En un primer sondeo realizado entre los jóvenes Canadienses en abril 2004, se ponía en evidencia que 40% de estos, entre los 14-18 años consideraban a los Estados Unidos como una super-potencia nefasta (evil). Esta cifra alcanzó incluso 64% cuando se interrogó a los canadienses de habla francesa (Quebec). Esta desconfianza creciente hacia los Estados Unidos no existe solamente en este país vecino del Norte de los EE.UU.: un sondeo, publicado el 7 de julio 2004, daba a conocer cuales son los personajes extranjeros más detestados de la juventud húngara. George W. Bush ocupa el segundo lugar con 23% de intenciones después de Adolf Hitler (25%), primer lugar de los más odiados. En esta encuesta, llevada a cabo entre alrededor de 34 000 estudiantes, entre una edad de 16 a 18 años, Usama bin Laden, Saddam Hussein e incluso Joseph Stalin se ubican muy atrás del presidente estadounidense en la clasificación.