Red Voltaire
«Tendencias del Oriente»

Un ataque estadounidense contra Siria sería un suicidio

| Beirut
+
JPEG - 27.5 KB

Por Ghaleb Kandil

El mando sirio prosigue la aplicación de sus nuevos planes siguiendo una programación política y militar adecuada y en medio de un clima popular resueltamente favorable al Estado y al presidente Bachar al-Assad, como confiesan las propias potencias occidentales.

En el campo de batalla, el Ejército Árabe Sirio está a punto de liquidar numerosos nidos de terroristas, incluyendo varios de sus puestos de mando. Los expertos estiman de forma unánime que la liberación de Oteiba –en el suroeste de Damasco– constituye un duro golpe para al-Qaeda y para su rama siria, el Frente al-Nusra. Al mismo tiempo, prosigue en Qoussair el derrumbe de las estructuras terroristas mientras las operaciones del ejercito continúan a un ritmo acelerado en las regiones rurales de Idlib y Alepo y en las ciudades de Homs y Alepo. En Daraa, Raqqa y Deir Ezzor, las tropas regulares están asestando duros golpes a los grupos armados. Los analistas subrayan que la recuperación de Homs y la liberación de la ciudad de Qoussair decidirán la batalla en la región central de Siria (las provincias de Homs y de Hama), que constituye la cuarta parte de la superficie del país. En la próxima fase, el ejército sirio tomará bajo su control varias grandes ciudades y sus alrededores, así como varios de los principales ejes de comunicaciones por carretera. Ese objetivo, que exige varios meses de esfuerzos, permitirá reactivar el ciclo económico y facilitar el regreso de los desplazados, que están viviendo en condiciones difíciles y humillantes en Líbano, Turquía y Jordania.

Las amenazas de Estados Unidos, con el falso pretexto de las armas químicas, buscan intimidar a Siria y a sus aliados –el Eje de la Resistencia y los países del grupo BRICS. Si después del fracaso de la guerra mundial que ha implementado a través de sus herramientas terroristas y de sus auxiliares regionales (Israel, Turquía y Jordania), Washington se decidiera a poner en ejecución sus amenazas de intervención militar en Siria, estaría cometiendo un grave error y un acto estúpido.

La evaluación científica de los opciones guerreras de Estados Unidos que tanto agita Barack Obama permiten una mejor comprensión de la actual correlación de fuerzas. Estados Unidos y sus aliados occidentales enfrentan actualmente enormes problemas económicos y financieros, que han exigido drásticas reducciones de los presupuestos militares. En cambio, el Eje de la Resistencia, que probablemente se implicaría de inmediato en el enfrentamiento en caso de ataque contra Siria, dispone de medios de disuasión lo suficientemente importantes como para provocar una guerra mundial. Ya desde el principio de la guerra contra Siria, cuando varios responsables estadounidenses acariciaron la idea de pasar de la guerra a través de intermediarios –mediante los grupos terroristas– a la confrontación directa –con uso de los ejércitos de la OTAN–, el ex secretario de Estado Henry Kissinger había lanzado una advertencia contra un conflicto de esa envergadura.

Los problemas estratégicos que plantearía la aparición de ese escenario conducen todos a las mismas respuestas: cualquier agresión contra Siria tendrá que enfrentar una resistencia feroz y global. La defensa antiaérea siria ya demostró su eficacia, en junio de 2012, derribando un avión turco a los pocos minutos de su entrada en el espacio aéreo sirio. Y los misiles sirios son capaces de golpear Israel, las bases estadounidenses en Turquía y Jordania así como los bastiones terroristas en Líbano. Algunos analistas piensan también que la Resistencia libanesa y el ejército sirio abrirían los frentes libaneses y sirios contra Israel. Sin olvidar los misiles iraníes y sus formidables capacidades, que pueden «reducir a polvo Tel Aviv», como ha dicho el Guía Supremo de la Revolución, el ayatollah Ali Khamenei, y bloquear las vías de transporte del petróleo. Esto provocaría el derrumbe de las economías occidentales. Estados Unidos teme por sobre todo que sean atacados los grandes pozos de petróleo y sus bases militares en el Golfo.

La interrogante que se plantea es saber cuál será la reacción de la flotilla rusa que se halla frente a las costas sirias.

