paracaídas; a diferencia de proyectiles convencionales, cuyo ángulo de impacto normalmente varía entre 30 y 60º. Una verdadera lluvia de estos de estos pequeños proyectiles convierte en una especie de zaranda los techos de vehículos blindados, carros de combate, cañones autopropulsados e incluso los compartimientos de motor de tanques, la parte más vulnerable de los últimos.

El sistema usa también otros tipos de cargas de combate: minas antipersonal y antitanque, cargas incendiarias, termobáricas e intelectuales, es decir capaces de localizar su blanco individual. Otra característica de estos misiles es que son fácilmente adaptables a radares para municiones de sistemas de lanzamiento múltiple de misiles Zoopark (Zoológico), al avión de reconocimiento radiotécnico A-50 (prototipo del sistema AWAKS norteamericano) y aparato aéreo no tripulado Kipchak (una tribu nómada en siglos medievales, vecino de Rusia).

A propósito, este último también es lanzado desde un tubo de Smerch y es capaz de mantenerse durante 20 minutos en vuelo estacionario sobre el campo de combate para trasmitir al puesto de cómputo y mando de la batería datos de nuevos objetivos, localizados en un área de 10 por 10 kilómetros. En conjunto con estos sistemas Smerch se convierte en arma de alta precisión y supera en eficacia de fuego incluso a misiles tácticos, hecho que nunca ha sido característico para sistemas de lanzamisiles múltiples.

¿A costa de qué se pudo aumentar tanto la precisión de Smerch? Todos los interesados conocen que el escollo principal para los diseñadores de sistemas análogos norteamericanos ha sido el alcance eficaz de 35-40 km., ya que la desviación a distancias mayores deja de ser controlable y por lo tanto el lanzamiento no tendrá sentido. Sin embargo el grupo de diseñadores de la empresa Splav, de Tula, encabezada a partir de la década de los 50 por célebre ingeniero ruso Alexandr Gánichev y después de su muerte en el 1983 por Guennadiy Dénezkin (Premio Lenin por el sistema Smerch), pudieron crear un cohete no guiado capaz de corregir su vuelo, previa introducción del ángulo de elevación y de la dirección.

Al ser solucionado este objetivo se han mejorado los parámetros de la precisión y desviación de Smerch en 2-3 veces aún en comparación con sistemas Grád y Uragán, sistemas de alcance mucho más corto. Al obtener los datos del blanco el sistema tarda en estar preparado para el lanzamiento sólo 3 minutos; el tiempo de disparo de una salva completa son 38 segundos, hecho que deja a dotación sentirse invulnerable al fuego de respuesta enemigo.

Cabe destacar que el sistema ha sido un fruto de coproducción, aunque la oficina de diseño de Splav y la ciudad de Tula han de considerarse sus padres. La rampa de lanzamiento 9А52-2 se ha diseñado en la ciudad de Perm, por la oficina de diseño de la planta Motovilijinskiy (el diseñador jefe Yuri Kalachnikov). Las pólvoras y el propelente sólido para el cohete se proyectó también se fabrican en Perm, en la planta Kirov (diseñador jefe Vitaliy Kolesnikov).

El sistema de cómputo ha sido diseñado en el instituto científico Signal, de Kovrov, encabezado por su Director General Yuri Sazikin. Todas estas personas se granjearon el premio Lenin (uno dos premios estatales más importantes) por sus méritos en el proyecto Smerch. El número total de empresas que se cooperan en el proyecto del Smerch, de 300 mm. de calibre, el más potente del mundo, asciende a unas 20, parte de las cuales son de ex repúblicas de la URSS, en particular de Bielorrusia.

Según la información disponible, el sistema Smerch se vendía sólo a la India y a Kuwait, después de la operación Tempestad del Desierto. Nadie tiene la licencia para su producción. Las instalaciones de Smerch no se encuentran cerca de las fronteras de Israel y si algún día aparecen por allí, habrá que tener en cuenta que serán de fabricación puramente pirata, al igual que los Grád "mesorientales".

Fuente
RIA Novosti (Rusia)

Viktor Litovkine

Viktor Litovkine Sirvió por 30 años en el Ejército Rojo y alcanzó el grado de coronel. Ex jefe de la sección Defensa en el diario Izvestia (de 1999 a 2002), y posteriormente en la agencia RIA-Novosti (de 2002 a 2007). Actualmente es redactor jefe adjunto en la Indépendant Military Review. Autor de numerosos libros y documentales.

 
La fiesta que costó muchas lágrimas
La fiesta que costó muchas lágrimas
Historia de la Segunda Guerra Mundial
 
OTAN quiere más dinero y efectivos
OTAN quiere más dinero y efectivos
La alianza atlántica utilizada y controlada en gran parte por el Pentágono
 

Artículo bajo licencia Creative Commons

La Red Voltaire autoriza la reproducción de sus artículos a condición de que se cite la fuente y de que no sean modificados ni utilizados con fines comerciales (licencia CC BY-NC-ND).

Ayude a la Red Voltaire

Usted consulta nuestro sitio porque la calidad de sus artículos le ayuda a comprender los acontecimientos internacionales. Necesitamos su contribución personal para poder continuar nuestro trabajo.
Ayúdenos con su donación.

¿Cómo participar en la Red Voltaire?

La Red Voltaire se compone de voluntarios que no reciben remuneración.
- Autores: diplomáticos, economistas, geógrafos, historiadores, periodistas, militares, filósofos, sociólogos… Usted puede proponernos artículos.
- Si usted es traductor de nivel profesional, puede participar en la traducción de nuestros artículos.

Extendiendo la guerra del gas en el Levante
«Ante nuestra mirada»
Extendiendo la guerra del gas en el Levante
por Thierry Meyssan
¿Yihad global contra los BRICS?
Nuevo "califato" del siglo XXI en Irak
¿Yihad global contra los BRICS?
por Alfredo Jalife-Rahme
Señal de Alerta
¿Despilfarro a manos llenas en Cultura?
por Herbert Mujica Rojas, Socios
 
Geopolítica del Banco BRICS
Geopolítica del Banco BRICS
por Ariel Noyola Rodríguez, Red Voltaire
 
Gaza: el gas en la mirilla
«El arte de la guerra»
Gaza: el gas en la mirilla
por Manlio Dinucci, Red Voltaire
 
Páginas Libres
Chorrillos: ciudadana Euribe denuncia atropellos
por Margot Euribe Martínez, Socios
 
Páginas Libres
Enérgica protesta ante JNE
por Alejandro Santa María, Socios
 
«Kurdistán»... pero al estilo israelí
«Ante nuestra mirada»
«Kurdistán»... pero al estilo israelí
por Thierry Meyssan, Red Voltaire