Red Voltaire
«Tendencias del Oriente»

Caen las máscaras: Israel y los terroristas luchan juntos en Siria

| Beirut (Líbano)
+
JPEG - 20.5 KB

Caen las máscaras en Siria. Las fuerzas armadas de Israel entraron directamente en la lucha del lado de los grupos terroristas a raíz del fracaso de estos últimos en la misión que les había dado la alianza que conforman la OTAN, las petromonarquías del Golfo y el propio Israel, bajo la dirección de Estados Unidos.

La aviación israelí desató un intenso bombardeo, en la noche del sábado al domingo, contra varios objetivos militares y civiles sirios causando decenas de víctimas mortales. La televisión rusa Russia Today habla de 300 muertos, entre ellos numerosos militares, como resultado de los ataques israelíes contra un depósito de armas y municiones, cuarteles y posiciones de la defensa antiaérea en la periferia de Damasco. Según informes seguros, cerca de 40 aviones participaron en esos ataques, que constituyen una franca violación de la soberanía de un país independiente.

Los ataques aéreos israelíes se producen después de una serie de reveses estratégicos infligidos a los grupos terroristas en las regiones de Damasco y de Homs, donde las estructuras de mando construidas durante los últimos 15 meses a golpes de miles de millones de dólares provenientes de los países del Golfo y gracias a los miles de toneladas de armas sacados de los arsenales de la OTAN, de Libia y de Croacia se derrumbaron en cuestión de semanas, junto con las esperanzas de la OTAN de lograr derrocar el régimen sirio.

Ante la desbandada de sus auxiliares, Israel no tenía otra opción que lanzarse directamente en la batalla, con pretextos fútiles: impedir que las armas químicas caigan en «manos poco seguras», evitar la entrega de armas al Hezbollah… argumentos que se mencionaron el domingo para justificar la agresión israelí.

Pero la verdadera explicación es otra. Hace varias semanas que los dirigentes israelíes venían multiplicando las declaraciones y llamando a Occidente a tomar medidas urgentes para derrocar el régimen del presidente Bachar al-Assad, sobre todo desde que el ejército sirio retomó la iniciativa en el plano militar.

La coordinación entre los israelíes y los grupos terroristas se manifestó claramente durante el ataque aéreo de la noche del sábado al domingo. En cuanto los aviones israelíes dispararon sus misiles y largaron sus bombas, cientos de terroristas trataron de tomar por asalto los puntos de control del ejército para entrar en Damasco. Pero se estrellaron contra el ejército sirio, que los rechazó fácilmente.

La aparición en público del presidente sirio, el sábado y por segunda vez en 3 días, ilustra ese cambio estratégico en el terreno. El líder sirio tuvo un verdadero recibimiento popular en la universidad de Damasco, donde miles de estudiantes lo acogieron como un héroe durante la inauguración de un monumento a la memoria de las decenas de estudiantes asesinados por los terroristas en Alepo, en Damasco y otros lugares.

A pesar de las presiones que el lobby proisraelí ejerce en Washington, Barack Obama no muestra entusiasmo ante la idea de meterse en una nueva guerra por causa de Israel, cuando acaba precisamente de salir del lodazal iraquí y se prepara para abandonar el pantano afgano. El sábado, en Costa Rica, incluso dijo claramente que no tenía previsto el envío de soldados estadounidenses a Siria aunque se demostrase que el régimen de Assad ha utilizado sus armas químicas. «No vislumbro un escenario en que soldados americanos [estadounidenses] en suelo sirio sean algo positivo para Estados Unidos, ni tampoco para Siria», declaró el señor Obama. Sobre todo cuando los sondeos demuestran que los estadounidenses son mayoritariamente hostiles a una intervención de Washington en Siria. Sólo un 10% de las personas interrogadas en un sondeo a través de Internet entre el 16 de abril y el 1º de mayo estiman que Washington debería intervenir en los combates, mientras que el 61% se pronuncian contra cualquier intervención. Pero Obama dio luz verde a Tel Aviv repitiendo nuevamente la eterna cantinela sobre «el derecho de Israel a defenderse».

