El libro de Quino

Plural Editores nos hizo una aclaración: el libro de Humberto Quino fue pagado íntegramente por esta casa editorial y no por el autor, como dijimos. En cuanto al plagio de la tapa, es verdad que tomaron el modelo de Tusquets, que a su vez fue tomado de una antigua editorial inglesa. Y dijeron que entendían que no había más plagio que en el caso del nombre El Juguete Rabioso, que nosotros fusilamos a Roberto Arlt.

El MIR en Tarija

El tono de la discusión política que tuvo el ampliado del MIR en Tarija lo marcaron los primeros oradores, los aliados Cristina Corrales y José Núñez del Prado. Para variar, Oscar Eid dio paso a Samuel Doria Medina y Fufi Saavedra, pero éstos también asumieron el tono de la consigna "Nada con el gringo", que fue la posición definitiva de ese partido. Pero lo más importante fue la sensación que quedó al final del ampliado sobre el futuro liderazgo dentro del MIR: Jaime Paz no soltará la conducción y en vista de que todavía se siente con fuerzas puede candidatear una vez más. El más perjudicado sería Samuel Doria que ya se creía candidato para el 2007. La tesis que manejan algunos mandos medios miristas -que son los que tienen a las bases bajo su mando- es la siguiente: si los vientos viran hacia la izquierda, ¿a dónde pueden ir ellos con un candidato neoliberal como Samuel Doria?

Ricardo Paz Ballivián

Un par de semanas antes de la elección era considerado El Señor de las Elecciones, porque su candidato Manfred Reyes Villa aparentemente iba muy bien. Pero después del 30 de junio los propios eneferistas se encargan de desprestigiarlo. Algo de culpa debe tener Ricardo, pero no se admiten abusos señores moonfredistas. Ningún asesor puede llegar lejos con un candidato que miente sobre sus familiares, que no quiere aclarar nada sobre su pasado ni sobre su cuestionada fortuna ni sobre su probable relación con esa secta que trafica armas y financia golpes de Estado. Por lo demás, Ricardo Paz Ballivián es un excelente estratega electoral que lo ha demostrado dentro y fuera de Bolivia más de una vez.

Raúl Peñaranda y el adenismo

Este periodista ha organizado una campaña de desprestigio contra Walter Chávez. Sobre eso sólo les decimos a los lectores que las páginas de El Juguete Rabioso son la única muestra de la manera cómo se conduce nuestro editor: sin venias ni sumisiones a nadie, ejerciendo un periodismo de denuncia, desde una posición intelectual para la cual está convenientemente formado.

En todo caso, Chávez le envió una carta a Peñaranda donde recordaba que este último es un periodista que trabajó con sueldo y planilla para el adenismo en una unidad de evalución de la información que publicaban los medios. Luego, como afirmó dos veces el diario La Prensa (sin que él lo desmienta) Peñaranda fue destacado a La Razón (los periodistas que escribieron la nota sugirieron que fue infiltrado) y desde allí se sabe que enviaba reportes diarios a sus jefes adenistas. Quizás a esto se refirió un periodista en un programa de la Red PAT, cuando dijo que Tuto se enteraba anticipadamente de cuál iba a ser la tapa de La Razón. En fin, estos últimos tiempos Raúl Peñaranda sacó un semanario que se regala, alimentado, como ningún otro medio escrito, por la publicidad del gobierno, de miles y miles de dólares, en esas páginas, obviamente, no faltan los elogios al tutismo.

Así, que después de haber criticado duramente al dictador Banzer -«murió impune», dijimos-, a las medidas descabelladas de MacLean, a Tito Hoz de Vila y a los intentos de Tuto por perpetuarse en el poder, es natural que el adenismo haya ordenado a uno de sus periodistas cancerberos que nos ataque, pero es algo que no nos preocupa. Lo dejamos ahí.