Red Voltaire

Cuba, Internet y Reporteros Sin Fronteras

Reporteros Sin Fronteras, una ONG francesa financiada por los Estados Unidos, continúa con su campaña mediática para denigrar a Cuba. Esta vez acusa a la isla de llevar a cabo una censura del Internet lo que constituye para RSF una prueba del carácter ditactorial del régimen castrista. Ahora para el investigador Salim Lamrani, si hay un problema de acceso a Internet en Cuba no es a causa de una situación política interna pero a causa de los elevados costos a consecuencia del bloqueo impuesto por los...Estados Unidos.

+
JPEG - 21.9 KB

Foto arriba: Salim Lamrani en la conferencia de Axis for Peace en 2005.
_______________________________________________

Decididamente, Reporteros Sin Fronteras (RSF) tiene una obsesión sin límites con Cuba. Desde hace varios años, esta organización lleva a cabo una campaña de ensañamiento desinformativo contra la isla del Caribe y su gobierno. Últimamente manipuló deliberadamente las palabras que pronunció el ministro cubano de Informática y Comunicación, Ramiro Valdés, durante su intervención –el 11 de febrero de 2007– en la XII Conferencia Internacional sobre Informática de La Habana, que reunió a más de 600 delegados procedentes de 58 países [1].

Manipulación de las palabras de Ramiro Valdés

“El ministro de Comunicación, Ramiro Valdés, declaró, el 12 de febrero de 2007 [sic], que consideraba Internet como una ‘herramienta de exterminio gobal’ (Tool for global extermination) y que había que controlar de manera imperativa este ‘arma salvaje’”, declaró RSF [2].

En realidad, el ministro cubano jamás pronunció semejantes palabras, como se puede comprobar fácilmente consultando su discurso. Denunció el uso belicoso y represivo que Washington hace de la Red para difundir propaganda guerrera a favor de las invasiones de Afganistán e Iraq y para “incrementar el control sobre gobiernos, empresas y personas, incluyendo al propio pueblo estadounidense”. Valdés subrayó que “el Pentágono, sin ningún reparo, ha declarado su decisión de incorporar un cuarto ejército a los cuerpos especializados de la guerra convencional. A los clásicos: Tierra, Mar y Aire se añade ahora el Ciberespacio”, consciente de la importancia creciente de este espacio de expresión alternativo [3].

Al contrario, señaló que “las tecnologías de la información y las comunicaciones estarán también en el centro de esta voluntad integracionista del área”. Valdés estigmatizó la utilización malsana de Internet que hace Estados Unidos y no la herramienta de información que es la Red. Insistió en el hecho de que era “imprescindible encontrar las alianzas estratégicas para hacer frente a los intentos hegemonistas en este nuevo campo de batalla” que amenazan “la soberanía de nuestros pueblos”. “Estas tecnologías se pueden constituir en un mecanismo de exterminio global pero, a pesar de los conocidos riesgos que entrañan, paradójicamente son imprescindibles para seguir avanzando por las sendas del desarrollo”, afirmó [4].

Valdés jamás calificó Internet de “arma salvaje”. Evocó de manera metafórica que “el potro salvaje de las nuevas tecnologías [podía] y [debía] ser dominado y las Infocomunicaciones puestas al servicio de la paz y el desarrollo” y no de la guerra, como es el caso de Estados Unidos [5]. En efecto, el Departamento de Defensa estadounidense anunció el 2 de noviembre de 2006 la creación de un Comando de Operaciones de las Fuerzas Aéreas para el Ciberespacio para reforzar la guerra electrónica pues, según el Teniente General Robert Elder que manda esta fuerza, “hay, sin lugar a dudas, mucho interés en utilizar el ciberespacio como un campo de batalla” [6].