Ante la gravedad de la agresión israelí, el mando político y militar sirio sostuvo el domingo una reunión de urgencia para examinar las posibles respuestas, mientras que la Liga y los países árabes observaban un silencio sepulcral, luego de haber removido cielo y tierra durante más de 2 años para supuestamente «defender el pueblo sirio y su derecho a la libertad». Únicamente Irán reaccionó condenando enérgicamente la agresión israelí y declarando que Siria «no está ni estará sola ante las agresiones israelíes».

El viceministro sirio de Relaciones Exteriores Faysal al-Moqdad calificó el ataque israelí de «declaración de guerra» y agregó que Siria se reserva el derecho de responder «en el lugar y momento oportunos».

A pesar de la ayuda israelí llegada del cielo, los terroristas siguen retrocediendo en todos los frentes ante el ejército sirio. Al sur de Alepo, las tropas regulares tomaron la localidad de Hreibil, en la provincia de Homs. También entraron en los barrios sur y este de la ciudad de Qoussair, última posición donde los terroristas están aún presentes después de haber sido expulsados del resto de la región. Según los primeros informes, numerosos terroristas de diversas nacionalidades han resultado muertos o han sido capturados.

Occidente contra los cristianos del Oriente

Por Ghaleb Kandil

El cambio político cualitativo que ha surgido al calor de las discusiones alrededor de la ley electoral es la unanimidad intercristiana sobre una representación electoral justa y equitativa, contrariamente a las reglas aplicadas desde las elecciones de 1992.

Se ha visto claramente, a través de las declaraciones e intervenciones de la embajadora de Estados Unidos, que Occidente –incluyendo a Francia– se niega a satisfacer ese reclamo cristiano, expresado en comunicados publicados por la Iglesia maronita, con el respaldo de las principales fuerzas políticas y bajo la égida del cardenal Bechara Rai. El apego de Washington a la llamada ley de 1960 es muestra de su temor ante el posible surgimiento en el Líbano de una nueva correlación de fuerzas al calor de la ley ortodoxa o de la introducción del escrutinio proporcional y en detrimento de la influencia occidental. Esa influencia, que se había cristalizado en el harirismo, se ha replegado hoy hacia el llamado bloque de los «centristas».

Los estadounidenses vinculan su propia visión de la situación existente en el Líbano a la evolución de su propia guerra contra Siria. Los intentos de golpear a la Resistencia en el Líbano y en la región ocupan un lugar central en el plan estadounidense-sionista y de sus auxiliares locales. Desde hace 2 años y medio, Occidente, Israel y sus lacayos esperan que se produzcan en el campo de batalla sirio acontecimientos dramáticos que les permitan imponer un cambio de la situación política en Líbano que abra el camino a una invasión israelí que liquidaría la resistencia. Es por eso que Occidente prefiere, por el momento, mantener las ecuaciones existentes ya que la adopción de cualquier otra que haga justicia a los cristianos permitiría una mejor representación de las corrientes patrióticas existentes en el seno de las comunidades sunnitas y drusas. Las realidades que saldrían a flote con una ley electoral justa impondrían una nueva correlación de fuerzas que crearía una red de protección alrededor de la Resistencia.

La actual actitud de los países occidentales ante los cristianos del Líbano desmiente la ilusión que prevaleció durante siglos sobre un Occidente protector de los cristianos. Es evidente que las nuevas opciones occidentales descansan en una alianza con la organización internacional de la Hermandad Musulmana, basada en la protección de Israel y en el apoyo a los grupos takfiristas que están minando el Estado sirio. Ese plan constituye una clarísima amenaza para la presencia cristiana del Oriente, que ha demostrado su apego a esta tierra y a las constantes nacionales a través de dirigentes como Michel Aoun y Suleiman Frangié, con la bendición del patriarca Bechara Rai.

Informaciones vehiculadas por diversas fuentes han indicado que el ex presidente francés Nicolas Sarkozy propuso al patriarca Rai una extraña solución para proteger a los cristianos del peligro takfirista. Aquella solución consistía en organizar el éxodo de los cristianos hacia Occidente. Sarkozy se sorprendió al parecer ante el apego del cardenal a las raíces orientales y su rechazo hacia la agresión contra el único Estado laico del Levante, que no es otro que Siria. Desde entonces ha venido acentuándose el despertar de los cristianos del Oriente ante el peligro takfirista, mientras que Occidente sigue metido hasta el cuello en sus propios cálculos, en los que sólo cuentan los intereses de Israel.

