Día del patriota 2003

Hace dos años más de 3.000 personas inocentes perdieron la vida cuando una tranquila mañana de septiembre fue destrozada por terroristas impulsados por el odio y la destrucción.

Ese día, y en los que le siguieron, vimos la grandeza de los Estados Unidos en la valentía de las víctimas; en el heroísmo de quienes respondieron primero y ofrendaron sus vidas para salvar a otros; en la compasión de la gente que se adelantó a ayudar a quienes nunca habían conocido; y en la generosidad de millones de estadounidenses que enriquecieron nuestro país con actos de servicio y bondad. Desde ese día, hemos visto demostraciones ulteriores de la grandeza de los Estados Unidos en la valor de nuestros valientes hombres y mujeres de uniforme que han prestado servicios y se han sacrificado en Afganistán, en Iraq y en torno al mundo para llevar adelante la libertad e impedir ataques terroristas contra los Estados Unidos.

Al recordar el 11 de septiembre de 2001, reafirmamos las promesas hechas en las primeras horas de nuestro dolor y nuestra ira. Como hogar y defensor de la libertad, Estados Unidos no se cansará, no titubeará y no fracasará en la lucha por la seguridad del pueblo estadounidense y por un mundo libre del terrorismo. Seguiremos sometiendo a nuestros enemigos a la justicia o les llevaremos la justicia a ellos. En este Día del Patriota nos mantenemos firmes en esta tarea.

Por resolución conjunta del Congreso aprobada el 18 de diciembre de 2001 (Ley Pública 107-89), el Congreso ha designado el 11 de septiembre de cada año "Día del Patriota".

POR TANTO, YO, GEORGE W. BUSH, presidente de los Estados Unidos de América, en virtud de la autoridad de que me invisten la Constitución y las leyes de los Estados Unidos, proclamo por la presente el 11 de septiembre de 2003 Día del Patriota. Insto al pueblo de Estados Unidos a observar este día con ceremonias y actividades apropiadas, incluidos servicios recordatorios y vigilias a la luz de las velas. Pido también a los gobernadores de Estados Unidos y del Estado Libre Asociado de Puerto Rico, y a los funcionarios pertinentes de todas las unidades del gobierno, que ordenen que la bandera sea izada a media asta el Día del Patriota. Además, insto a todos los estadounidenses a izar ese día la bandera a media asta en sus hogares, y a guardar un momento de silencio a partir de las 8:46 de la mañana, hora de verano del este, para rendir homenaje a las víctimas inocentes que perdieron la vida como resultado de los ataques terroristas del 11 de septiembre de 2001.

EN FE DE LO CUAL, firmo en este cuarto día de septiembre del año de Nuestro Señor dos mil tres, y el 228mo. de la independencia de los Estados Unidos de América.