JPEG - 6 KB

Por los vientos que soplan y si las cosas siguen como van, el gobierno del presidente Hugo Chávez podría coronar exitosamente su meta de cerrar el 2004 con una inflación puntual de 26%. Sin embargo, algunos funcionarios han reconocido que una de las mayores preocupaciones y de los flagelos que no ha logrado doblegar el gobierno es precisamente el crecimiento de los precios que golpean, especialmente, a las clases socioeconómicas más necesitadas.

Según cifras emanadas del BCV el Índice de Precios al Consumidor (IPC) del área metropolitana de Caracas -que mide la inflación -registró en mayo una variación de 1,2%, que aunque es ligeramente menor a la de abril de 1,3%, es significativamente inferior a la reportada en mayo del 2003 cuando se ubicó en 2,3%.

En año pasado la inflacion cerró en 27,1% bastante inferior al 31,2% del 2002. Lamentablemente los registros de 12,3% y 13,4% del 2001 y 2000, respectivamente, son difíciles de alcanzar otra vez. Con las cifras reportadas en mayo, la variación acumulada del IPC en los cinco primeros meses del año se ubicó en 9%, menor al 13,8% en el mismo período del 2003.

La cifra más alentadora para pensar que podría alcanzarse la meta oficial tiene que ver con la inflación de los últimos 12 meses, que se denomina anualizada, que para mayo del 2004 fue de 21,8% contra 35% el año precedente. Pero ¡cuidado!

Meses previos al inicio del año escolar, cuando se disparan las compras de uniformes y útiles escolares, así como en diciembre y noviembre podrían hacer agua las metas si no se pone especial cuidado y se mantienen a raya los precios, influenciados notablemente por el por ahora estabilizado dólar negro, un marcador sin duda de los precios en nuestro país.

El BCV dijo que en mayo el crecimiento menos intenso de la variación intermensual obedeció a la desaceleración de precios en los rubros controlados (de 1,2 a 0,6%), ya que los nocontrolados aceleraron de 1,5 a 1,8%.

«La reducción a la mitad en la tasa de variación itermensual de los bienes y servicios sometidos a regulación y control de precios fue consecuencia, por una parte, de la desaceleración de la tasa de crecimiento de los alimentos, de 3% a 1,7%, luego de los ajustes autorizados el mes previo, y de la reducción en los precios de los pasajes en avión al interior y exterior del país, con motivo del inicio de la temporada de baja demanda», explicó el Banco Central.

Agregó que con relación con los resultados por agrupaciones destacó las desaceleraciones de precios que, en promedio, mostraron seis de las trece agrupaciones que integran el IPC global: Transporte, de 1,3 a -0,5%; Esparcimiento y cultura, de 1,5 a 0,1%; Equipamiento del hogar, de 1,8 a 0,8%; Bebidas alcohólicas y tabaco, de 2,4 a 1,8%; Salud, de 1,7 a 1,2%; y Bienes y servicios diversos, de 1,6 a 1%.

En tanto, se registraron aceleraciones de precios en los grupos: Servicios de la vivienda, de 0,1% a 1,9%; Restaurantes y hoteles, de 2% a 3,3%; y Alimentos y bebidas no alcohólicas, de 1,8 a 2,3%. En mayo, los bienes mostraron crecimientos menos intensos que en el mes previo, al pasar de 1,7 a 1,5%, mientras que los servicios mantuvieron su tasa de variación en 0,9, permaneciendo los bienes con mayor crecimiento que los servicios.

Por su parte, la variación del núcleo Inflacionario mostró, por segundo mes consecutivo, una menor variación intermensual, al pasar de 2,0 a 1,5%, retornando a los niveles reportados durante el segundo semestre del año pasado.

Y el PIB sigue creciendo

En lo que parece una suerte de apuestas al ganador, siguen saliendo pronósticos y cifras favorables sobre el comportamiento del Producto Interno Bruto (PIB) para este año. Domingo Felipe Maza Zavala, uno de los directores del Banco Central, dijo que la economía venezolana crecerá por lo bajito este año entre 10 y 12%, según dijo a la estatal agencia de noticias Venpres.

El funcionario dijo que ello responde a las expectativas de recuperación de cara al crecimiento de casi 30% en el primer trimestre del año. Claro: admitió que ese crecimiento a ese ritmo no se repetirá en los restantes trimestres del 2004. «Pero en los tres trimestres restantes, incluyendo el actual, es posible que la economía siga aumentando en una proporción significativa, de modo de que el promedio ponderado de todo el año estará comprendido entre 10 y 12% del PIB», recalcó.

Por su parte, el ministro de Planificacion, Jorge Giordani, auguró que la economía crecerá cerca de 20% en el primer semestre del año. En los primeros seis meses del año pasado el Producto Interno Bruto se hundió en 18,5%, con un desplome de 26,5% en la actividad petrolera y 14,7% en la no petrolera, todo como consecuencia del paro opositor que buscaba la renuncia del presidente Chávez.

«Para este año habíamos estimado un crecimiento del 6% del PIB, pero ya hay organismos internacionales que hablan de un crecimiento de 7 y hasta 8% del PIB. Si en el primer trimestre el crecimiento fue de 29,8% tendría que producirse una catástrofe para que la reactivación no continúe», expresó Giordani.

Por otra parte, la Comisión Económica de América Latina y el Caribe (Cepal) incluye a Venezuela entre los países que alcanzarían este año una mayor expansión económica en la región.

Los países que mostrarán mejores cifras este año serán Venezuela, con una recuperación de un 10,3%, lo que se explica en buena parte por el boom petrolero que está engrosando las arcas del país. Le seguiría Uruguay, con una expansión del 7,5%; Argentina, país que continuará en la senda de recuperación tras la crisis iniciada en 2001 con un crecimiento proyecto de 6,5%, y Ecuador, con un 5%, ocasionada principalmente por el aumento en la producción de petróleo.