Red Voltaire

¿Quién se esconde tras la nada transparente Transparency International?

+

La prensa internacional comenta el último informe de Transparency International sobre la corrupción a través del mundo. Pero acepta las conclusiones de ese documento sin plantear la más mínima interrogante sobre sus autores, su metodología y sus fines. Transparency International se presenta a sí misma como «una organización de la sociedad civil global que dirige la lucha contra la corrupción». En otras palabras, su misión es abrir nuevos mercados a las multinacionales acusando de corrupción a los gobiernos que se les resistan y, en definitiva, favorecer la globalización económica.

Aunque dice ser una organización no gubernamental, Transparency International es un organismo dependiente de la National Endowment for Democracy (NED), la principal agencia de intervención legal de los gobiernos de Estados Unidos y Gran Bretaña. Por lo tanto, no resulta nada sorprendente que sus principales dirigentes estén íntimamente ligados a la CIA estadounidense y al MI6 británico.
Transparency International fue creada por Peter Eigen, un jurista alemán que trabajó 25 años en el Banco Mundial antes de convertirse en consultante de la Fundación Ford, pantalla filantrópica de la CIA. El señor Eigen se enroló en la Carnegie Endowment for International Peace, otra pantalla de la CIA. Pero lo más importante es que se convirtió en uno de los administradores de Crown Agents (literalmente, los Agentes de la Corona), un antiguo servicio de la Corona británica, privatizado en 1997, que se encarga de prestar asistencia en cuestiones de privatización a los gobiernos extranjeros. Fue así que Peter Eigen desempeñó un papel esencial en el proceso de privatización de la economía iraquí bajo la ocupación anglosajona, mientras que Crown Agents hacía el papel de subcontratista de la USAID. Peter Eigen está casado con Gesine Schwan, catedrática alemana especializada en la denuncia del antiamericanismo y candidata derrotada del SPD a la presidencia de la RFA.

La canadiense Huguerre Labelle es la sucesora de Eiguen en la presidencia de Transparency Intertional. La señora Labelle presidió anteriormente la Agencia canadiense Para el Desarrollo Internacional, o sea la homóloga canadiense de la USAID. Peter Eigen creó un Consejo Consultivo que sirve de aval a Transparency International y del que forman parte, además de sus amigos de Crown Agents y de la fundación Carnegie, el ex presidente de Alemania, Richard von Weizsäcker; el ex presidente de Estados Unidos, Jimmy Carter, y el director general de la Organización Mundial del Comercio (OMC) Pascal Lamy, entre otros. Transparency International tiene filiales en un centenar de países, pero la más importante es, por supuesto, la de Estados Unidos, fundada por personajes cuyo perfil es más que elocuente: Frank Vogt, otro ex funcionario del Banco Mundial y turiferario de la globalización. Actualmente trabaja par el American Entreprise Institute junto a su amigo Paul Wolfowitz, ex director del Banco Mundial. Michael J. Hershman, ex oficial de la inteligencia militar. Fue el segundo hombre al mando de la USAID y hoy dirige la unidad antiterrorista de la Cámara de Comercio de Estados Unidos.

El presidente de la rama francesa de Transparency International es Daniel Lebeque, ex vicepresidente del BNP (Banco Nacional de París). En el consejo de administración encontramos al ex secretario general de la OCDE, Jean-Claude Paye, y en el alto consejo aparece el ex presidente del FMI (Fondo Monetario Internacional), Jacques de Larosiere, así como Pierre Rosanvallon, ex secretario general de la Fundación Saint-Simon. Transparency International es extremadamente discreta en lo tocante a su propio financiamiento. Lo cual es perfectamente normal ya que este proviene nada más y nada menos que de la National Endowment for Democracy (NED) y de la USAID, de la Fundación Soros y de la Fundación Ford, además de una serie de multinacionales –BP-Amoco, Exxon, Rio Tinto, Shell...– que son harto conocidas.

Red Voltaire

Voltaire, edición Internacional

Artículo bajo licencia Creative Commons

La Red Voltaire autoriza la reproducción de sus artículos a condición de que se cite la fuente y de que no sean modificados ni utilizados con fines comerciales (licencia CC BY-NC-ND).

Ayude a la Red Voltaire

Usted consulta nuestro sitio porque la calidad de sus artículos le ayuda a comprender los acontecimientos internacionales. Necesitamos su contribución personal para poder continuar nuestro trabajo.
Ayúdenos con su donación.

¿Cómo participar en la Red Voltaire?

La Red Voltaire se compone de voluntarios que no reciben remuneración.
- Si usted es traductor de nivel profesional, puede participar en la traducción de nuestros artículos.