Las verdaderas declaraciones del Ministro cubano

Así, las manipulaciones de RSF son evidentes. La organización que dirige Robert Ménard atribuyó a Valdés palabras que jamás pronunció. Además, ocultó cuidadosamente las verdaderas declaraciones, claras y sin ambigüedades, del ministro cubano sobre Internet. He aquí algunas: “La Red, no sólo está dando posibilidades de expresión a aquellos sectores silenciados por los grandes medios, sino que además difunde importantes mensajes a favor de aspectos cruciales para la humanidad como la paz, la protección del planeta y la justicia, por citar sólo tres. Se crean verdaderas comunidades de intercambio, solidaridad y cooperación en los más variados campos del saber humano” [7].

Valdés apuntó que “Internet podría convertirse en un vehículo para la realización de una revolución cultural y educativa que promueva el conocimiento, que promulgue educación, cultura, cooperación y solidaridad, junto a los valores éticos y morales que requiere este nuevo siglo, propugnando los sentimientos humanos más nobles y desechando las conductas inhumanas, egoístas e individualistas impuestas por el sistema capitalista, con Estados Unidos a la cabeza” [8].

El “informe” de RSF sobre Internet en Cuba

En cuanto a Internet en Cuba, “Reporteros Sin Fronteras señala que el retraso de Cuba en materia de Internet es consecuencia ante todo de la voluntad del gobierno de controlar la circulación de la información en su territorio. Con menos de dos internautas por cada 100 habitantes, Cuba figura entre los países más atrasados en materia de Internet. Es de lejos el más desfavorecido de Latinoamérica –Costa Rica es 13 veces mejor– y se sitúa al nivel de Uganda o de Sri Lanka” [9].

Estas afirmaciones de RSF no se derivan de un estudio minucioso y comparativo del desarrollo de Internet a través del mundo. No, sólo se trata de una alegación arbitraria que no se basa en ninguna investigación y que se halla completamente desconectada de la realidad. Ningún organismo internacional ha dado jamás tales cifras. Otra vez, RSF se contenta con machacar la propaganda estadounidense contra el archipiélago del Caribe.

Una realidad diferente

En Cuba, cerca de 2 millones de niños y adolescentes tienen acceso diariamente a Internet en sus escuelas, todas equipadas con un aula informática dotada de material de última generación. En Cuba, existen 146 escuelas en las regiones más apartadas del país a las que asiste un solo alumno y todas disponen de un laboratorio informático. En Cuba también existen clubes informáticos comunitarios gratuitos en cada una de las municipalidades de la nación que frecuentan cientos de miles de personas. Una pregunta de puro sentido común: si el gobierno cubano deseara “controlar la circulación de la información en su territorio”, ¿por qué gastaría varios millones de dólares para universalizar el acceso a la informática y a Internet? [10].

RSF minimiza cuidadosamente el principal freno al desarrollo de Internet en Cuba que son las sanciones económicas despiadadas que Estados Unidos impone a la población del país desde 1960. Cuba no pudo conectarse a Internet hasta 1996 pues antes una cláusula del bloqueo económico le impedía tener acceso a la red internacional controlada por Estados Unidos. Pero el acceso cubano está condicionado por la ley Torricelli que estipula que cada megabit comprado a una empresa estadounidense debe recibir previamente la aprobación del Departamento del Tesoro. Todo contraventor está sujeto a sanciones sumamente disuasorias. Además hay que recordar que más del 80% del tráfico de Internet pasa por servidores estadounidenses [11].

Por otra parte, Estados Unidos niega a Cuba el uso de su cable submarino de fibra óptica que bordea el archipiélago. Así, la isla está obligada a conectarse vía satélite, lo que reduce la velocidad de la comunicación y multiplica su precio por cuatro. Para una pequeña nación del Tercer Mundo asediada desde hace cerca de medio siglo, los efectos no son despreciables. De la misma forma, Cuba está obligada a procurarse las nuevas tecnologías a través de terceros países a causa de las sanciones económicas, lo que aumenta sustancialmente su precio. Tampoco hay que olvidarse de que Estados Unidos produce cerca del 60% de los softwares del mundo y que Microsoft controla el sistema operativo del 90% de las computadoras del planeta [12].