Declaraciones y expresión de posiciones

Hassan Nasrallah, secretario general del Hezbollah
«Se habla de movilización militar en la región. Según nuestro punto de vista, hay indicios inquietantes sobre un ataque contra Gaza a raíz de las declaraciones de Estados Unidos y de los países del Golfo sobre una reactivación del proceso de paz. Habitualmente, cuando se producen esas declaraciones es porque se está preparando una guerra contra Gaza para cambiar las reglas del juego. Así que yo llamo a los combatientes y hermanos de Gaza a mantenerse vigilantes. En pocas palabras, quien piense que la Resistencia libanesa se encuentra debilitada por la crisis siria se equivoca. La Resistencia se mantiene vigilante y con la voluntad y la decisión necesarias para defender la patria y los logros alcanzados a lo largo de los últimos 30 años. Y saldremos victoriosos de toda posible guerra. En cuanto a Siria, es un tema peligroso, no sólo para Siria sino también para el Líbano, para Gaza y para todos los países de la región. Si tenemos en cuenta los acontecimientos en el terreno y las posiciones políticas internacionales desde hace 2 años, llegaremos a una sola conclusión: el objetivo de lo que pasa en Siria ya no es sacar a Siria del Eje de la Resistencia o de la ecuación del conflicto israelo-palestino. El único objetivo de quienes están detrás de esa guerra es la destrucción de Siria como sociedad, como dirección y ejército para convertir a Siria en un país débil, incapaz de administrar sus propios recursos naturales, como ya ha sucedido en varios países de la “primavera árabe”. Están tratando de instaurar regímenes dirigidos por grupos armados que reciben directivas de las potencias extranjeras. Yo me dirijo al pueblo sirio para decirle que la destrucción de Siria tiene como objetivo debilitar el papel de Siria en la región. A ese país, que era un componente importante en la adopción de decisiones en lo tocante al Líbano, a Palestina y en otros temas, se le quiere debilitar tratando de dividirlo. Lo que está sucediendo en Siria es una amenaza para Siria, para la causa palestina es una amenaza de liquidación, es una amenaza para el Líbano, Jordania, Irak y para todos los demás países de la región ya que Israel espera en su trono el momento propicio para recoger el fruto de esta crisis.
Los autoproclamados “Amigos de Siria” no dejan de apoyar con armas y dinero a los grupos armados e impiden que cualquier personalidad se exprese a favor del diálogo. En el terreno se han hecho malos cálculos sobre Siria. Decían que el régimen en Siria sería derrocado en 2 meses. Después hablaron de 2 meses más. Pero ya han pasado 2 años y la guerra sigue ensangrentando Siria. Algunos esperan a la cumbre Obama-Putin para imponer nuevas condiciones en el terreno. Ante lo que se ha dicho, yo puedo decir que ustedes no pueden derrocar militarmente a Damasco y que nuestro campo nunca ha llamado al régimen a resolver militarmente el conflicto, por una cuestión de principios y de visión. Así que, al cabo de 2 años, ustedes siguen siendo incapaces de decidir el conflicto por la vía militar, a pesar de que ustedes siguen combatiendo únicamente contra el ejército sirio y los comités populares. Por el momento, las fuerzas iraníes no han participado aún en los enfrentamientos. Sepan ustedes que Siria tiene, en la región y en el mundo, amigos verdaderos que no permitirán que Siria caiga en manos de Israel, de los estadounidenses y de los grupos takfiristas. Yo me dirijo a todos aquellos que dicen sentirse inquietos y preocupados por Siria en el mundo árabe. Ustedes tienen que actuar a favor de una solución política y del diálogo en Siria.
Pasemos al asunto del rif de Qousseir. La retirada del ejército sirio de ciertos puntos ha dejado a las familias libanesas ante los grupos armados. Se exhortó a una tregua entre ambos bandos pero los grupos armados siempre rompían esa tregua, con ayuda de ciertas partes libanesas. Hay quienes han comenzado a decretar fatwas llamando a la yihad en el rif de Qousseir. Sepan que decretan esas fatwas han hecho todo lo posible por cambiar la situación en Siria, pero ha sido en vano. Sepan que hay libaneses que han participado en combates contra los libaneses. A quienes nos exigen que dejemos al Estado libanés la misión de proteger a las familias libanesas les digo que el Estado no tiene la capacidad necesaria para protegerlas.
Nosotros no dejaremos a los libaneses del rif de Qousseir a merced de los grupos armados. En Damasco está el mausoleo de Sayeda Zaynab, la hija del profeta Mahoma. Hay posiciones de grupos armados que se hallan actualmente a unos cientos de metros del mausoleo y eso es un asunto muy delicado ya que esos grupos, entre los que se incluyen grupos salafistas, han anunciado que destruirán el mausoleo en cuanto logren acercarse a él. En Irak, los takfiristas bombardearon en Samarra los mausoleos de los dos imanes. La destrucción del mausoleo de Sayeda Zaynab tendría repercusiones muy graves y todo el mundo perdería el control de la situación. Los países que financian a esos grupos serán responsables y tienen que impedirles que destruyan el mausoleo. Por otro lado, hay jóvenes que están cayendo como mártires por defender esa tierra y que impiden así el estallido del conflicto confesional. Nuestro problema es con los grupos takfiristas que destruyen los lugares sagrados chiitas y sunnitas.
»