Estos escenarios hacen pensar que las amenazas estadounidenses son esencialmente de carácter intimidatorio, aunque no se puede excluir la posibilidad de un acto estúpido. En todo caso, si la gran confrontación llegase a tener lugar, el desenlace sería una gravísima derrota para Occidente, lo cual sería catastrófico para Israel, para Turquía y también para todos los dirigentes de los países del Golfo y de Jordania implicados en la agresión. La resistencia de Siria ante ese tipo de guerra arrojaría los mismos resultados que la agresión tripartita de 1956 contra Egipto, episodio que puso fin al papel de Francia y del Reino Unido como potencias coloniales.

Huyen al Líbano 1 400 hombres del Frente al-Nusra

Las operaciones fulgurantes del Ejército Árabe Sirio en las regiones rurales de Homs, paralelamente a los progresos registrados en los alrededores de Damasco, han creado nuevas realidades en la frontera con el Líbano. Esa región está casi enteramente bajo control de las tropas regulares, que han bloqueado la mayoría de los senderos y pasos utilizados durante los 2 últimos años por la Corriente del Futuro y sus asociados de los servicios de inteligencia del Golfo y de los países de la OTAN para introducir en Siria cientos de toneladas de armas y miles de combatientes.

El resultado directo de esas nuevas realidades del terreno es que la plataforma de agresión contra Siria, instaurada por el ex primer ministro Saad Hariri, se está convirtiendo en un problema interno para el Líbano y está poniendo en peligro la seguridad de este último país.

En efecto, según varios servicios de seguridad, unos 1 400 miembros del Frente al-Nusra –adscrito a al-Qaeda– así como numerosos grupos armados, además de libaneses que lucharon en Siria, han buscado refugio en Líbano en su huida ante el avance de las tropas sirias.

La próxima ampliación de las operaciones del Ejército Árabe Sirio y la conquista de la totalidad de la ciudad de Homs abrirán una caja de Pandora repleta de secretos incómodos. La primera revelación es la presencia en Siria, en las filas de los grupos terroristas, de numerosos oficiales extranjeros y de los países del Golfo, así como de combatientes libaneses. Lo cual tendrá graves repercusiones en Líbano.

Toda persona sensata tendrá que reconocer que el poder libanés es en gran parte responsable de los peligros que el país enfrenta hoy en día. Las falsas vacilaciones de los dirigentes no tenían en realidad otro objetivo que disfrazar su complicidad, en respuesta a los pedidos extranjeros de que mirasen para otro lado para no ver lo que estaba sucediendo a lo largo de sus fronteras y en el norte del Líbano. Esa política ha conducido a la parálisis del Ejército Libanés, que se ha visto obligado a renunciar a su papel de guardián de la soberanía nacional y protector de la frontera.

La verdad que todos deben conocer en el Líbano –y actuar también en función de ella– es que el Estado sirio «apoyado por su pueblo», como ha dicho el ministro español de Relaciones Exteriores, está librando una guerra contra el colonialismo y luchando contra bandas terroristas y takfiristas en su propio suelo. Y ahora el Líbano se encuentra frente al peligro que constituyen esas mismas bandas terroristas.

Es también deber de todo gobierno libanés que se respete y que se preocupe por la defensa de los intereses de su propio pueblo luchar contra esos grupos terroristas que utilizan ciertas regiones [libanesas] como trampolín y como bases de retaguardia… porque en un futuro no muy lejano esos mismos terroristas van a decidir que ha llegado el momento de trasladar al Líbano su supuesta yihad.

Declaraciones y posiciones

Mijail Bogdanov, viceministro ruso de Relaciones Exteriores
«Si hay pruebas serias del uso de armas químicas en Siria, hay que presentarlas inmediatamente y no esconderlas. Hay que comprobar esos datos inmediatamente y conforme a criterios internacionales en vez de utilizarlos para alcanzar otros objetivos. No deben ser una coartada para una intervención en Siria. Tenemos que conocer la verdad y tener pruebas, en vez de basarnos en cosas que dice la prensa y que no están demostradas con hechos. Ya tenemos la experiencia de una intervención violenta en los asuntos iraquíes con el pretexto de que había armas de destrucción masiva en Irak, lo que a fin de cuentas resultó falso (…) En Moscú, hemos seguido de cerca la situación en Líbano y la designación del señor Salam. Esperamos que la unanimidad sobre su nominación se refleje en la formación del gobierno.»