Toda esta realidad la censura deliberadamente RSF. ¿Cómo iba a ser diferente de una organización que Washington financia mediante la fundación pantalla de la CIA que es la “National Endowment for Democracy” (NED)? ¿Acaso se puede esperar otra cosa de una entidad que recibe varias decenas de miles de dólares por parte de la extrema derecha cubana como por ejemplo el “Center for a Free Cuba”, que dirige Franck Calzón, él mismo antiguo director de la Fundación Nacional Cubano Americana, una organización terrorista responsable de numerosos atentados contra Cuba? [13]

RSF jamás ha denunciado el hecho de que Washington utiliza Internet para infligir sanciones que pueden llegar hasta 10 años de cárcel a sus propios ciudadanos que cometen el imperdonable crimen de viajar a Cuba y que compran su billete en la Red. Varias agencias de viajes que proponían paquetes turísticos a Cuba vieron su sitio Internet bloqueado en Estados Unidos. RSF nunca se ha conmovido por tal atentado a la libertad de expresión y jamás ha condenado las sanciones económicas contra Cuba [14].

El otro “informe objetivo” de RSF sobre Internet

El 19 de octubre de 2006, RSF publicó un “informe” sobre Internet en Cuba que “demuestra que las autoridades impiden deliberadamente el acceso a la Red”. Aquí también la organización, que pretende ser objetiva y apolítica, no explica por qué el único país sobre el cual emite un “informe” –que brilla por su ligereza– es Cuba. Pero lo más interesante es que este propio informe tendencioso, salpicado de contradicciones y de falsedades manifiestas, reconoce al fin que es posible en Cuba tener “acceso a prácticamente todos los sitios de información, lemonde.fr, bbc.com, el Nuevo Herald (un diario de Miami [controlado por la extrema derecha batistiana]) e incluso a los sitios de los disidentes del régimen castrista” [15].

El informe añade: “Pruebas realizadas por Reporteros sin Fronteras mostraron que la mayor parte de los sitios de la oposición cubana, así como los de las organizaciones internacionales de los derechos humanos son accesibles mediante el servicio ‘internacional’. En China, mediante palabras clave se instalan filtros en la Red, lo que hace imposible, por ejemplo, descargar páginas que contienen palabras claves ‘subversivas’. La organización pudo averiguar, probando una serie de términos prohibidos en cibercafés, que no hay ningún sistema de ese tipo instalado en Cuba”. No obstante, RSF no explica por qué lleva entonces una campaña tan obsesiva sobre la supuesta censura de Internet en Cuba [17].

El informe también está lleno de burdas acusaciones: “En Cuba, pueden ser condenados a veinte años de cárcel por algunos artículos ‘contrarrevolucionarios’ publicados en sitios extranjeros y a cinco años por conectarse a la red de manera ilegal”. RSF multiplica las mentiras: “Los disidentes políticos y los periodistas independientes en general no están autorizados a ir a los cibercafés”. Cualquier persona que ha visitado un cibercafé en Cuba sabe a ciencia cierta que eso es falso. No se le pide ni nombre ni dirección, sólo el pago del tiempo que pasa navegando en Internet [17].

RSF sigue con el mismo tono y admite que la Sección de Intereses Norteamericanos (SINA) en La Habana proporciona una ayuda preciosa a los famosísimos disidentes: “Muchos de ellos utilizan, por consiguiente, la veintena de computadoras que se ponen a su disposición en la SINA [...]. Pero una sola visita a los locales de la diplomacia americana basta para ser considerado como un ‘enemigo de la revolución’”. Para RSF, la “diplomacia americana” no acoge a los opositores para subvertir el orden establecido y derrocar al gobierno. Sólo les brinda una mano desinteresada y altruista. Washington no defiende más que la democracia. Además, sus actividades a través del mundo y las actuaciones de Washington en Afganistán e Iraq son las pruebas irrefutables de esto [18].