Barak Obama, presidente de Estados Unidos
«No vislumbro un escenario en que soldados americanos [estadounidenses] en suelo sirio sean algo positivo para Estados Unidos y ni siquiera para Siria. En general, como comandane en jefe no excluyo nada porque las circunstancias cambian y hay que estar seguros de que dispongo siempre de todo el poder de los Estados Unidos para defender los intereses de seguridad nacional americanos.»

Bechara Rai, patriarca maronita de Antioquia y de todo el Oriente
«Los libaneses son gente de paz y no de guerra. El Líbano es un país pequeño pero su mensaje al mundo es grande. Los libaneses sienten apego por la coexistencia y la union nacional. Los crimenes contra la humanidad cometidos en Siria son intolerables. Basta de guerra, de asesinatos y de emigracion en ese país. La comunidad internacional debe liberar a los dos obispos tomados como rehenes.»

Walid Joumblatt, jefe del Partido Socialista Progresista
«Sea cual sea el respaldo que recibe de Irán, el opresor no puede quedarse en el poder. Los iraníes no hacen más que retrasar lo inevitable. En vez de apoyar al opresor, la República Islámica debería más bien apoyar a los débiles y la causa palestina que dice defender. Es una gran decepción que sayyed Nasrallah haya decidido apoyar al régimen y sobre todo que sus armas, que apuntaban a Israel, estén hoy al servicio de un régimen agonizante. Me entristeció el último discurso del jefe del Hezbollah porque el sayyed, que en 2006 era un héroe para el mundo árabe e islámico, insiste en arruinar su propia reputación. ¿Por qué insiste en defender un régimen agonizante?»

Gebran Bassil, ministro libanés (CPL) de Energía
«Hemos realizado hasta ahora estudios sísmicos en 3D en más del 70% de nuestra Zona Exclusiva de Explotacion (ZEE). Creimos que había gas solamente en el sur del país pero hoy podemos afirmar con certeza que tenemos gas y petroleo en el norte, el centro y el sur del Líbano. Hemos empezado con muy pocos recursos pero esperamos obtener importantes beneficios en un futuro próximo para poder invertir en la infraestructura libanesa y pagar parte de nuestra deuda pública. Una parte de los ingresos provenientes de la explotación de los recursos off-shore irá a un fondo soberano. El Líbano está a punto de convertirse en un Estado petrolero. No permitiremos que nadie nos impida explotar nuestros recursos.»

Hechos

  • El diario libanés Al-Akhbar reporta que el director de un servicio de seguridad libanés «poco productivo» ordenó a una unidad dependiente de su departamento que recoja información sobre la red de telecomunicaciones de la Resistencia. Oficiales de ese servicio recibieron esas órdenes con asombro y se preguntan si el mencionado jefe desconoce las consecuencias que trajo esa cuestión en 2008. También se preguntaron quién sería el destinatario de esa información.
  • Según el diario sirio Al-Baas, los terroristas [Contras que operan en Siria] reunieron a los habitantes de Sarakeb, en la provincia de Idlib, cerca de las salidas del sur de la ciudad y esparcieron sobre ellos un polvo de origen desconocido que traían en bolsas, provocando en la gente síntomas de asfixia, temblores y problemas respiratorios. Varias de esas personas fueron trasladadas a hospitales en territorio turco para utilizarlas para acusar a las tropas gubernamentales [sirias] de haber utilizado armas químicas.

