Red Voltaire
15 de Agosto de 2010
En gobiernos panistas, 1 mil disidentes encarcelados / Un pueblo a cambio de una refinería / Hacienda, arma de “control político” / La guerra que México oculta / Descabezaron a la mafia de Comunicación federal / Hernán Cortés: los crímenes de la fe / Progreso científico y derechos humanos / Los desplazados por grandes represas / Osorno y las entrevistas sobre la Guardería ABC / ¿Autocrítica o demagogia? / Un pueblo a cambio de una refinería / Hacienda, arma de “control político” / La guerra que México oculta /
7 artículos
 
Ciudad de México (México) | 18 de agosto de 2010
Dice el refrán: “no se debe cambiar de caballo a la mitad del río”, pues equivale a dar el triple salto mortal sin red. Pero el cada vez menos presidente de la república (con el fantasma del golpismo militar rondando Los Pinos, por las muchas semejanzas con el alcohólico Victoriano Huerta) Felipe Calderón ha ejecutado decisiones al estilo del nazi Carl Schmitt, el de la teoría y práctica del “decisionismo político”. Ha despedido con elogios a personal clave de su primer entorno (¿si eran tan eficaces, por qué cesarlos con disfraz de renuncia?). Entre ellos, puso de patitas en la calle al jefe de la mafia de comunicación, compuesta por los 21 directores de comunicación del gobierno federal (casi todos por él nombrados), con manos libres en el manejo de millonarios presupuestos para (...)
 
 
 
 
 
07. Osorno y las entrevistas sobre la Guardería ABC Ciudad de México (México) | 18 de agosto de 2010
Existen textos que, al contarnos hechos nacidos de la más cruda realidad con una dramática y trágica envoltura, causan un tremendo dolor. Esto por la desesperante impotencia ante la impunidad que prevalece, el abuso del poder político y de cómo elude el Poder Judicial impartir justicia, porque se trata de responsables coludidos con esos poderes donde el factor común es el cargo del todopoderoso inquilino de Los Pinos. En este caso, del señor Calderón que, por salvar a la prima de su esposa, está arriesgando lo último que le resta de su infame presidencialismo, negándose a, cuando menos, cesar a los dos funcionarios federales que (con el desgobernador Bours y su clon Padrés, en Sonora) están implicados, jurídica y políticamente, como presuntos cómplices del pavoroso incendio de la Guardería ABC, donde murieron 49 niños y 79 más quedaron marcados de por vida. Es un libro en el que, página a página, Diego Enrique Osorno, periodista, escritor y poeta, nos cuenta con las voces de los padres de esos niños (...)