En cualquier país del mundo, el hecho de frecuentar asiduamente a diplomáticos de una potencia extranjera –que, en este caso concreto declaró públicamente el 10 de julio de 2006 que se daba 18 meses para derrocar al gobierno– con el objetivo confesado de romper el orden constitucional es sinónimo de traición e implica las más severas sanciones. En Cuba, los legendarios “periodistas independientes” van cada semana a las oficinas de la SINA no para ejercer el oficio de profesional de la prensa sino para conspirar. Esos individuos no están animados por grandes sentimientos a favor de la libertad y la democracia. Las generosas retribuciones que ofrece Washington son sus principales fuentes de motivación. Hasta ahora, las autoridades cubanas se han mostrado más bien indulgentes. No habrá que asombrarse si en el futuro deciden aplicar la ley con rigor como fue el caso en marzo de 2003 [19].

Sobre este asunto, RSF sigue engañando a la opinión pública y le hace creer que las personas detenidas y condenadas a severas penas en 2003 por conspiración y por actuar como agentes de una potencia extranjera, no son sino “periodistas independientes”. Cita a 24 cuando en realidad sólo uno es realmente periodista (Julio César Gálvez Rodríguez). Además, esas personas fueron condenadas únicamente por recibir financiación de una nación enemiga y en ningún caso por pronunciar palabras heterodoxas al discurso oficial. Para persuadirse de ello, basta con leer las virulentas declaraciones contra el gobierno revolucionario que los famosos disidentes hacen cada semana en la prensa internacional, sin ser molestados por la justicia [20].

“Los agujeros negros de la Red”, según RSF

El 16 de noviembre de 2005, RSF publicaba “su lista de los 15 enemigos de Internet” en la que figuraban Arabia Saudí, Bielorrusia, Birmania, China, Corea del Norte, Cuba, Irán, Libia, las Maldivas, Nepal, Uzbekistán, Siria, Túnez, Turcomanistán y Vietnam. Por supuesto, la organización de Robert Ménard no indica de ninguna manera los criterios que tiene en cuenta para su selección [21].

Un año más tarde, en 2006, se publicaba una nueva lista de 13 países en la que ya no aparecía Libia. El informe de 2005, no obstante, era abrumador: “Desgraciadamente, en un país que no tolera ninguna prensa independiente, hubiera sido asombroso que la Red se desarrollara sin trabas. Así, los sitios de los disidentes libios en el exilio se bloquean sistemáticamente mediante filtros instalados por el poder. Más grave, las autoridades atacan ahora de manera dura a los internautas disidentes” [22].

El informe 2006 está en las antípodas del de 2005. “Después de una misión en el país, Reporteros sin Fronteras pudo constatar que el Internet libio ya no era censurado”, afirma la organización, sin ninguna otra explicación y sin publicar informe alguno. ¿Qué paso en un año para que RSF cambiara radicalmente de opinión a propósito de Libia? ¿Acaso Muamar Gadafi se ha vuelto un gran demócrata? ¿O simplemente normalizó sus relaciones con Washington y ahora forma parte de los aliados de la administración Bush? ¿Será la razón por la que ahora ya puede recibir buenas notas por parte de RSF? [23]

Así, la clasificación de RSF no es más que una farsa. El trabajo de la organización parisina no tiene nada que ver con la libertad de prensa sino que es ante todo una guerra ideológica al servicio de sus arrendadores que son Estados Unidos, entre otros.

El informe de OpenNet Iniciative

La fundación “OpenNet Initiative”, apadrinada por las muy conservadoras universidades de Harvard, Cambridge, Oxford y Toronto, funciona como un observatorio de la libertad de expresión en Internet. Según esta entidad, el 13% de los internautas del mundo no son libres de navegar por la Red, o sea 146 millones de personas. “OpenNet Iniciative” estableció una lista de 9 países represores que limitan el acceso a Internet y reprimen a los internautas. Se trata de China, Siria, Arabia Saudí, Birmania, Vietnam, Irán, Uzbekistán, Túnez y Yemén. Cuba no figura en esta lista [24].