Omran al-Zohbi, ministro sirio de Información
«Según los informes que tengo se han producido cambios cualitativos en todos los campos de batalla. A eso se debe el ruido que Estados Unidos ha estado haciendo durante las últimas 48 horas. Las declaraciones del secretario de Estado estadounidense y del gobierno británico no corresponden a la realidad y son mentiras descaradas. Quiero insistir nuevamente en que Siria nunca utilizaría armas químicas, no sólo porque respeta la legislación internacional y las leyes de la guerra sino por razones humanitarias y morales. Eso prueba una vez más que la política del gobiernos sirio está orientada en contra del uso de cualquier arma de destrucción masiva por ninguna de las partes: terroristas, Israel o cualquier otro país vecino. Las grandes potencias occidentales quieren repetir en Siria el escenario iraquí (…) Las estadísticas muestran que individuos de 29 países están luchando en Siria junto a los rebeldes. Actualmente hay en Siria unos 5 000 yihadistas yemenitas. Comandos libios, tunecinos, sauditas, turcos, libaneses, pero también británicos, franceses y australianos se encuentran en suelo sirio.»

Bechara Rai, patriarca maronita de Antioquia y de todo el Oriente
«El secuestro de dos obispos en Siria muestra cómo los cristianos, independientemente de las precauciones que tomen o de la neutralidad positiva que quieran asumir, acaban pagando el precio de la inestabilidad regional, sin que haya mediado la menor provocación de su parte. Muestra que, debido a la guerra en Siria, son rehenes virtuales y que en cualquier momento pueden convertirse en rehenes verdaderos. La guerra contra Irak, emprendida en nombre de la democracia, se tradujo en el éxodo de un millón de cristianos, o sea dos tercios de la población de origen cristiano. Juan Pablo II se pronunció inútilmente en contra de la expedición estadounidense declarando que: “La guerra es una derrota para la humanidad.” La democracia no puede ser injertada en un país, tiene que ser fruto de un proceso y de una madurez interna de los pueblos que aspiran a ella. El caos estimula las agresiones contra los cristianos, como sucedió en Irak y en Egipto, así como la emigración. La presencia cristiana en Oriente es una garantía para el Islam moderado.»

Walid Joumblatt, jefe del Partido Socialista Progresista
«Rogamos a la Resistencia, cuyos combatientes cayeron por centenares para liberar el sur del Líbano de la ocupación israelí y que obtuvo una victoria histórica, que reoriente sus armas en esa única dirección. La implicación inoportuna de las armas de la Resistencia en apoyo de un régimen puede desfigurar su historia militante, destruir el crédito político y popular que ha venido acumulando a lo largo de los años.»

Hussein Moussaoui, diputado del Hezbollah
«Los aliados de Estados Unidos y de Europa quieren impedir todo diálogo y provocar la continuación de las masacres en Siria, en interés de la entidad sionista. ¿Por qué no piden ustedes a sus amigos estadounidenses que ordenen a los mercenarios que no sigan bombardeando al-Qasr y Hermel, donde mujeres, niños y hombres se sacrifican en la lucha abierta contra los ocupantes sionistas y contra los amigos de los amigos estadounidenses de ustedes mismos? ¿Por qué no piden ustedes a sus queridos estadounidenses que ordenen la liberación inmediata de los peregrinos secuestrados entre Siria y Turquía, en violación de todos los valores humanos y de los derechos humanos?»

Adnane Mansour, ministro libanés de Relaciones Exteriores
«Los miembros del Hezbollah están únicamente en las localidades fronterizas libaneses para proteger a los ciudadanos y no participan en los combates en Siria.»

Revista de prensa

As-Safir (Diario libanés cercano a la mayoría), 26 de abril de 2013
Las declaraciones israelíes que acusan al Hezbollah de haber enviado un drone desde el territorio libanés han provocado un nuevo debate sobre el mensaje de ese hecho en materia de seguridad, de política y estrategia a nivel regional. El desmentido del Hezbollah sembró la confusión en las esferas decisionarias israelíes que al principio habían visto el envío del drone como un mensaje del Hezbollah. Los analistas se preguntan por lo tanto si otro actor regional ha querido sorprender a los israelíes con ese mensaje, independientemente de que su punto de partida haya sido el Líbano u otro país.
En espera de que ese importante hecho en materia de seguridad se aclare en las próximas horas, es importante notar que el escándalo mediático israelí tuvo sus efectos sobre la escena libanesa. Se difundieron a través de la televisión todo tipo de acusaciones contra el Hezbollah, acusaciones que seguramente irán en aumento en las próximas horas.
Al anunciar que había derribado el drone inmediatamente después de su despegue, Israel dio la impresión de estar necesitado de una victoria moral. Mientras que el Hezbollah, al dar muestras de sangre fría y con la publicación de su desmentido, ha dado rienda suelta a las hipótesis israelíes sobre qué parte sería capaz de realizar ese acto y sobre el mensaje que implica.

