Red Voltaire
Washington, Riad y Abu Dhabi también compran armas en Bulgaria

Sale a la luz una nueva vía del tráfico de armas destinadas a los yihadistas

Una investigación del BIRN revela que, desde 2011, Estados Unidos, Arabia Saudita y los Emiratos Árabes Unidos han comprado en Bulgaria armamento de tipo soviético por un monto de 600 millones de dólares para los grupos armados que operan contra la República Árabe Siria. Ese tráfico de armas contradice los principios de la Organización de Naciones Unidas que prohíben a todos los Estados miembros tratar de derrocar un gobierno mediante la entrega de armas a opositores internos o a mercenarios externos.

| Bucarest (Rumania)
+
JPEG - 45.1 KB

Desde el inicio de la guerra contra Siria, el gobierno de Estados Unidos ha comprado en Bulgaria armamento de tipo soviético por valor de 500 millones de euros. Eso incluye 18 000 lanzagranadas antitanques portátiles y 700 sistemas de misiles antitanques del tipo Konkurs.

Este armamento fue entregado a los «rebeldes sirios» por los llamados SOCOM (Special Operations Command del Pentágono.

Las compras se realizaron a través de una empresa tapadera de Delaware (Purple Shovel), perteneciente a Benjamin Worrell, agente –desde 1993– del grupo 902 de contrainsurgencia de Fort Meade, dependiente del US Army. Sorprendentemente, este armamento acabó en manos del Emirato Islámico [1]. En un artículo anterior habíamos mencionado la solicitud que la secretaria de Estado, Hillary Clinton, hizo a Croacia para que esta última equipara a los «rebeldes» sirios con armas antitanque, a través de Jordania [2]. En este momento, la mayor parte de esas armas están en manos del Emirato Islámico.

JPEG - 33.2 KB

Una investigación de Maria Petkova, publicada en Balkan Investigative Reporting Network (BIRN) [3], prueba que Bulgaria envía armas a grupos terroristas en Siria y a otro canal de Estados Unidos. Armamento antitanque, como los BGM-71 TOW estadounidenses, está llegando así a manos del Emirato Islámico, aunque Bulgaria –país miembro de la OTAN y de la coalición contra el Emirato Islámico que encabeza Estados Unidos– dice estar participando únicamente en las operaciones de ayuda humanitaria en Siria.

A partir de octubre de 2014, aviones de carga del tipo Boeing 747 Jumbo Jet, propiedad de la compañía aérea Saudi Arabian Cargo, comenzaron a aterrizar en el aeropuerto internacional de Sofía, la capital búlgara. Los documentos demuestran que hubo 2 vuelos sauditas de carga a finales de octubre de 2014 y uno en mayo de 2015. Según los planes de vuelo, los aviones sauditas despegaron vacíos del aeropuerto de Yedda para aterrizar en Sofía, donde fueron cargados bajo la estrecha vigilancia de un dispositivo de seguridad del ejército búlgaro, y despegaron con destino a Tabuk, un aeropuerto de Arabia Saudita, situado a 100 kilómetros de la frontera con Jordania.

Hecho interesante, las autorizaciones de sobrevuelo y de aterrizaje para estos aviones fueron concedidas por el ministerio de Defensa, cuando los vuelos de carga normales reciben sus autorizaciones de la autoridad de la Aviación Civil. Conforme al anexo 18 de la Convención de Chicago sobre la aviación civil internacional, el anexo III del reglamento del Consejo Europeo CEE n°3922 y el manual de la Organización de la Aviación Civil Internacional, Doc 9284 (Instrucciones técnicas para la seguridad del transporte de mercancías peligrosas por vía aérea), ese tipo de autorización concedida a los aviones extranjeros registrados como aviones civiles indica que esas aeronaves transportan mercancías peligrosas. Esos vuelos son considerados como vuelos especiales y reciben la misma prioridad que los aviones presidenciales. Así pudo observarse, en la pista de Sofía, el cargamento de cajas de tipo militar como las que se utilizan para transportar armas y municiones. Cada avión transportó alrededor de 80 toneladas de carga.