Luego la fundación establece una lista de otras 22 naciones donde existen diferentes grados de control, entre las que se encuentran Reino Unido al rango 16, Francia al 17, Canadá al 18, Estados Unidos al 19 y Cuba sólo al rango 20 [25].

Más interesante aún, “OpenNet Initiative” detalla los obstáculos impuestos al acceso a Internet. Por ejemplo, Reino Unido filtra algunos contenidos para, según el gobierno británico, evitar la difusión de pornografía infantil. En cuanto a Francia, la administración filtra “sin decisión judicial” los contenidos de sitios de extrema derecha. Para Canadá, el control y los filtros existen en los colegios y las bibliotecas públicas. Por fin, para Cuba, es sólo el costo de la conexión para los particulares, que es “prohibitivo” [26].

La fundación no señala en ningún caso un control o filtros impuestos por el Estado cubano. Subraya que “en cambio los cubanos tienen total acceso a la intranet nacional. Pruebas preliminares indican que muy pocos sitios Web están bloqueados”. El único sitio Internet bloqueado es, según “OpenNet Initiative”, el de la organización terrorista de Florida “Brothers to the Rescue”. Así, el principal responsable de la restricción del acceso a Internet en Cuba no es sino... el propio gobierno de Estados Unidos que impone sanciones al país e impide el desarrollo tecnológico de la nación [27].

RSF sigue con su guerra de propaganda contra Cuba e intenta engañar a la opinión pública sobre la realidad de esta isla asediada. Permanece fiel a la agenda belicosa de la administración Bush contra el pueblo cubano pues Washington sabe mostrarse generoso con sus servidores.

Notas

[1] Reporters sans frontières, «Reporters sans frontières réagit aux déclarations du ministre de la Communication à propos d’Internet», 13 de febrero de 2007. http://www.rsf.org/20998 (sitio consultado el 13 de febrero de 2007).

[2] Ibid.

[3] Ramiro Valdés, «Discurso pronunciado por el Comandante de la Revolución, Ramiro Valdés Menéndez, Ministro de la Informática y las Comunicaciones en el Acto Inaugural de la XII Convención y Expo Internacional, Informática 2007», Ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba, 11 de febrero de 2007. http://www.cubaminrex.cu sitio consultado el 14 de febrero de 2007).

[4] Ibid.

[5] Ibid.

[6] Sara Wood, «New Air Force Command to Fight in Cyberspace», American Forces Press Service,U.S. Department of Defense, 3 de noviembre de 2006. http://www.defenselink.mil (sitio consultado el 27 de febrero de 2007).

[7] Ramiro Valdés, op. cit.

[8] Ibid.

[9] Reporters sans frontières, op. cit.

[10] Rosa Miriam Elizalde, «Cinco estratégias en el 2006: El Ejército de Estados Unidos está a la ofensiva en Internet», Rebelión, 12 de noviembre de 2006; Ramiro Valdés, op. cit.

[11] Ibid.

[12] Ibid.

[13] Reporters sans frontières, «Pourquoi s’intéresser autant à Cuba ? La réponse de Reporters sans frontières aux accusations des défenseurs du gouvernement cubain», 6 de julio de 2005. www.rsf.org/article.php3?id_... (sitio consultado el 15 de julio de 2005); Center for a Free Cuba, «About us», 2005. http://www.cubacenter.org/about_us/... (sitio consultado el 18 juillet 2005); National Endowment for Democracy, «Description of 2003 Grants: Latin America & the Caribbean», 2004. www.ned.org/grants/ (sitio consultado el 27 de Julio de 2005); United States Agency for International Development, «Appendix A: Descriptions of Cuba Program Grantee Activities», 2005. www.usaid.gov/locations/latin_america (sitio consultado el 25 de Julio de 2005); John M. Broder, «Political Meddling by Outsiders: Not New for U.S.», The New York Times, 31 de marzo de 1997, p. 1; Allen Weinstein, Washington Post, 22 de septiembre de 1991; Reporters sans frontières, «Lettre ouverte à ses détracteurs», Réseau Voltaire, 12 de septiembre de 2006.http://www.voltairenet.org/ (sitio consultado el 12 de septiembre de 2006).

