Red Voltaire

Crisis e impunidad en el IMSS

En el sexenio pasado, cuando el panista Felipe Calderón ocupó la residencia oficial de Los Pinos, la corrupción, el abuso y el tráfico de influencias marcaron su gobierno. No podía ser de otra manera, ya lo había anunciado desde que, con elecciones amañadas, usurpó en 2006 la Presidencia de la República.

+

25. agosto, 2013 Miguel Badillo * / @badillo_contra Oficio de Papel

JPEG - 149.1 KB

do se permitía en nombre del gobierno federal. Lo mismo se cometían fraudes con el dinero público, se extorsionaba a empresarios, se sobornaba a funcionarios y se desviaban recursos del erario federal. El resultado fue el enriquecimiento ilícito de miles de servidores públicos de todas las áreas federales en 6 años de gobierno.

En ese cuadro de impunidad panista, las reservas y los fondos en el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) se han agotado, y el entorno demográfico y epidemiológico son factores de presión para la sociedad y para las finanzas del organismo fundado en 1943. De acuerdo con el último informe que entregó el exdirector Daniel Karam, se revela un panorama muy complicado para los jubilados y pensionados de este instituto médico, mientras que las autoridades culpan de la mala situación financiera al contrato colectivo de trabajo y al régimen de jubilaciones y pensiones.

En medio de esa crisis de corrupción, en donde la Secretaría de la Función Pública ha sido omisa y cómplice de una burocracia abusiva e impune, un destacado doctor y funcionario del IMSS, Carlos Cuevas García (actual director general del Hospital de Especialidades del Centro Médico Nacional Siglo XXI), fue suspendido hace 5 años (5 de noviembre de 2008) como profesor de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) por falsificar documentos de la máxima casa de estudios que lo acreditaban como participante en un curso de especialidades, con el propósito de obtener cargos superiores en instituciones de salud pública.

El acreditado doctor Cuevas García, quien es también neurólogo y médico personal de Daniel Karam desde que éste se desempeñó como director general del IMSS, había utilizado una supuesta constancia expedida por la Coordinación de Educación Médica Continua de la División de Estudios de Posgrado de la Facultad de Medicina de la UNAM, por su participación en el curso de Sistematización de Conocimientos Médicos.

Cuando este especialista en neurología fue descubierto por presentar documentos falsos, según se desprende de documentos de la Universidad Nacional, el jefe de la División de Estudios de Posgrado de la Facultad de Medicina de la UNAM, doctor Pelayo Vilar Puig, envió el oficio FMED/DEP/PVP/239/2008 –con fecha del 23 de octubre de 2008– al jefe de la Oficina de Dotación de Recursos Humanos del IMSS, Enrique Gaspariano Prieto, a quien le dice:

“Por instrucciones del Dr Enrique Graue Wiechers, director de la Facultad de Medicina de la UNAM, doy respuesta al oficio No. 37.90.01.71.00/CONF/2115, en el que solicita verificar la autenticidad de la constancia del curso: Sistematización de Conocimientos Médicos, impartido por la Coordinación de Educación Médica Continua. A favor del Dr Carlos Cuevas García.

“Al respecto le informo que con base en los registros documentales de dicho curso, en la copia de la constancia que presenta no coinciden los datos, la redacción, las horas y el nombre del módulo, motivo por el cual se puede concluir que es una constancia que está alterada, además en el curso mencionado no existe el módulo de Administración de Sistemas de Salud” (sic). Trece días después, el mismo doctor Pelayo envió otro oficio, el DEP/PVP/360/2008, al jefe de la Subdivisión de Especializaciones Médicas, DEP, doctor Leobardo C Ruiz Pérez, a quien le informa: “El Lic Enrique Gaspariano Prieto, jefe de la Oficina de Dotación de Recursos Humanos del IMSS en el DF, solicitó el 10 de octubre pasado a esta División se verificara la autenticidad de la constancia expedida por la Coordinación de Educación Médica Continua de nuestra Facultad, en agosto de 2006.

“La mencionada constancia fue presentada por el Dr Carlos Cuevas García, profesor de neurología del IMSS, con nombramiento de nuestra Facultad, acreditándolo como asistente al módulo de Administración de Sistemas de Salud, del curso Sistematización de Conocimientos Médicos. Anexa encontrará la contestación al respecto, que por sí sola se explica.

