Red Voltaire
29 de abril de 2012
Precariedad laboral, a 12 años de panismo / Con el "presidente del empleo", más de 8 millones en la calle / Salario cae 42% durante el calderonismo / Periodismo mexicano, en Silencio forzado / Panismo:109 periodistas asesinados o desaparecidos / 1 de mayo: repudio al gobierno del “empleo”/ Oriente Medio: trabajadoras migrantes, sin salida / Afganistán, el periodismo peor que antes de la invasión de EU / Argentina y México: uno, soberano; el otro…/ Abren proceso a Villarreal en EU / Interpol tras tesorero de Moreira / Rechazo de consumo a Wal-Mart / El año en que vivimos peligrosamente... / Las democracias y los tribunales constitucionales / Los candidatos y sus partidos… ¿Sólo con dimes y diretes? / Diversidad biológica de México, en peligro de extinción / Santa Anna y sus modernos discípulos
14 artículos
 
 
 
 
 
 
 
 
 
29 de abril de 2012
La mitad del título de esta columna es del galardonado filme El año que vivimos peligrosamente, donde acompañan a una funcionaria estadunidense, un reportero con su pluma y libreta y uno gráfico para adentrarse en la locura de la guerra (Conrado Xalabarder, Enciclopedia de los Oscar, ediciones B, Barcelona, España). Viene muy a propósito del año que vivimos a partir de septiembre de 2011, donde las aguas electorales amenazan con desbordarse y sobre cuyas encrespadas olas zozobra la nave del Estado mexicano, con sus 110 millones a bordo; 90 millones de ellos en calidad de galeotes (los condenados que remaban en las galeras del barco) por sus bajísimos salarios, miseria, desempleo y la creciente amenaza de motín a bordo de los narcotraficantes que como piratas asaltan la nave, y los militares que en vano tratan de repelerlos y echarlos por la borda; amén de una clase política desatada en sus ambiciones para enriquecerse y agandallarse los poderes (...)
 
29 de abril de 2012
Para Alejandro Capdevielle Flores
Hans Kelsen (1881-1973) fue un demócrata, republicano, creador e integrante del primer Tribunal Constitucional moderno, y parteaguas del derecho positivo; y desde su célebre polémica con el nazi-fascista Carl Schmitt, las democracias se han pronunciado porque la última interpretación jurídica de la constitución corra a cargo de un órgano colegiado, de entre cinco y nueve jurisconsultos. Contrario a la propuesta de Schmitt, para quien la constitución debería ser defendida por el Führer, dictador, caudillo o quien ostente el poder absoluto en Estados antidemocráticos y antirrepublicanos, y quien en 1931 publicó: La defensa de la Constitución. Estudio acerca de las diversas especies y posibilidades de salvaguardia de la Constitución. Mismo año que Kelsen publicó su contundente, impecable e implacable ensayo: ¿Quién debe ser el defensor de la Constitución? Y un año después: La garantía jurisdiccional de la Constitución: La justicia (...)