Si las elecciones fueran mañana, el triunfador sería el Presidente George Bush, derrotando a su contrincante el Senador Demócrata John Kerry por un margen de cuatro puntos. Eso es lo que revela la última encuesta realizada por la conocida Agencia Gallup para la Cadena CNN y el diario USA- Today. El survey fue realizado la semana pasada, resultando triunfador Bush a pesar de las muchas informaciones negativas contra el Presidente que se venían publicando en la prensa norteamericana en los momentos de realizarse la encuesta. La pregunta es ¿ Por qué? Y ahí vienen las especulaciones.

Vamos primero a los datos de la investigación. Entre los presuntos electores encuestados un 51 % dijo que votaría por el Presidente mientras que un 47 % opinó que lo haría por el candidato Demócrata. El margen de error es, según Gallup, de un 4% como sucede en todas las investigaciones de opinión pública. Es importante destacar que en la encuesta anterior realizada hace dos semanas el Senador Kerry aventajó al Presidente por 8 puntos. 52 % dijo preferir a Kerry y solo el 44 % se manifestó a favor del Presidente.

Según los analistas el cambio a favor de Bush se debe a que en el suvey anterior había mas Demócratas que Republicanos dispuestos a ir a las urnas. En la encuesta que se acaba de realizar ha decrecido el entusiasmo entre los Demócratas.Razón por la que Bush se coloca por encima de Kerry entre los electores dispuestos a votar en los comicios de noviembre.

Y aquí viene la pregunta. ¿ Por qué hay tantos Demócratas que dicen ahora que no iran a votar? La respuesta es muy simple. Por que han perdido el entusiasmo y no se ven motivados por un candidato Demócrata que no presenta una real diferencia con su opositor del Partido Republicano. Eso explica la indiferencia electoral de muchos Demócratas y la razón de ser de la aspiración presidencial del candidato independiente Ralf Nader. Es que no ven a Kerry como una verdadera alternativa frente a Bush.

En unas hipotéticas elecciones en las que además de Bush y Kerry aparezca en la boleta el nombre de Ralf Nader el resultado sería muy interesante. Bush obtendría un 49 %, Kerry un 45% y Nader un 4%, es decir los mismos puntos conceptuales que el Candidato Demócrata necesitaría para estar empatado con Bush a 49 puntos cada uno. Está claro que para ganar las elecciones los Demócratas necesitan que el Independiente Nader se retire de la contienda y le de su apoyo a Kerry para impedir que Bush obtenga en las urnas un legítimo segundo mandato presidencial.

Claro, que para Nader renuncie a su aspiración a la presidencia, el Senador John Kerry tendría que dar un giro en su campaña retomando en gran parte el discurso que mantuvo en la tribuna el ex gobernador de Vermont Howard Dean o incorporar a su lenguaje temas de corte social y ambientalistas, así como la oposición a la guerra de Irak, que son las grandes preocupaciones de los votantes mas jóvenes, precisamente los seguidores de Dean y de Ralf Nader y de los Demócratas que en estos momentos se muestran renuentes a concurrir a las urnas por falta de verdadero entusiasmo.

Por supuesto que faltan todavía siete meses para las elecciones de noviembre y la campaña presidencial apenas acaba de comenzar, de manera que un survey en estos momentos solo sirve de índice para tomar el pulso al electorado y que los candidatos hagan las rectificaciones necesarias en sus campañas propagandísticas en pos de la Casa Blanca.

Está claro sin embargo, que si Kerry no toma decididamente una posición mas diferenciada de Bush y pretende disputarle al Presidente los votos naturales de éste en la derecha del espectro político- como ha hecho en los temas de Cuba y Venezuela- alejará de las urnas a una zona muy amplia de los electores de su Partido, fortaleciendo así el apoyo al Independiente Nader entre los votantes más jóvenes. Así las cosas, la victoria de Bush en las urnas queda asegurada.

Habría que decirle al candidato Kerry. Bájese de la cerca Senador. Busque los votos donde Bush no los tiene. Recuerde Mr. Kerry que los trapecistas al final, siempre mueren en el suelo.