“El día de ayer me entrevisté con el Dr Cuevas García, y al solicitarle su versión, no dio respuesta congruente alguna, por lo que le ruego se suspenda su nombramiento de profesor, en tanto se aclara esta situación” (sic).

Un tercer oficio, el FMED/SEM/4284/2008, en poder de esta columna y fechado el 10 de noviembre de 2008, fue enviado por el doctor Leobardo C Ruiz Pérez a la jefa de la Unidad Administrativa, Graciela Zúñiga González, en donde le expone:

“Me permito informar a usted que la División de Estudios de Posgrado tomó la decisión de suspender el nombramiento del Dr Carlos Cuevas García, profesor titular del curso de especialización en neurología del Hospital de Especialidades del CMN Siglo XXI, IMSS, en virtud de haberse detectado una constancia, cuyos orígenes de legalidad están siendo investigados” (sic).

Allegados al doctor Cuevas afirman que hace 15 años llegó al Hospital de Especialidades como jefe de Neurología, cuando su director general era el doctor Ignacio Madrazo.

En 2004, Cuevas tuvo que abandonar su cargo en el Hospital de Especialidades, porque el director Jorge Castañón pidió su rescisión del contrato por acusaciones de robo de interferón de toxina botulínica; sin embargo, protegido por las autoridades de Salud, el doctor fue enviado al Hospital Carlos McGregor, en Gabriel Mancera, como jefe de Neurología.

Pero en 2006, el doctor Cuevas fue regresado al Hospital de Especialidades como director general por instrucciones del doctor Mario Madrazo.

Todos estos hechos fueron denunciados en su oportunidad ante la Secretaría de la Función Pública en donde determinaron archivar tales pruebas, que revelan, por lo menos, irregularidades en el IMSS y confirman que las autoridades universitarias determinaron separar al funcionario de sus responsabilidades académicas. Hasta la fecha, el doctor Cuevas sigue al frente de dicho hospital, en donde se le buscó para conocer su versión de estos hechos, pero hasta el cierre de edición no hubo respuesta.

*Periodista

25 de Agosto 2013

Instituciones de seguridad nacional, contra la población / ¿Guerra contra Irán, Irak y Siria? / Caso Ruta 100 a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos / El primer informe de Peña Nieto / Crisis e impunidad en el IMSS / Periodistas protegidos contra funcionarios y delincuencia / Cinco tesis sobre Assange, Manning y Snowden / La coalición Wojtyla-Reagan: la inserción de la mafia /

Artículo bajo licencia Creative Commons

La Red Voltaire autoriza la reproducción de sus artículos a condición de que se cite la fuente y de que no sean modificados ni utilizados con fines comerciales (licencia CC BY-NC-ND).

Ayude a la Red Voltaire

Usted consulta nuestro sitio porque la calidad de sus artículos le ayuda a comprender los acontecimientos internacionales. Necesitamos su contribución personal para poder continuar nuestro trabajo.
Ayúdenos con su donación.

¿Cómo participar en la Red Voltaire?

La Red Voltaire se compone de voluntarios que no reciben remuneración.
- Autores: diplomáticos, economistas, geógrafos, historiadores, periodistas, militares, filósofos, sociólogos… Usted puede proponernos artículos.
- Si usted es traductor de nivel profesional, puede participar en la traducción de nuestros artículos.

Páginas Libres
Del ayahuasca, su brujo
por Zully Pinchi Ramírez, Socios
 
Italia está comprando 90 aviones de guerra F-35
Italia está comprando 90 aviones de guerra F-35
por Manlio Dinucci, Red Voltaire
 
Jueves Cafetalero
Café: ¡US 100 millones en pérdidas!
por Cristóbal Llanos, Socios
 
El poderío marítimo de Roma
«El arte de la guerra»
El poderío marítimo de Roma
por Manlio Dinucci, Red Voltaire
 
Páginas Libres
¡Debate serio sobre minería!
por Iván Salas Rodríguez, Socios
 
Señal de Alerta
PJ sentencia reposición de trabajadores en Antapaccay
por Herbert Mujica Rojas, Socios