La Unión Europea sigue la evolución de la situación política de Guatemala, incluidos los lamentables acontecimientos de los pasados días 24 y 25 de julio, con el nivel de atención que requieren las implicaciones de las próximas elecciones.

A este respecto, la UE reitera la importancia que concede a que el proceso electoral guatemalteco se desarrolle en un entorno de limpieza electoral, paz y participación. La UE hace un llamamiento a las autoridades guatemaltecas y a todos los partidos políticos afectados para que garanticen la adopción de las medidas necesarias para la celebración de unas elecciones genuinas, libres y transparentes el 9 de noviembre, y los insta a que hagan todo lo que esté en su mano para que no vuelvan a ocurrir actos de violencia como los de los días 25 y 25 de julio.

La UE celebra la respuesta positiva dada por el gobierno y la sociedad civil guatemaltecos a la decisión de la UE de enviar una misión de observación electoral a su país. La UE considera que esta misión, en colaboración con la organizada por la OEA y junto con los observadores nacionales, puede desempeñar un importante papel en la promoción de elecciones libres y limpias. La UE envía esta misión no sólo para demostrar su voluntad de observar el proceso electoral sino también para estar presente, como en el pasado, en una fase crucial de la vida democrática del país.

Como consecuencia de la reciente ola de violencia, la UE ha convenido en enviar a Guatemala al jefe de la misión de observación electoral de la UE, Sr. Sakellariou, con carácter inmediato y antes del pleno despliegue de la misión de observación en septiembre.

Se suman a la presente declaración Chipre, la República Checa, Estonia, Hungría, Letonia, Lituania, Malta, Polonia, la República Eslovaca y Eslovenia, países adherentes; Bulgaria, Rumania y Turquía, países asociados, así como los países de la AELC Islandia, Liechtenstein y Noruega, miembros del Espacio Económico Europeo.