Revista de prensa

Al-Akhbar (Diario libanés cercano a la mayoría), 1º de mayo de 2013
Firas el-Choufi
El embajador de Rusia en Beirut, Alexander Zasipkin, se negó a comparar el nuevo papel de Rusia en Líbano con el de Estados Unidos, y sobre todo con el del ex secretario de Estado adjunto Jeffrey Feltman. Precisó al respecto que el viceministro [ruso] de Relaciones Exteriores Mijail Bogdanov se reunió indistintamente con personalidades libanesas de todas las tendencias. «Lo que nos interesa es la seguridad y la estabilidad del Líbano», dijo. «No tenemos problemas ni con el 8 de Marzo ni con el 14 de Marzo. Apoyamos la declaración de Baabda y el distanciamiento libanés de la crisis siria.»
Según el embajador Zasipkin, Rusia ha aprendido de la primavera árabe que «las elecciones libres no son el medio ideal para llegar a la democracia ya que la democracia es un proceso complejo que no sólo necesita elecciones libres sino instituciones y un despertar de los pueblos». «Algunos afirman que Rusia está del lado del eje chiita», declaró. «Nosotros no estamos con los chiitas ni contra los sunnitas. Somos un país laico de mayoría ortodoxa donde hay ciudadanos sunnitas. No podemos apoyar a una comunidad en contra de otra», dijo antes de agregar: «Hay quienes se focalizan en el papel del Hezbollah en Siria y en los informes según los cuales [el Hezbollah] está luchando junto al régimen sirio mientras que se niegan a ver el envío de armas y de combatientes a los que combaten al régimen. Es el gobierno sirio quien decide quién está violando su soberanía y está en su derecho, si así quiere hacerlo, de pedir ayuda al Hezbollah.»
Según el señor Zasipkin, «el gran pecado de Occidente es haber anunciado que el régimen sirio ya no era legítimo». «Hasta ahora, Rusia estima que el régimen es la única parte legítima en Siria», prosiguió. «Los rusos no defienden el régimen porque sea su aliado. Bachar al-Assad tenía muchas relaciones con París y no visitó Rusia hasta después de la retirada siria del Líbano. Y los regímenes árabes derrocados eran aliados de Occidente. Cuando nosotros [los rusos] aceptamos el establecimiento de una zona de exclusión aérea en Libia fue para proteger a los civiles. Pero Occidente tergiversó la resolución y la OTAN mató más civiles que Kadhafi. Rusia impedirá todo intervención en los asuntos internos de los países. No logramos impedir la injerencia extranjera en Yugoslavia ni la invasión de Irak, pero las cosas han cambiado ahora.»
El señor Zasipkin declaró que Rusia «no aceptará ninguna agresión extranjera contra Siria ni injerencia en sus asuntos internos y en el futuro tampoco aceptaremos ninguna intervención en los asuntos de países asiáticos, por ejemplo».
El diplomático ruso indicó que terroristas del mundo entero están llegando a Siria para luchar contra el régimen sirio. «Afirmar que armar a los rebeldes no significa apoyar el terrorismo es ilógico ya que, aún si existen matices entre los diferentes movimientos rebeldes todos luchan en la misma trinchera y las armas caen inevitablemente en manos de los terroristas», subrayó.