As-Safir , 25 de abril de 2013
El descubrimiento de yacimientos de gas y petróleo frente a las costas libaneses debe influir en el proceso de formación del gobierno [libanés]. En efecto, el ministerio de Energía se ha convertido en la cartera más codiciada y está siendo objeto de una prematura polémica entre la Corriente Patriótica Libre y los demás protagonistas. De ahí la necesidad de preservar ese recurso natural no sólo de los apetitos israelíes sino también de las luchas intestinas [libanesas]. Los informes presentados por un experto internacional de la compañía Spectrum, especializada en prospección petrolera, indican que la Zona Económica Exclusiva (ZEE) del Líbano parece contener cantidades de gas superiores a las detectadas en los yacimientos marítimos israelíes Tamar y Leviathan. Por su parte, el jefe de la delegación libanesa a cargo del seguimiento del tema de las fronteras marítimas, el general Abdel Rahman Chehaytali, lamentó el hecho que la puesta en marcha del mecanismo de licitación y perforación no haya estado acompañado de esfuerzos políticos tendientes a delimitar las fronteras marítimas.

An-Nahar (Diario libanéss cercano al 14 de Marzo)
Rosanna Bou Mouncef (26 de abril de 2013)
Al desmentir su responsabilidad en cuanto al envío del drone que sobrevoló Haifa, el Hezbollah sorprendió a los observadores. Ese partido se había abstenido en los últimos tiempos de desmentir las informaciones sobre sus actividades, como la concerniente a la visita del secretario del Hezbollah, Hassan Nasrallah, a Irán –anunciada por varios medios– sabiendo que los responsables de ese partido, al ser interrogados sobre ese tema, iban a desmentir la noticia.

An-Nahar , 24 de abril de 2013
El presidente del parlamento [libanés] Nabih Berry no convocará ninguna sesión plenaria antes del 15 de mayo. El fracaso de la subcomisión ha demostrado que las perspectivas están bloqueadas sembrando así la confusión en el seno de los diferentes partidos políticos, sobre todo a la luz de los sucesos en Siria y de la intransigencia de las fuerzas del 8 de Marzo. Según una fuente ministerial, la firmeza de Siria ha influido en la comisión ad hoc y quizás sobre el proceso de formación del gobierno y el entendimiento sobre un proyecto de ley electoral. La fuente no precisa sin embargo si la más reciente maniobra del 8 de Marzo era un intento de esquivar los recientes esfuerzos de Arabia Saudita. Fuentes parlamentarias han indicado que el parlamento tendría que examinar seriamente la manera de prorrogar su propio mandato para evitar así el vacío constitucional ya que lo ha sucedido en el seno de la subcomisión no permite prever la obtención de un acuerdo antes del 15 de mayo.

Al-Akhbar (Diario libanés cercano a la mayoría), 26 de abril de 2013
Ibrahim el-Amine
El hecho que el Hezbollah haya negado toda relación con el envío de un nuevo drone hacia Israel hace planear aún más dudas sobre ese asunto. El envío de un drone no puede disociarse de los acontecimientos regionales que se encadenan a un ritmo acelerado y que están relacionados esencialmente con los sucesos en Siria, sobre todo si se tiene en cuenta que la semana pasada Israel profirió amenazas vinculadas a su evaluación de la situación en Siria y a sus temores en cuanto a los riesgos que tendría que enfrentar [el propio Israel] en el frente del norte. Los autores de esa operación quieren mostrar músculo ante los israelíes para hacerles sentir el peligro que corren ante la eventualidad de una iniciativa de emprender operaciones militares contra las partes que se encuentran en el frente del norte, que se extiende desde el sur del Líbano hasta Teherán. Esa operación es un gesto provocador para el enemigo, cuya reacción carecía de claridad. El envío de ese drone tiene también por objetivo disuadir a Tel Aviv de tomar una medida en el momento y en el sitio equivocado, ya que los indicadores muestran que Israel se siente tentado a emprender una acción militar en contra de Siria, dadas las declaraciones israelíes que mencionan la utilización de armas químicas y la presencia de depósitos de cohetes pertenecientes al Hezbollah.
Las acusaciones que Israel lanzó de inmediato contra el Hezbollah tendrían como objetivo atribuir a ese partido la responsabilidad de cualquier reacción israelí. Pero hay que tener en cuenta que si el Hezbollah hubiese enviado el drone hacia el espacio aéreo israelí lo habría hecho con profesionalismo. El partido estaría, en ese caso, consciente de que era un mensaje provocador. Y estaría por lo tanto listo para responder a cualquier tipo de reacción de parte del enemigo.

