JPEG - 12.2 KB

Washington, 23 de octubre (ANC-Utpba).- El gobierno de Estados Unidos aplicó una estricta medida de censura hacia la prensa, al ordenar que ni los fotógrafos, ni los camarógrafos puedan tomar imágenes de los cuerpos de los soldados estadounidenses que murieron en Irak.

"No habrá ceremonias ni cobertura periodística del personal militar nuestro llegando o saliendo desde nuestras bases militares", fue la orden dada en marzo desde el Departamento de Defensa y reafirmado en los últimos días, según un informe del diario estadounidense The Washington Post reproducido por el porteño Clarín.

Desde que Estados Unidos invadió Irak, murieron 339 militares, de los cuales 201 perdieron la vida luego de que el 1 de mayo se declarara el "fin de la guerra", según las cifras oficiales.

La ausencia de cadáveres es una de las estrategias comunicacionales implementada por Estados Unidos luego de capitalizar la experiencia de cuando invadió Vietnam, ya que la opinión pública de ese país comenzó a manifestarse contra la acción bélica a medida que iba observando la llegada de sus miles de muertos.

La ausencia de mostrar bajas propias comenzó a ser una constante, más allá de algunas excepciones, en las pantallas de las grandes cadenas de televisión que cubrieron cuanta aventura bélica u agresión a otro país cometió Estados Unidos.

La muerte tampoco existió como imagen en el amplio despliegue televisivo, que las cadenas de noticias de Estados Unidos le dieron a los atentados de las Torres Gemelas de Nueva York y al Pentágono, ocurridos el 11 de septiembre de 2001.

Los primeros muertos de las fuerzas de ocupación, luego de la criminal invasión a Irak, fueron mostrados por la cadena árabe de televisión Al Jazeera, lo que provocó una fuerte crítica por parte de Estados Unidos.

En cambio, la estrategia de la imagen sin sangre no es tenida en cuenta cuando se trata de mostrar determinados "éxitos" bélicos que provocaron bajas en el "enemigo".

Así, por ejemplo, los cadáveres reconstruidos de dos de los hijos del ex presidente iraquí Sadam Hussein, fueron mostrados al mundo sin ningún tipo de pudor (ANC-Utpba).