Al-Akhbar , 30 de abril de 2013
Nasser Charara
Prosigue el éxodo de los palestinos del campamento de refugiados de Yarmuk, cerca de Damasco. El 90% se ha instalado en el campamento de Ain el-Heloué, al este de Saida [Líbano]. Los servicios libaneses interesados han censado censado entre 2 500 y 3 000 familias, o sea entre 10 000 y 13 000 personas.
Informes de seguridad indican que emisarios de al-Qaeda han llegado a Ain el-Heloué para reunirse con responsables locales. Uno de esos emisarios sería Toufic Taha, conocido como Abou Mohammad. La delegación es portadora de un mensaje del alto mando de al-Qaeda donde se exhorta a «cerrar filas» en previsión del anuncio de la «movilización general ya que se acerca la hora H». Interpretando ese mensaje, los informes precisan que Ain el-Heloué no puede ser otra cosa que una fuente de «apoyo», o sea una reserva de apoyo logístico.
Paralelamente, fuentes de seguridad libanesas y palestinas reportan que el campo de entrenamiento instalado en la escuela de Al-Bahaa promovió hace poco un primer grupo de combatientes reclutados entre los refugiados palestinos. Esos elementos armados fueron vistos por primera vez, portando uniformes negros, batiéndose junto a los hombres de Bilal Badr –implicado en la preparación del proyecto de la rama libanesa del Frente al-Nusra– durante el último enfrentamiento con al-Fatah en el [mencionado] campamento. Ese grupo de unos 40 milicianos es dirigido por Haitman al-Chohabi y se desplegó en el barrio de al-Tiri, considerado como la línea de demarcación entre las zonas contraladas por los islamistas y las que se hallan bajo control de al-Fatah. Esos milicianos se posicionaron en ese barrio de forma permanente, lo cual hace pensar que la misión que se les ha asignado es tomar el control de ese sector después de expulsar de allí a las organizaciones que no sean islamistas. Parece que al-Nusra quiere repetir en Ain el-Heloué el escenario aplicado en el campamento de Yarmouk, donde expulsó al Frente Popular de Liberación de Palestina-Comando General [FPLP-CG] y se autoproclamó principal organización dirigente, concluyendo alianzas con varios grupos islamistas palestinos de menor envergadura.
El objetivo del Frente al-Nusra es tomar el control de 2 de los mayores campamentos de refugiados palestinos, en Líbano y en Siria, lo cual le daría cartas de triunfo para el proyecto de proclamación de un emirato islámico en «Bilad al-Cham» conforme a la exhortación del emir de al-Qaeda en Irak, Abou Bakr al-Baghdadi, y del jefe de esa organización, Ayman al-Zawahiri.

Ad-Diyar (Diario libanés cercano al 8 de Marzo), 3 de mayo de 2013
Los informes transmitidos al presidente del Parlamento [libanés], Nabih Berry, advirtiéndolo sobre [la existencia] de un plan de asesinato contra su persona, provienen de los servicios de inteligencia franceses. Dichos servicios habrían arrestado en Francia a un fundamentalista tunecino que había viajado a Beirut en varias ocasiones. Este habría confesado que trabajaba para una red basada en el campamento de refugiados palestinos de Ain el-Heloué, [red] que estaba preparando planes para asesinar a Berry en la carretera hacia el sur durante uno de sus desplazamientos entre su residencia de Ain el-Tiné, en Beirut, y Msayleh, en Nabatiya. Los franceses no parecen haber proporcionado detalles sobre las partes implicadas en ese proyecto. Pero ciertos indicios sugieren que Israel está tratando de atentar contra los chiitas moderados en Líbano, dado el papel que Nabih Berry ha desempeñado ante numerosos países del Golfo y en Europa intercediendo a favor del Hezbollah y sobre todo porque ha logrado convencer a varios países para que respalden al Hezbollah en el plano diplomático.

L’Orient-Le Jour (Diario libanés francófono cercano al 14 de Marzo)
Elie Masbounji, París
Según una fuente cercana al ministerio francés de Relaciones Exteriores, Francia no abordará el tema de la inclusión del Hezbollah en la lista europea de organizaciones terroristas antes de que las autoridades búlgaras publiquen conclusiones que incriminen a personas implicadas en el atentado. La participación de miembros del Hezbollah en combates en Siria no sería tomada en cuenta en la discusión de ese tema, según dijo la misma fuente.