Al-Akhbar , 23 de abril de 2013
El día de ayer habría que subrayarlo en el calendario como uno de los que pasan a formar parte de las «jornadas gloriosas». El 22 de abril de 2013, el Líbano anunció su entrada oficial en la guerra que se está librando en Siria. Los libaneses simplemente han decidido matarse entre sí en suelo sirio. En cuanto al Estado [libanés], es inexistente. Ningún responsable se atreve a interrogar al Hezbollah sobre lo que hace en territorio sirio y ningún “estadista” hace callar a los nuevos autores de fatwas.
Para la población de Ersal y de la Bekaa, el Hezbollah ya no es un partido de resistencia. Para los partidarios de la “revolución siria” en el centro y el oeste del valle de la Bekaa, el Hezbollah ya no es otra cosa que un participante en el derramamiento de sangre de Siria. La participación del Hezbollah en los combates en Siria no es vista con buenos ojos por un sector nada despreciable de los partidarios de la Resistencia en el Líbano y en el mundo árabe. Pero quienes lo acusan dan muestras con ello de una depravación sin precedentes, cuando –desde el primer día– ellos mismos participaron en el apoyo a los grupos armados en los planos político y mediático así como en materia de seguridad, en los aspectos militar y financiero.

Al-Watan (Diario sirio independiente), 25 de abril de 2013
Fuentes informadas han revelado que oficiales y pilotos turcos están participando en la batalla alrededor del aeropuerto de Minigh, en el norte de Alepo, con el apoyo de servicios de inteligencia árabes y extranjeros a través de los puestos de mando instalados en la frontera turca. El objetivo es apoderarse a toda costa de ese aeródromo para realzar la moral de los rebeldes, que han venido sufriendo reveses y pérdidas en posiciones estratégicas. Ese aeropuerto carece de valor militar pues hace tiempo que no se utiliza en misiones de combate, pero es una espina clavada en el flanco de los rebeldes debido a su emplazamiento, en pleno centro de la región que controlan.
Las mismas fuentes indicaron que la aviación destruyó ayer varias columnas de vehículos de los rebeldes provenientes de Deir Jamal y Ziara que trataban de reforzar el asedio al aeropuerto.
Los comités populares desempeñan un papel importante en la defensa del aeropuerto de Minigh. Desde las aldeas próximas de Nobol y Zahraa, decenas de miembros de esos comités acudieron el lunes en ayuda de la guarnición [del aeropuerto]. Varios resultaron muertos y se reportan unos 30 desaparecidos. Según los habitantes, los rebeldes mutilaron y expusieron los cuerpos de 3 miembros de esos comités en la ciudad de Azaz.

L’Orient-Le Jour (Diario libanés en lengua francesa cercano al 14 de Marzo), 23 de abril de 2013 __ El jeque Ahmad el Assir, imam salafista de la mezquita Bilal ben Rabah, anunció en una conferencia de prensa la formación de las «brigadas de la resistencia libre en Saida». «Llamo a todo el que se sienta amenazado por el Hezbollah a formar las células de 5 personas por unidad para defenderse», indicó el jeque, que también emitió una fatwa en la que autoriza a los «jóvenes libaneses residentes o emigrados a luchar para defender la localidad de Qousseir, en Siria».
El jeque salafista Salem Rifai también anunció, al término de una reunión de sus partidarios en Trípoli [Líbano], «el estado de movilización general para acudir en ayuda de los sunnitas agredidos en la región de Qousseir y sus alrededores, a través de toda forma de apoyo que permita preservar sus vidas y consolidar su presencia y su resistencia». «Esto se ha hecho necesario por deber legal, moral y humanitario, sobre todo desde que el Estado [libanés] renunció a sus responsabilidades en la defensa de sus ciudadanos», agregó el jeque. Igualmente reprochó a «los tres principales responsables del Estado libanés el haber permitido, con su silencio, la injerencia flagrante y directa del Hezbollah que agrede a los oprimidos, libaneses y sirios, en Qousseir, y haber legitimado la discordia confesional en el Líbano, lo cual amenaza la paz civil y la coexistencia».

