Red Voltaire
Contralínea 25 de Abril de 2010
ENTREGAN ORO Y PLATA DE MÉXICO A TRASNACIONALES / Persiste vulnerabilidad de México ante pandemias / El año que México simuló una epidemia de influenza / Revelaciones del joyero del Señor de los Cielos / Inmuebles federales sin control / Programa de guarderías no beneficia a madres trabajadoras / Participación ciudadana del DF, un engaño / Confiscación de los bienes de manifestantes contra la guerra / Cambio climático profundiza miseria / El narco, en la estructura política del Estado mexicano / El periodismo en la mira / ¿Por fin una reforma constitucional en materia de derechos humanos? / Prepotente embestida de Televisa a Carmen Aristegui / Oficio de papel
15 artículos
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Segunda y última parte
La contrarreforma laboral
por Marcos Chávez M.
Ciudad de México (México) | 26 de abril de 2010
Ante individuos como Felipe Calderón y Javier Lozano, que brutalmente llevan hasta sus últimas consecuencias la instrumentación del proyecto neoliberal de nación, antisocial por definición, que sólo beneficia a los empresarios, sobre todo a la oligarquía, que desde el gobierno, los poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial, han declarado la guerra de clases a la mayoría y en ella emplean todos los aparatos del Estado, ¿realmente alguien puede creer que su propuesta de “reforma” laboral será bondadosa con los trabajadores?; ¿que contribuirá a mejorar simultáneamente la productividad con su bienestar y la dignificación del mercado laboral, por medio de la restauración de sus derechos consagrados –en letra y espíritu, por el artículo 123 constitucional, aunque acotados por la Ley Federal del Trabajo, unos y otros destruidos por los empresarios con la complicidad de los gobiernos priistas y panistas– a la creación de los empleos anualmente requeridos, estables, permanentes y con sus prestaciones (...)
 
 
 
15. El Martín Luis Guzmán periodista y villista Ciudad de México (México) | 26 de abril de 2010
En cuanto a libros, con motivo del bicentenario y el centenario, aparecen biografías como la investigada y escrita por Susana Quintanilla. Nos ofrece la trayectoria de Martín Luis Guzmán (1887-1976), villista consumado, quien vivió a caballo entre el periodista y el escritor atrapado en las erupciones de la violencia revolucionaria que arrasó al porfirismo y sus secuelas, como la continuación del antiguo régimen que quiso levantar cabeza en el victorianohuertismo y culminó en la etapa posrevolucionaria obregonistacallista. A éstas sobrevivió Martín Luis Guzmán y sobrellevó la metamorfosis de la paralización que devino en institucionalización, con el último estertor revolucionario-posrevolucionario del cardenismo, para en su senectud caer en brazos del díazordacismo, fascinado por una paz social que exhibió grietas con el aborto del autoritarismo en 1968 y 1971. Así cerró Martín Luis Guzmán su protagonismo que perdura en sus dos grandes (...)