L’Orient-Le Jour , 1º de mayo
Scarlett Haddad
El estancamiento en Líbano parece llamado a prolongarse. A esa conclusión llegan numerosos observadores que siguen de cerca los acontecimientos en Líbano y en la región. Según esos observadores, es sobre todo la situación en Siria lo que determina la sucesión de acontecimientos.
En ese sentido, el reciente avance del ejército sirio en el terreno –sobre todo alrededor de Damasco y en la región de Quosseir y de Homs, así como la reconquista por las fuerzas del régimen de la línea fronteriza al nivel de Ersal– han sido una gran decepción para las fuerzas de la oposición y para sus aliados regionales e internacionales. Mientras que los medios de prensa favorables a la oposición hablaban de la inminencia de la «gran batalla de Damasco», esta se ve ahora pospuesta hasta las calendas griegas y quien está avanzando en el terreno es el ejército regular.
Es, por cierto, fortalecido por esos progresos que el presidente sirio Bachar al-Assad habló a través de la televisión oficial siria poniendo condiciones y ofreciendo su visión de la solución. Para Estados Unidos –que en los últimos tiempos se había mantenido al margen del tema sirio–, los países árabes que respaldan a la oposición siria no han sido capaces de obtener victorias decisivas en el terreno. A pesar de las armas y los combatientes que han enviados a Siria en grandes cantidades, es el ejército [regular] el que está anotando puntos.
Los observadores estiman por lo tanto que, al ver que la oposición está perdiendo terreno, Estados Unidos ha decidido reaccionar reactivando el tema del uso de armas químicas por parte del régimen. Así que ese tema, mencionado hace algún tiempo antes de ser rápidamente descartado porque había posibilidades de que los gases químicos hubiesen sido utilizados en realidad por fuerzas de la oposición –específicamente en Khan el-Assal– está de nuevo encima la mesa. Según los mismos observadores, la idea sería utilizar ese tema como pretexto para una intervención directa en Siria desde dos direcciones: una a través de Jordania –limítrofe con la provincia [siria] de Deraa–, donde 200 marines están entrenando a miembros de la oposición, y la otra a través del Golán y de una parte del sur del Líbano, donde Israel comienza a preparar una acción que cortaría a la vez el paso al Hezbollah. No por casualidad el presidente sirio hizo una especie de advertencia a Jordania, que está poniéndose abiertamente del lado de la oposición llegando incluso a permitir que los drones israelíes utilicen su espacio aéreo.
El bando que apoya al régimen sirio reaccionó de inmediato multiplicando el envío de mensajes en todas direcciones. Se produjo, primeramente, la publicación de la foto de la entrevista entre el ayatola Khamenei y el secretario general del Hezbollah, [en la que ambos aparecen] de pie uno al lado del otro, intercambiando de igual a igual. Vino después la declaración del ayatola Khamenei diciendo que cualquier ataque contra Siria incendiará la región, incluyendo Tel Aviv. Y finalmente se produjo la prolongada gira del emisario del presidente ruso (Mijail Bogdanov) en la región y, sobre todo, en Líbano.
Bogdanov conoce bien a ciertas personalidades libanesas, desde su época como diplomático en la embajada de la URSS en Beirut, en los años 1960-1970. El principal mensaje de Bogdanov es que Rusia está presente en Líbano y que no abandonará ese país a la influencia estadounidense. Al mismo tiempo, Bogdanov tuvo una larga entrevista, que se prolongó hasta la madrugada, con sayyed Hassan Nasrallah. Esto da por cierto una idea de la importancia de ese encuentro y de su contenido estratégico ya que los dos hombres conversaron durante varias horas. El emisario del presidente Putin prestó particular atención al Hezbollah, lo cual ya constituye de por sí un mensaje político.
Según un diplomático que siguió de cerca los encuentros del emisario de Putin en Líbano, este se mostró notablemente más conversador con los representantes del 8 de Marzo y del CPL. El diplomático precisa que Bogdanov dijo a sus interlocutores que la crisis siria aún será larga y que no hay que poner demasiadas esperanzas en la próxima cumbre entre los presidentes de Estados Unidos y Rusia, Barack Obama y Vladimir Putin, prevista para el mes de junio.
Al contrario de lo que reportaron los medios de prensa del 14 de Marzo, [Bogdanov] no pidió al Hezbollah que deje de ayudar al régimen sirio. Por el contrario, en ese tema Rusia y el Hezbollah están en la misma trinchera. Y el emisario ruso insistió en el hecho que la única solución posible en Siria es política. Hay, por lo tanto, que hacer todo lo posible por favorecer el diálogo basado en el acuerdo de Ginebra, [acuerdo] que –según Bogdanov– Estados Unidos interpreta a su manera ya que ese acuerdo no prevé la salida previa del presidente sirio.

