JPEG - 11.5 KB
Alí Rodríguez Araque, Presidente de PDVSA

La industria aspira elevar la capacidad de producción por encima de los cinco millones de barriles diarios en este período. En 2003 la industria recibió ganancias por el orden de los 3.100 millones de dólares de un total de 46.000 millones que ingresaron a la estatal producto de la comercialización petrolera en el mismo período, 16,45% mayores a los obtenidos en 2002.

Las ganancias netas de la estatal ascendieron el año pasado a 3.100 millones de dólares y, fueron atribuidas por el vocero a la recuperación de la producción de la empresa después del conflicto registrado entre diciembre de 2002 y enero de 2003. En el 2002 se ubicaron en 2.590 millones de dólares.

Alí Rodríguez reiteró que la salida de 18 mil empleados provocó un trastorno que fue superado con la participación de jubilados. Rodríguez Araque dejó claro que este año la corporación no requerirá financiamiento externo y, agregó que pese a las tasas impositivas fijadas en el marco legal existen interesados en ejecutar proyectos. El año pasado Pdvsa pagó 2.200 millones, de los cuales 1.800 se desembolsaron para amortizar deuda. Los pasivos ascienden ahora a 6.000 millones de dólares.

Pdvsa produce actualmente 3,1 millones de barriles diarios de crudo, refina en Venezuela 1,1 millones de barriles por día y 2,2 millones de barriles diarios en el exterior. La estrategia reside en aumentar su capacidad de producción de 3,6 a cinco millones de barriles diarios con la intención de continuar cubriendo la demanda de los clientes tradicionales y de nuevos mercados. Rodríguez Araque descartó que dejará de venderse crudo a EE UU para llevarlo a Chile.

«El objetivo de llevar la capacidad de producción por encima de los cinco millones de barriles diarios va a requerir una inversión de 37.000 millones de dólares, de los cuales Pdvsa va a invertir 27.000 millones (de dólares) y apenas requerirá 9% de financiamiento», señaló. «Los otros diez millardos van a ser cubiertos por terceros, que ya están haciendo los contactos para hacer las inversiones» , agregó. Las exportaciones (petroleras) alcanzaron unos 1,5 millones de barriles diarios (en promedio) en los últimos tiempos. «Estamos orientando en particular esfuerzos para incrementar la producción de gas natural», agregó.

Por su parte, Luis Marín, presidente de la filial Citgo, comentó que el año pasado entró en operación una nueva unidad en la refinería Lake Charles que cumple con las especificaciones norteamericanas en materia de azufre.

Venezuela, favorecida por la tendencia alcista del crudo también está en el ojo de los consumidores que propugnan la necesidad de aumentar las cuotas de producción.

««La tendencia es a culpar a la Opep de los precios altos ... lo que parece que está incidiendo son factores extraeconómicos, la situación de Irak, el déficit de capacidad de refinación en EE UU estimado en 2,7 millones de barriles por día y la especulación en los mercados de futuro»», comentó Rodríguez.

«En el mercado físico, en los bienes tangibles hay 88 millones de barriles; en el mercado de negocios se negocian 170 o 180 millones de barriles: estos son barriles de papel que inciden fuertemente hacia el alza o hacia la baja» de los precios.

A juicio del ex ministro China, India y EE UU son los mayores consumidores en este momento y, su demanda está también incidiendo en las cotizaciones.

Los precios del petróleo subieron fuertemente el miércoles en el mercado neoyorquino, arrastrados por el aumento del precio de la gasolina, en un mercado que sigue nervioso debido a la violencia en Medio Oriente y reservas de gasolina bajas en Estados Unidos.