Herbert Mujica Rojas, a quien defiendo ad honorem, el año 2007 escribió el urticante libro ¡Estafa al Perú! ¡Como robarse aeropuertos y vivir sin problemas!*, tras el cual siguieron varios artículos enjundiosos publicados en la prestigiosa red Voltaire.

Se trató de un trabajo periodístico de investigación, pues hasta hizo viajes al exterior y recopiló un sinfín de documentos, para denunciar la concesión oprobiosa que Alberto Fujimori hizo del Aeropuerto Internacional Jorge Chávez, a una empresita entonces desconocida en el medio: Lima Airport Partners (LAP), cuando aún no estaba inscrita como empresa en los Registros Públicos del Perú y su capital social apenas alcanzaba la ridícula –para el fin propuesto- suma de S/. 10,000.00 nuevos soles.

Por los mismos hechos, supuestamente ofensivos y que prohijarían daño moral, con el norte de acallar al periodista, arrinconarlo y de seguro sacarle dinero, LAP lo demandó triplemente, en la vía penal dos veces y una en la vía civil (9° Juzgado Penal, Exp. 64-2008; 21° J. Penal, Exp. 35649-09; y 16° Juzgado Civil, Exp. 45276-2007). En las 3 acciones se ventilan presuntos hechos difamatorios y daño moral en su también supuesto agravio.

En una querella penal, LAP junto a 2 personas más, solicitó S/. 1’000,000.00 de reparación civil para los tres, por difamación agravada, pues el uso de la Internet el Código Penal la reputa agravante. En la otra querella se reserva el “derecho de solicitar la indemnización (reparación civil) del caso, en la vía civil”.

Ante el 16° Juzgado Civil de Lima, LAP demandó a Mujica por Indemnización de Daños y Perjuicios, pidiendo $ 500,000 dólares USA, o sea, más de S/. 1’500,000.00 de nuevos soles al momento de plantear la demanda, según afirma, por los “daños generados a su prestigiosa reputación comercial…perjudicada seriamente”. No precisa en la demanda qué daños son los inferidos; cuál es el “perjuicio serio” ocasionado; no indica en cuánto han mermado sus ingresos, qué contratos ha perdido de suscribir o cuántos inquilinatos de stands del aeropuerto se le han resuelto e ido sus arrendatarios, por causa de su reputación venida a menos, por el libro y artículos del autor. ¡No precisa ni siquiera un solo daño concreto y su monto!

En una querella (9° J.P., Exp. 64-2008), el juzgado al sentenciar se reservó la inflicción de fallo condenatorio, ordenando una modesta reparación civil de S/. 3,000.00 nuevos soles, seguramente acordes al honor y reputación de LAP que el juez consideró tiene y han sido ofendidos, para cuya cifra no necesitó peritaje alguno. O sea, de la suma astronómica de morlacos pedidos, el juez los rebajó a solo S/ 3,000, pues tal es su dosimetría penal. Una Sala Penal (donde está Jorge Barreto) anuló esta benigna sentencia, ordenó a un nuevo juez que expida otro fallo, quien ha declarado prescrita la acción penal: ¡Los 3,000 nuevos soles bajaron a cero!. ¡Se fueron por lana y salieron olímpicamente trasquilados!

Empero, en el proceso civil indemnizatorio de marras el juez ha recurrido a un perito de la planilla de la conocida empresa encuestadora APOYO, la que figura a troche y moche indagando por quién votaríamos. El perito designado es Bernardo Oliart.

El citado perito, que también debe serlo en cobrar sus honorarios, ha presentado al juzgado su dictamen, con magia prestidigitadora, señalando que el monto que Mujica debe pagar como indemnización, por daño emergente y lucro cesante, sea la suma de S/. 676,670.00, que, cabalísticamente, gusta de tres veces 6, tres veces cero y dos veces 7.

Sin embargo, algo que escapa al terreno de la naturaleza del peritaje y entra al de las llanuras etéreas, limbo o parnaso donde se pretenda curar o tratar casi médicamente el daño moral, es cuando señala que esos S/. 676,670.00, cuyo monto repetirlo brinda fruición, sean para que LAP repare su honor y reputación averiados:

1.- exhibiendo un vídeo de resarcimiento en vuelos nacionales ¡por 6 meses!; 2.- haciendo una campaña reparadora de la reputación ante la prensa ¡por 6 meses!; 3.- escribiendo y distribuyendo un boletín informativo mensual ¡por 12 meses!; 4.- una campaña interna ante los trabajadores de LAP ¡durante 6 meses!

¿Quién verificaría que esta recomendación del perito se lleve a cabo, luego que se oble los S/. 670,670.00? ¿No es que nos encontramos ante un peritaje de película lejana, selenita o venusina, que va de 6 a 12 meses de publicidad defensora de LAP, sin explicar por qué no son 7, 8, 9, 10 u 11 meses en lugar de 6 ó 12?

¡Embargo, ni de cernícalo! Aunque la cifra mágica peritada de S/.676.670.00 sea improbable que el juez la tome en serio, en la hipótesis que se llegue a sentencia firme y ejecutable, tendrían que declarar insolvente al querellado-demandado Mujica, no sin antes buscar embargarle el aire que respira, los alimentos que consigue acopiar, ingerir y deglutir; los miles de artículos que ha escrito y almacenado en su PC, que ya valen en el magín herberiano más de un millón de dólares USA, la cuenta bancaria que no tiene, el automóvil e inmueble de que carece; o, finalmente, sus ideas o proyecto de ellas sobre los bienes suntuosos que pretenda adquirir en el más allá, sin reencarnación.

¿Será el momento en que de nuevo se llame al mismo perito de APOYO, Bernardo Oliart, para tasar ese patrimonio ideal? ¿Tendrá, entonces, la oportunidad de cobrar nuevos honorarios que salen de LAP e ingresan como APOYO? …………………….

*Cómo robarse aeropuertos y vivir sin problemas! http://www.voltairenet.org/article1...

Peritaje de APOYO sobre labor de HMR http://www.voltairenet.org/Peritaje...

APOYO: ¡magia de un peritaje! http://www.voltairenet.org/APOYO-ma...

Documentos adjuntos