Posteriormente otros aviones de carga tipo Airbus A330F y Boeing 777F pertenecientes a la compañía Etihad Cargo, de los Emiratos Árabes Unidos, comenzaron a llegar al aeropuerto de Sofía bajo el mismo régimen especial. Estos aviones despegaban de Abu Dabi. Desde junio de 2015 hasta mediados de agosto de 2015, los aviones de carga de esa compañía efectuaron 5 veces esos vuelos especiales de carga desde Sofía. El 19 de octubre, un Airbus 330F de Etihad Cargo aterrizó en el aeropuerto de Burgas, en Bulgaria, y después de embarcar su cargamento especial, despegó con destino a la base aérea de Al-Dhafra, aeropuerto de destino de todos los vuelos de Etihad Cargo. En esta base aérea hay aviones franceses Rafale y aviones estadounidenses (como 5 aviones F-22) que bombardean los blancos del Emirato Islámico en Siria e Irak.

En el informe anual sobre las exportaciones de la industria militar de Bulgaria, publicado en agosto de 2015, aparece, en la primera parte del año, una entrega de armas valorada en 85 millones de euros a Arabia Saudita. Desde agosto hasta finales de 2015, también hubo entregas de armas a Arabia Saudita por valor de 29 millones de euros. El gobierno búlgaro reconoció haber expedido, durante el periodo 2014-2015, permisos de ventas de armas que tenían como utilizador final los Emiratos Árabes Unidos, además de las de Arabia Saudita. En 2014-2015, Bulgaria vendió armamento a los Emiratos Árabes Unidos por un monto de 30 millones.

Un informe de la ONU detalla la lista de mercancías transportadas desde Bulgaria hacia Arabia Saudita por un Boeing 747 Jumbo Jet de la compañía aérea Saudi Arabian Cargo. El avión contenía 827 ametralladoras con sistemas de montaje sobre camionetas Toyota y 120 sistemas antitanque SPG-9 [4]. Arabia Saudita y los Emiratos Árabes Unidos están equipados con armamento moderno, de fabricación occidental, lo cual excluye que la compra de armas búlgaras de tipo soviético esté destinada a sus propios ejércitos. Un alto oficial de inteligencia del ejército búlgaro reconoció ante BIRN que ese armamento está destinado a «la oposición siria» y que es posible que parte de ese armamento haya llegado a Yemen. De la misma manera que las armas provenientes de Croacia y de Bulgaria recientemente descubiertas en el arsenal del Emirato Islámico.

[1] “Report: Islamic State may have taken anti-tank weapons from Syrian rebels”, Thomas Gibbons-Neff, The Washington Post, 7 de septiembre de 2014

[2] «Pourquoi a-t-on admis la Croatie dans l’Union européenne ?», por Valentin Vasilescu, Réseau International, 12 de julio de 2013.

[3] “War Gains: Bulgarian Arms Add Fuel to Middle East Conflicts”, Maria Petkova, Balkan Investigative Reporting Network, 21 de diciembre de 2015.

[4] «Le mystère des milliers de camionnettes Toyota de l’EI», por Valentin Vasilescu, Réseau International, 9 de octubre de 2015.

Artículo bajo licencia Creative Commons

La Red Voltaire autoriza la reproducción de sus artículos a condición de que se cite la fuente y de que no sean modificados ni utilizados con fines comerciales (licencia CC BY-NC-ND).

Ayude a la Red Voltaire

Usted consulta nuestro sitio porque la calidad de sus artículos le ayuda a comprender los acontecimientos internacionales. Necesitamos su contribución personal para poder continuar nuestro trabajo.
Ayúdenos con su donación.

¿Cómo participar en la Red Voltaire?

La Red Voltaire se compone de voluntarios que no reciben remuneración.
- Si usted es traductor de nivel profesional, puede participar en la traducción de nuestros artículos.