JPEG - 20.3 KB

El presidente Hugo Chávez entregó el martes en La Ceiba, estado Trujillo, 979 vacas de raza girolando doble propósito de alta calidad genética, importadas de Brasil.

El ministro de Agricultura y Tierras (MAT), Arnoldo Márquez, explicó que el lote forma parte de los 4 mil animales que traerá este año el Gobierno a través del ministerio de las Zonas Especiales de Desarrollo Sustentable (Zedes), para reforzar las hembras del rebaño nacional. El MAT traerá 105 mil animales a lo largo del año para potenciar el crecimiento vacuno. Los países de origen podrían ser Brasil, Colombia, Paraguay, Argentina y Uruguay.

"Es un animal con condiciones propias del trópico americano como altas precipitaciones y elevadas y bajas temperaturas. El lote ya tiene tres días en el puerto de La Ceiba y ha reaccionado en buenas condiciones". Sobre la producción destacó que tienen un promedio de ordeño de 15 litros diarios en condiciones como la del Sur del Lago. Por su parte, el ministro de las Zedes, Francisco Natera, señaló que el plan contempla la importación en una fase inicial de 979 novillas Girolando en combinación con 36 novillas nacionales con una inversión inicial de 2 millardos 200 mil bolívares en cuatro estados: Trujillo, Táchira, Mérida y Zulia.

Los animales entregados se sumarán a la adquisición de 2 mil vacas de tendencia lechera en el mercado nacional, con el objetivo de fortalecer la tradición agropecuaria del país, satisfacer la demanda creciente del mercado interno lácteo y cárnico y sustituir progresivamente las importaciones con el mejoramiento genético. Natera comentó que la meta planteada consiste en alcanzar mautes de 350 kilos en dos años y pasar de cuatro a ocho litros de leche por día en una lapso de cuatro años.

Además aspiran a mejorar el tiempo de lactancia y el intervalo entre parto y parto. Adelantó que el diseño que aplicará en las Zedes está orientado a lograr la sustentabilidad económica de 400 pequeños productores y sus familias, a través de la asistencia técnica adecuada en núcleos asistidos directamente por el organismo que representa y las corporaciones de desarrollo regional.

La Confederación Nacional de Agricultores y Ganaderos (Confagan), respaldó la iniciativa gubernamental mediante su presidente, José Agustín Campos, quien señaló que "se trata de una decisión positiva, un paso al frente para la reconstrucción del circuito pecuario nacional estancado durante 20 años".

Consideró que el país debiera tener un plantel de 18 millones de cabezas en lugar de 12 millones. "Deberíamos producir ocho litros de leche por día y sólo alcanzamos tres como consecuencia de esa nefasta política que originó la importación de leche desde países como Nueva Zelanda".

De acuerdo con cifras de la Confagan, para cubrir el déficit de ganado bovino, se requiere importar unos 900 mil vientres. Como era previsible, José Luis Betancourt, presidente de Fedenaga, se mostró en desacuerdo con la medida comercial del gobierno, y dijo temer a posibles implicaciones sanitarias. "El MAT lo ha manejado unilateralmente. Tenemos información extraoficial de que las fincas de origen de los animales tuvieron reacción antigénica al virus C de fiebre aftosa". Venezuela sólo registra los virus tipo A y O de fiebre aftosa.

Por las dudas, Betancourt aclaró que "no quiere decir que el lote esté infectado con la aftosa, pero ha habido contacto y eso causa alarma porque cualquier equivocación en el tratamiento preventivo pudiera representar un riesgo".

Precios de la carne

Aún los eslabones de la cadena cárnica nacional se mantienen a la espera de la aplicación de nuevos precios.

El vicepresidente de la Confagan, Balsamino Belandria, afirmó que la junta nacional de la carne aprobó un esquema de costos referenciales para la carne vacuna que entrará en vigencia una vez aprobado por el gabinete económico.

En el esquema se establece la carne de canal en 5.000 bolívares más el Impuesto al Valor Agregado (IVA) que ubica en 2 mil700 bolívares en kilo en pie y se habla de 14 mil 800 bolívares el kilo de lomito y 10 mil 600 bolívares el resto de los cortes de primera. Mientras, la carne de segunda se venderá en 6 mil 400 bolívares y la de tercera en 3 mil 400 bolívares.

Sobre este tema, Betancourt insistió en la proposición de liberar del control de precios los cortes de primera y el ministro Arnoldo Márquez aseguró que el gobierno trabaja fuertemente en aplicar un plan integral que dé sostenibilidad y rentabilidad al sector ganadero y toda su cadena, incluso, que sea positivo para el consumidor.