Red Voltaire

Los «shabihas» sirios nunca existieron

+

La cadena de televisión estadounidense NBC ha decidido repentinamente revisar la narración sobre el secuestro, en 2012, de su equipo en Siria.

Hasta ahora se nos había dicho que Richard Engel y sus asistentes habían sido secuestrados en Siria y retenidos durante 5 días por los «shabihas», que en la retórica de la propaganda atlantista son una especie de «milicia secreta de la dictadura». El periodista incluso precisaba que aquellos «shabihas» eran «chiitas» y que habían sido «entrenados por el Hezbollah libanés y los Guardianes de la Revolución iraníes».

Pero ahora resulta que todo no fue más que una serie de «errores de interpretación» (sic).

Lo interesante es que en cuanto se anunció la próxima publicación de una investigación del New York Times, la NBC emprendió un giro de 180 grados y admitió preventivamente que los secuestradores en realidad eran miembros del Ejército «Sirio» Libre –los «rebeldes moderados» organizados por Francia [1].

Por el momento, la prensa estadounidense sólo está cuestionando la interpretación del secuestro, en vez de preguntarse si el secuestro fue real o no.

Originalmente, el término árabe «shabihas» (que significa «fantasma») designaba a los contrabandistas de la región siria de Latakia, considerados fieles a la República Árabe Siria. Pero la prensa atlantista se apoderó de esa palabra árabe para acreditar la existencia de una «milicia secreta» del «régimen» que supuestamente aterrorizaba a la población. A raíz de ello numerosos sirios afirmaron haber sido «torturados» por esa supuesta milicia, haber sido «obligados a renunciar a su fe» y a «prosternarse» ante el retrato del «dictador alauita».

En su momento, el «testimonio» de Richard Engel, reportero estelar de la NBC, acabó por convencer a la opinión pública estadounidense, a pesar de que su relato era absurdo ya que el presidente sirio Bachar al-Assad encabeza además el partido Baas, organización política de carácter laico, razón por la cual jamás se le ocurriría hacer que lo adorasen como un dios.

El carácter fraudulento del testimonio del periodista estadounidense Richard Engel fue denunciado en su momento por personas de buena fe [2]. Pero la ensordecedora propaganda atlantista cubrió todas las voces sensatas que cuestionaban su versión.

El hecho es que hoy en día ya nadie se acuerda de los «shabihas», fantasmas inventados por la OTAN en el marco de su propaganda de guerra… y ya los medios de prensa empiezan a dudar si seguir utilizando la palabra «dictadura».

[1] “New Details on 2012 Kidnapping of NBC News Team in Syria”, Richard Engel, NBC, 16 de abril de 2015.

[2] “The adventures of Richard Engel”, Asad AbuKhalil, The Angry Arab News Service, 18 de diciembre de 2012.

Red Voltaire

Voltaire, edición Internacional

Artículo bajo licencia Creative Commons

La Red Voltaire autoriza la reproducción de sus artículos a condición de que se cite la fuente y de que no sean modificados ni utilizados con fines comerciales (licencia CC BY-NC-ND).

Ayude a la Red Voltaire

Usted consulta nuestro sitio porque la calidad de sus artículos le ayuda a comprender los acontecimientos internacionales. Necesitamos su contribución personal para poder continuar nuestro trabajo.
Ayúdenos con su donación.

¿Cómo participar en la Red Voltaire?

La Red Voltaire se compone de voluntarios que no reciben remuneración.
- Si usted es traductor de nivel profesional, puede participar en la traducción de nuestros artículos.

Señal de Alerta
Psicosocial: ¿pelea entre alanistas?
por Herbert Mujica Rojas, Socios
 
Páginas Libres
¡Evasión tributaria es un crimen!
por Luis Alberto Latínez, Socios
 
Páginas Libres
¡Constitución obliga a presidente Kuczynski a comparecer ante Comisión!
por Guillermo Olivera Díaz, Socios
 
Señal de Alerta
Piñera y el Memorándum García 2011
por Herbert Mujica Rojas, Socios
 
Señal de Alerta
Barata, ¿infarto calibre 38 ó 45?
por Herbert Mujica Rojas, Socios
 
Páginas Libres
¡Pillos quieren que Barata NO CANTE!
por Guillermo Olivera Díaz, Socios
 
Páginas Libres
¡Antejuicio político contra Fiscal de la Nación!
por Guillermo Olivera Díaz, Socios