Red Voltaire
01 de julio de 2012
Las cuentas pendientes de Vicente Fox / Auditan 12 contratos en Sedena / Israel entrena 50 efectivos mexicanos cada año / Datos personales de mexicanos, expuestos / Heredará el próximo gobierno litigios en Pemex / La derrota de la derecha en México / El privilegio de mandar, el derecho a desmantelar / Urge abrir la carrera de derecho en planteles de la UACM / El voto de los ausentes / Campaña de Vázquez Mota: derrota derechista / Rusia no apoyará aventura de Occidente contra Siria: gobierno de Putin / Minería canadiense, “amenaza ambiental en América Latina” / Gobierno guatemalteco y trasnacionales ocupan territorios indígenas.
13 artículos
01. Las cuentas pendientes de Vicente Fox 1ro de julio de 2012
A días de ser expulsado del Partido Acción Nacional, el expresidente Fox espera tener otro sexenio de impunidad. Sus correligionarios que ahora lo tachan de “desleal”, “rancio” y “miserable” son los mismos que hace 12 años lo llevaron al máximo cargo de representación popular en México, y que desde 2007 lo han mantenido al margen de la ley. Aún sin castigar, los excesos que cometió en la Presidencia: la remodelación de Los Pinos a favor de un amigo, los lujos de Marta Sahagún con cargo al erario, los negocios de los hijos de la otrora “pareja presidencial”. Cerrar en definitiva esos expedientes, objetivo del apoyo a Peña Nieto. El miedo a la apertura de una serie de investigaciones, incluida una indagatoria sobre las irregularidades del proceso electoral de 2006, origen de su campaña contra López (...)
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
11. El “acuerdo” Calderón-Televisa y anexas, a la basura 1ro de julio de 2012
El señor Calderón, a punto de irse de Los Pinos (y su búnker, construido para eludir riesgos ante el armamento de punta de los matones del narcotráfico), intentó imponer la censura previa, que la Constitución de los Estados Unidos Mexicanos prohíbe, a la información respecto a los hechos, actos y omisiones de su “no-guerra” contra la rebelión armada de las delincuencias, pero ha resultado un acuerdo fallido. Censura previa que “ninguna ley ni autoridad puede establecer”, pero que Calderón, Televisa y algunos otros medios de comunicación quisieron imponer en una complicidad pública, para evitar que los mexicanos, como opinión pública, estuvieran enterados. Con única finalidad de silenciar los homicidios culposos e imprudenciales que la subcultura jurídica del abogado jusnaturalista Calderón llama “daños (...)