Elnashra.com (Sitio informativo independiente libanés)
Antoine Hayek
Los llamados a la yihad no han influido en el curso de la crisis siria ni sobre la progresión estable del ejército, según confiesa el propio Observatorio Sirio de los Derechos Humanos (OSDH, de oposición). El avance de las tropas regulares hacia la ciudad de Qousseir para cercarla y hacerla caer militarmente es un viraje de la situación en contra de la oposición armada y de los países que la apoyan y va a cambiar el conjunto del panorama en Siria. Los rebeldes que han huido del infierno de los combates aseguran que el ejército sirio se apresta a liberar y limpiar rápidamente Boueida y Daiaa, las dos últimas ciudades que aún permanecen en manos [de los rebeldes]. La reconquista [de esas dos ciudades] permitirá cercar por los cuatro costados la ciudad de Qousseir, que constituye la principal plaza y el centro de mando de los rebeldes.
Los visitantes provenientes de Damasco estiman que la batalla de Qousseir constituye un viraje militar y estratégico en la crisis por las siguientes razones:

  1. La caída total de Qousseir, combinada con la de Daraya, Jdeidet Artouz y Jdeidet al-Fadl (en la Ghouta occidental) empuja a los rebeldes a más de 10 kilómetros de la capital, quedando esta última fuera del alcance de los disparos con morteros;
  2. La caída de la ciudad de Qousseir y de la región rural que la rodea provocará la caída de Homs y de una parte de su región rural, permitirá abrir la carretera Damasco-Homs y confiar la seguridad a los comités populares. De esa manera, las tropas de élite que luchan en Homs y Qoussair podrán concentrar sus esfuerzos en otros puntos;
  3. El restablecimiento de las líneas de abastecimiento entre Damasco y su región rural y entre Homs y sus zonas rurales permitirá trasladar la batalla hacia Hama, Alepo, Idleb, Qamichli y sus regiones rurales;
  4. Esos éxitos tendrán un importante efecto moral en el ejército sirio y le permitirán cerrar filas y retomar la iniciativa;
  5. Esos éxitos constituyen una importante carta en manos de los negociadores rusos e iraníes en todo tipo de solución, a corto o largo plazo.

Fuente
New Orient News

Artículo bajo licencia Creative Commons

La Red Voltaire autoriza la reproducción de sus artículos a condición de que se cite la fuente y de que no sean modificados ni utilizados con fines comerciales (licencia CC BY-NC-ND).

Ayude a la Red Voltaire

Usted consulta nuestro sitio porque la calidad de sus artículos le ayuda a comprender los acontecimientos internacionales. Necesitamos su contribución personal para poder continuar nuestro trabajo.
Ayúdenos con su donación.

¿Cómo participar en la Red Voltaire?

La Red Voltaire se compone de voluntarios que no reciben remuneración.
- Autores: diplomáticos, economistas, geógrafos, historiadores, periodistas, militares, filósofos, sociólogos… Usted puede proponernos artículos.
- Si usted es traductor de nivel profesional, puede participar en la traducción de nuestros artículos.

Extendiendo la guerra del gas en el Levante
«Ante nuestra mirada»
Extendiendo la guerra del gas en el Levante
por Thierry Meyssan
¿Yihad global contra los BRICS?
Nuevo "califato" del siglo XXI en Irak
¿Yihad global contra los BRICS?
por Alfredo Jalife-Rahme
Páginas Libres
De charcos, simpatías y admiraciones
Socios
 
Ucrania, objetivo enfocado
«El arte de la guerra»
Ucrania, objetivo enfocado
por Manlio Dinucci, Red Voltaire
 
Barack Obama se refiere a Ucrania y Gaza
Barack Obama se refiere a Ucrania y Gaza
por Barack Obama, Red Voltaire
 
Señal de Alerta
¿Despilfarro a manos llenas en Cultura?
por Herbert Mujica Rojas, Socios
 
Geopolítica del Banco BRICS
Geopolítica del Banco BRICS
por Ariel Noyola Rodríguez, Red Voltaire