[14] Felipe Pérez Roque, «La memoria corta dell’occidente», Latinoamerica, n°93, 8 de noviembre de 2005, p. 54.

[15] Reporters sans frontières, «Internet à Cuba: un Réseau sous surveillance», 19 de octubre de 2006. http://www.rsf.org/article (sitio consultado el 27 de febrero de 2007).

[16] Ibid.

[17] Ibid.

[18] Ibid.

[19] Condolezza Rice & Carlos Gutierrez, Commission for Assistance to a Free Cuba, (Washington: United States Department of State, julio de 2006).www.cafc.gov/.pdf (sitio consultado el 12 de julio de 2006); Nestor Ikeda, «EEUU dice que rehabilitará a Cuba en 18 meses», El Nuevo Herald, 10 de julio de 2006.

[20] El Nuevo Herald, “Mensaje de Payá destaca que en la isla hay desaparecidos”, 18 de marzo de 2005, p. 23A.

[21] Reporters sans frontières, «Reporters sans frontières rend publique sa liste des 15 ennemis d’Internet», 16 de noviembre de 2005. http://www.rsf.org/ (sitio consultado el 25 de febrero de 2007).

[22] Ibid.

[23] Reporters sans frontières, «La liste des 13 ennemis d’Internet», 7 de noviembre de 2006. http://www.rsf.org/article.19601 (sitio consultado el 28 de febrero de 2007).

[24] OpenNet Initiative, «Internet Filtering Map», noviembre de 2006. http://www.opennet.net/map/ (sitio consultado el 27 de febrero de 2007; José Ángel González, «Censura.net para 146 millones», 20minutos.es, 2 de noviembre de 2006.

[25] Ibid.

[26] Ibid.

[27] Ibid.

Revisado por Caty R.

Sobre Reporteros Sin Fronteras en la Red Voltaire
- « El peculiar concepto de Libertad de Expresión de reporteros Sin Fronteras », por Pascual Serrano (24 de Noviembre de 2004) (Alia 2)
- « La ONG Reporteros Sin Fronteras un caballo de Troya en la prensa independiente », por Benjamin Durand y Thierry Deronne (22 de Marzo de 2005)
- «Reporteros Sin Fronteras recibe financiamiento de EEUU», por Diana Barahona y Ernesto Carmona (22 de Marzo de 2005) (Alia 2)
- « Robert Ménard agente de la CIA según un periodista canadiense », por Jean Guy Allard (22 de Marzo de 2005) (IPI)
- « Cuando Reporteros Sin Fronteras encubre a la CIA », por Thierry Meyssan (27 de Abril de 2005)
- « Las mentiras de Reporteros Sin Fronteras », por Salim Lamrani (7 de Septiembre de 2005)
- « Servilismo sin Fronteras », por Carlos Martínez (31 de Enero de 2006) (ANC)
- « El silencio de Reporteros Sin Fronteras sobre el periodista torturado en Guantánamo », por Salim Lamrani (2 de Febrero de 2006)
- « Atacan a Cuba y Venezuela » (13 de Marzo de 2006) (UTPBA)
- « Financiado por Instituto Republicano Internacional », por Diana Barahona y Jeb Sprague (9 de Agosto de 2006)
- « Carta abierta de Reporteros Sin Fronteras, en respuesta a sus detractores » (19 de Septiembre de 2006)
- « ONG francesa Reporteros Sin Fronteras desacreditada », por Maxime Vivas (27 de Septiembre de 2006) (IPI)
- « Reporteros Sin Fronteras pero con contradicciones », por Salim Lamrani (4 de Octubre de 2006)
- « Periodista encarcelado por las tropas militares estadounidenses en Irak », por Salim Lamrani (4 de Octubre de 2006) (ANC)
- « Reporteros Sin Fronteras acude en auxilio de Dasquié y Brisard » (15 de Noviembre de 2006)
- « La guerra de desinformación de Reporteros sin Fronteras contra Venezuela », por Salim Lamrani (7 de Febrero de 2007)
- « Periodistas por encargo », por José Steinsleger (14 de Marzo de 2007) (ANC)
- « Cuba, Internet y Reporteros Sin Fronteras », por Salim Lamrani (21 de Marzo de 2007)
- « Reporteros sin fronteras... morales », por José Manzaneda (28 de Mayo de 2007) (ANC)
- « TELESUR desmonta discurso manipulado de informe de Reporteros Sin Fronteras » (8 de Junio de 2007) (ANC)
- « Reporteros Sin Fronteras y RCTV », por Salim Lamrani (6 de Julio de 2007)
- « Reporteros Sin Fronteras : Sí a la tortura », por Gennaro Carotenuto (30 de Agusto de 2007) (ANC)
- « Robert Ménard, de Reporteros Sin Fronteras, sigue los pasos de Washington y legitima la tortura », por Salim Lamrani (4 de Septiembre de 2007)

