GIF - 16.9 KB

En un año, las reservas internacionales pasaron de 13 millardos a 23 millardos de dólares, con un incremento aproximado de 76,92%. Para el presidente de la Comisión de Administración de Divisas, Edgar Hernández Behrens, este resultado es producto de la política de control cambiario aplicada a principios de 2003, luego del efecto que sufrió la economía por el paro de actividades petroleras.

La liquidez monetaria -entendida como la cantidad de dinero circulante en la economía y en manos de la población- también se elevó de 18 billones a 33 billones de bolívares, un aumento de 83,3%. Igualmente, en más de un año de control de cambio, se ha recuperado el flujo de operaciones y transacciones de la Bolsa de Valores de Caracas, que cerró 2003 con 9.000 puntos. Actualmente supera los 25.000 puntos. La ganancia total del corro capitalino el año pasado fue de 620 millones de bolívares.

Por otra parte, el índice inflacionario se ha desacelerado: al cierre de 2003 cerró en 27,1%, y entre enero y mayo el índice de precios al consumidor llega a 9%, inferior a la variación en el mismo lapso de 2003, que se situó en 13,8%.

Las expectativas del presidente de Cadivi es que la inflación sea menor de 22%, cuatro puntos porcentuales por debajo de la meta prevista en el presupuesto de 2004.

Otro indicador que a juicio de Hernández Behrens demuestra la efectividad del control cambiario es el riesgo país, que de un indicador de 1.110 puntos el año pasado, orilla los 600 este año.

"De tal manera, nosotros estamos recomendando que se mantenga el control de cambio para bendecir al pueblo de Venezuela", dijo.

JPEG - 8.8 KB
Edgar Hernández Behrens

El funcionario propuso un sistema permanente de investigación y administración del otorgamiento de divisas para evitar que en caso de una situación de volatilidad política como la sucedida durante el paro petrolero, vuelvan a colapsar las finanzas del país. Y, principalmente, las reservas internacionales que representan el aval que tiene Venezuela para endeudarse, refinanciarse y cumplir con los compromisos internacionales, además de sostener las importaciones de la economía que anualmente llegan a 12 millardos de dólares.

Vuelve el río a su cauce

Antes de aplicarse el control de cambios, el sistema de flotación de bandas permitía que la paridad cambiaria se moviera levemente según la oferta y la demanda existente en el mercado. Normalmente. el Banco Central de Venezuela inyectaba entre 50 y 60 millones de dólares en circulante para cubrir la demanda de divisas, y en casos extremos llegó a proporcionar 100 millones de dólares diarios.

Cuando se aplicó la restricción cambiaria, primero se suspendió el mercado de compra-venta de divisas. Posteriormente se reanudó el otorgamiento de dólares a un ritmo muy lento que llegaba solo a 30 millones de dólares, a veces hasta semanal. Luego de corregirse los errores del proceso, el flujo de liquidación llegó a 66 millones de dólares diarios tanto por parte de las autorizaciones de Cadivi como finalmente la liquidación que autoriza el BCV a través de los bancos habilitados, reveló el presidente de organismo cambiario. El monto alcanza el nivel normal de la demanda del mercado venezolano.

Baja la presión

El nuevo impulso de la política cambiaria, las expectativas de incremento del gasto público y la recuperación de los precios del petróleo han bajado la presión sobre el mercado negro, que en los últimos dos meses bajó la cotización del dólar de 3.300 bolívares a 2.500 bolívares.

GIF - 13.9 KB

Para Hernández Behrens la cotización bajará más de 2.500 bolívares para igualarse al cambio oficial. "Actualmente Cadivi está cubriendo todas las necesidades del pueblo venezolano. En ese sentido, estamos prontos a publicar una providencia específica para las líneas aéreas nacionales que tienen rutas internacionales, también vamos a modificar la providencia 29 relacionada con las inversiones internacionales, el pago de regalías, la repatriación de dividendos, pago de patentes y otras operaciones", agregó.

Incluso anunció que se elevará el cupo de dólares para el uso de tarjetas de crédito con fines turísticos que actualmente llega a 2.000 dólares anuales, y se aprobará un aumento para las remesas de los estudiantes en el extranjero.

El peso de la ley

Actualmente la Asamblea Nacional elabora la ley contra los ilícitos cambiarios que tratará de frenar las operaciones ilegales con moneda extranjera en el país. "Esa ley es necesaria para optimizar el sistema de administración y manejo de divisas, de manera que tengamos un instrumento para sancionar las irregularidades que comenten tanto empresas como funcionarios públicos y personas naturales", apuntó el presidente de Cadivi.

Dijo que la ley debe contener el principio de justicia social, desarrollo humano integral y crecimiento económico armónico previsto en el artículo 299 de la Constitución.

Comentó Hernández que actualmente reposan en la fiscalía 100 expedientes relacionados con casos de tramites falsos para solicitar divisas y otras irregularidades. Incluso hay ocho que involucran a funcionarios públicos.