GIF - 10.5 KB

Apenas un 28 por ciento, es decir, menos de la mitad de casi 20 mil entrevistados en representación de una población de 480 millones de personas que habitan el área latinoamericana, se sienten satisfechos con la democracia como el mejor sistema de gobierno en el hemisferio.

El discurso único dificulta la mejor selección a la hora de acudir a las urnas y, lo que es peor, una vez instaurado el gobierno en el poder, sea éste de izquierda o de derecha, su capacidad de maniobra es bastante limitada de cara a la capacidad de decisión real que tienen los extranjeros y los grandes especuladores que colocan inversiones en cartera.

Esto se desprende del último estudio sobre el grado de aprobación por la democracia de parte de los latinoamericanos, difundida el 13 de noviembre por Latinobarómetro, entidad encargada de efectuar encuestas de opinión en 17 países del área latinoamericana.

Aunque el nivel de adhesión al más difundido sistema de gobierno descendió del 32 al 28 por ciento, la mayoría de los entrevistados sigue considerando a la democracia (64 por ciento)"el mejor de los sistemas a la mano".

Uruguay con un 78 por ciento y Costa Rica con 77 por ciento son los países que expresan un mayor respaldo a la democracia, en tanto que Guatemala y Brasil, con 33 y 35 por ciento respectivamente, son las naciones en las que los entrevistados declaran un apoyo menor. No es para menos: el gobierno del Partido del Trabajo llevado al poder en Brasil ha terminado comportándose como portavoz de las transnacionales. Los guatemaltecos por su parte no han tenido más que un abanico de opciones militares y derechistas para elegir de entre ellos a quienes habrán de dirigir al país.

Marta Mori, directora de Latinobarómetro, asegura que no obstante el desencanto de los latinoamericanos por la democracia, el apoyo por este sistema sigue siendo representativo y la caída en los niveles de apoyo no es aún demasiado pronunciada, como se esperaba tras numerosas crisis económicas y financieras que han afectado a la zona latinoamericana. La aprobación promedio que merece la democracia estos países es de 33 por ciento. La muestra practicada entre 18 638 entrevistados representa suficientemente a más de 400 millones de latinoamericanos, terminó diciendo la directora de Corporación Latinobarómetro.