Salim Lamrani

Salim Lamrani Profesor, a cargo de cursos en las universidades Paris-Descartes y Paris-Est Marne-la-Vallée. Último libro publicado: Cuba. Les médias face au défi de l’impartialité (Estrella, 2013).

 
Washington se queda solo en la cuestión venezolana
Washington se queda solo en la cuestión venezolana
Derrota del «smart power» en Venezuela
 
«Detrás de esos estudiantes se esconde la oposición golpista»
«Detrás de esos estudiantes se esconde la oposición golpista»
Nueva intentona desestabilizadora contra Venezuela
 
«La Revolución Bolivariana seguirá su curso y la dirección que trazó el Presidente Chávez»
«La Revolución Bolivariana seguirá su curso y la dirección que trazó el Presidente Chávez»
Conversación con Ernesto Villegas, ministro de Información de la República Bolivariana de Venezuela
 
Red Voltaire

Voltaire, edición Internacional

Artículo bajo licencia Creative Commons

La Red Voltaire autoriza la reproducción de sus artículos a condición de que se cite la fuente y de que no sean modificados ni utilizados con fines comerciales (licencia CC BY-NC-ND).

Ayude a la Red Voltaire

Usted consulta nuestro sitio porque la calidad de sus artículos le ayuda a comprender los acontecimientos internacionales. Necesitamos su contribución personal para poder continuar nuestro trabajo.
Ayúdenos con su donación.

¿Cómo participar en la Red Voltaire?

La Red Voltaire se compone de voluntarios que no reciben remuneración.
- Si usted es traductor de nivel profesional, puede participar en la traducción de nuestros artículos.

Señal de Alerta
¡Alonso y sus primeros 28 años!
por Herbert Mujica Rojas, Socios
 
Páginas Libres
¿Esperamos golpiza a parlamentaria o ministra?
por Zully Pinchi Ramírez, Socios
 
Páginas Libres
El "mestizaje": ¿una mula de Troya?
por Javier Lajo Lazo, Socios
 
Demócratas y republicanos aprueban juntos el rearme anti-ruso de Estados Unidos
«El arte de la guerra»
Demócratas y republicanos aprueban juntos el rearme anti-ruso de Estados Unidos
por Manlio Dinucci, Red Voltaire
 
Señal de Alerta
Arraigo contra potenciales pillos en las alturas
por Herbert Mujica Rojas, Socios
 
Páginas Libres
¿Quién envió a Cuba sino el líder AG?
por Guillermo Olivera Díaz, Socios
 
Señal de Alerta
Surco: absurdas ordenanzas impiden licencias de construcción
por Herbert Mujica Rojas, Socios