The Guardian (Diario británico), de mayo de 2013
Ian Black
Una de las características de la crisis siria es que Bachar al-Assad ha resultado ser mucho más resistente de lo que muchos se imaginaban. Los periodistas y comentaristas se han pasado los 2 últimos años haciendo malabarismo con un paisaje repleto de propaganda, de ilusiones e importantes dosis de afirmaciones piadosas, antes de darse cuenta por fin de que el presidente sirio tiene realmente el poder [necesario] para mantenerse.
El presidente Assad sigue teniendo aliados fieles y poderosos, como Hassan Nasrallah, el jefe del Hezbollah. Este último afirmó, el martes, que Siria tiene en el Eje de la Resistencia amigos verdaderos –como Rusia e Irán– que no permitirán que caiga.
Siria es el reflejo de un Medio Oriente donde siempre sucede todo lo que puede empeorar las cosas: masacres, éxodo de refugiados hacia Jordania, tensiones en el Líbano y en Irak, uso de armas químicas, riesgo de conflicto con Israel. La diplomacia es inexistente. Nadie cree en una solución negociada. Se está destruyendo a Siria.
Sería falso describir un ambiente optimista en Damasco –es una ciudad tensa y espantada, donde resuena constantemente el ruido de la guerra. Pero los círculos gubernamentales sirios piensan que sus argumentos empiezan a dar frutos ante la opinión pública local. Assad insistió desde el comienzo en que no estaba enfrentando una sublevación popular por la democracia y la libertad –el esquema de los primeros días de la primavera árabe– sino «bandas de terroristas armados» financiados por Arabia Saudita y Qatar, supuestamente aliados con Estados Unidos, Turquía e Israel.
Como toda propaganda exitosa, partes de esos argumentos eran ciertas y otras totalmente falsas. La enemistad árabe es muy real. Pero se ha exagerado el carácter islamista de la insurrección. Estados Unidos ha hecho mucho más que coordinar las entregas de armas con los países del Golfo.
Ahora, Assad dice que el enemigo es al-Qaeda y que Siria y Occidente deberían compartir la misma trinchera. Hay ciertamente indicios de que el Ejército Sirio Libre (ESL) está perdiendo terreno ante el frente yihadista Jabhat al-Nusra.
Aparte de la presencia de los amigos extranjeros, la resistencia del régimen sigue siendo un elemento importante de la imagen principal. El ejército regular ha realizado avances militares en los contraataques cerca de Idlib y Damasco y las líneas de abastecimiento de los rebeldes han sido duramente afectadas

Ria Novosti (Agencia de prensa rusa), 4 de mayo de 2013
Moscú vislumbra la preparación de una injerencia en los asuntos de Siria tras la idea del Consejo de Seguridad de la ONU de explotar la situación de los refugiados para crear corredores humanitarios y zonas de exclusión aérea, indicó el jefe de la diplomacia rusa, Serguei Lavrov. «Si el Consejo de Seguridad de la ONU quiere utilizar la situación de los refugiados sirios para promover ciertas ideas sobre la creación de corredores humanitarios y zonas de exclusión aérea, nosotros, los chinos y otros países vemos en eso la preparación de una intervención exterior», declaró Lavrov en una conferencia de prensa luego de un encuentro con su homólogo esloveno en Liubliana.
Por otra parte, el ministro ruso puso especial énfasis en recordar que las visitas a los campamentos de refugiados son asunto del Alto Comisariado de las Naciones Unidas para los Refugiados.

Fuente
New Orient News

Artículo bajo licencia Creative Commons

La Red Voltaire autoriza la reproducción de sus artículos a condición de que se cite la fuente y de que no sean modificados ni utilizados con fines comerciales (licencia CC BY-NC-ND).

Ayude a la Red Voltaire

Usted consulta nuestro sitio porque la calidad de sus artículos le ayuda a comprender los acontecimientos internacionales. Necesitamos su contribución personal para poder continuar nuestro trabajo.
Ayúdenos con su donación.

¿Cómo participar en la Red Voltaire?

La Red Voltaire se compone de voluntarios que no reciben remuneración.
- Autores: diplomáticos, economistas, geógrafos, historiadores, periodistas, militares, filósofos, sociólogos… Usted puede proponernos artículos.
- Si usted es traductor de nivel profesional, puede participar en la traducción de nuestros artículos.