JPEG - 4 KB

Entrevista con Eric Toussaint, presidente del CADTM

Un FSM más interactivo y autogestionado

Pregunta: No faltan las críticas al FSM como un evento cada vez más gigante, dónde la cantidad asfixia la calidad de la reflexión y la acción... ¿Cómo se anticipa la próxima edición?

Respuesta: Según mi interpretación personal, luego de la última edición el Consejo Internacional sacó sus conclusiones. Estamos persuadidos que las grandes conferencias hasta ahora organizadas por esa instancia y por el Comité Organizador y que han sido el plato fuerte de los foros pasados, deben ser reducidas al mínimo. El 95% de las actividades y del tiempo a disposición serán dedicadas a iniciativas auto-gestionadas. Creo que es una decisión extremadamente importante.

P: ¿Eso implicará un cambio fundamental de la metodología con respecto a las cuatro ediciones anteriores?

R: En efecto. Con novedades y una nueva lógica. Habrá tres partes bien marcadas con una sucesión coherente. La primera, de dos días, con actividades auto-gestionadas por los diferentes movimientos que se reconocen en la Carta del Foro y que trabajarán en sinergía. La segunda, de un día, a la que llamaremos de articulación, donde esos movimientos definirán una temática transversal, aglutinadora, todavía más amplia. Y la tercera, la de los "llamados a la acción", que analizarán y realizarán convocatorias específicas.

P: ¿Dónde quedan las experiencias locales, de abajo?

R: Hay que incorporarlas en esa dinámica. Por ejemplo, los derechos de los pueblos indígenas, podrían ser una temática transversal que asimila diferentes perspectivas: el derecho a la tierra, los bienes públicos a escala planetaria. Debo clarificar algo importante: dada la naturaleza del FSM no se va a prohibir a nadie - siempre que respete la Carta del FSM- a que proponga talleres o seminarios más específicos. Pero vamos a estimular las sinergías entre movimientos y redes y desaconsejar las actividades propuestas por una sola organización...

Estimular la reflexion, articulacion y acción

P: Y la parte dedicada a los "llamados o llamamientos a la acción"...

R: Hay que recordar que en las ediciones anteriores hubo una tensión potencial -que por suerte no se manifestó de forma antagónica- entre el Foro en sí mismo - que por su

Carta no puede tomar posición concreta o llamar a movilizaciones- y la Asamblea de los Movimientos Sociales. Había como dos lógicas diferentes (y complementarias) en cada Foro que arrastraban ciertos riesgos. Por ejemplo, los grandes medios de comunicación, tendían a presentar la declaración final de los Movimientos Sociales como la del FSM, lo que es incorrecto. Percibo que de cara a Porto Alegre 2005 estamos encontrando una respuesta a esa tensión latente con esta nueva concepción en marcha. El FSM va a favorecer para que los diferentes componentes que lo integran adopten "llamamientos a la acción", correspondientes a campañas y movimientos diferentes. Es decir, podría darse el caso de 10, 15 o 30 llamados a la acción en forma de declaraciones separadas.

P: Una especie de salto cualitativo efectivo con respecto a lo que se vivió hasta ahora...

R: Sí. Un avance real. No vamos a cambiar la Carta del Foro que lo define como espacio de encuentro y reflexión. Pero las redes y movimientos tendrán un espacio más amplio promovido por el mismo Foro.

Por otra parte, esto implica también un desafío mayor para los movimientos sociales que deberán articularse más y mejor. Luego del 1er FSM (Porto Alegre, 2001) esos movimientos se reunieron en agosto en México, tres semanas después de la movilización anti-G8 de Génova. Un encuentro que fue de extrema trascendencia. Hubo una fuerte presencia de organizaciones campesinas y de pueblos indígenas, especialmente de América Latina. Lamentablemente este tipo de encuentros que

se hicieron fuera de los grandes eventos del FSM se discontinuó. Si bien se constituyó un secretariado técnico, a cargo del Movimiento Sin Tierra y de la Central Unica de Trabajadores de Brasil, que asegura la circulación de información y cumple muy bien ese papel. Por otra parte, hay que recordar que los movimientos sociales se reunieron en cada edición del FSM y adoptaron declaraciones y planes de acción. Era útil. Pero falta algo más...Tal vez sea necesario que los movimientos sociales se encuentren nuevamente para discutir sus propias iniciativas independientemente del FSM en tanto evento. Es evidente que las actividades principales de los movimientos van mucho más allá del marco del FSM.

Altermundialismo y poder político

P:¿qué de nuevo puede traer la quinta edición de enero próximo en Porto Alegre?

R: Creo que un punto esencial de la próxima edición será la reflexión sobre el movimiento alter-mundialista y la realidad del poder político. En enero del 2005 se cumplirán los dos primeros años del gobierno de Lula en Brasil y el movimiento altermundialista podrá sacar conclusiones, por la importancia de ese país sudamericano, por la trascendencia de los movimientos sociales brasileros dentro mismo del FSM. El gran desafío será de asumir con madurez un balance sobre esa relación del movimiento social -que en su concepción más amplia se denomina sociedad civil- y el poder político. No será algo fácil. Tal vez el punto de consenso consista en reconocer que las expectativas que teníamos antes que asumiera Lula no fueron para nada respondidas. Pero habrá dos niveles de interpretación diferente sobre las circunstancias atenuantes que condicionan, o no, esa situación.

El foro como proceso constante y en movimiento

P: Hemos hablado de forma y de contenidos de cara al próximo Foro... ¿Hay otros elementos que quisiera subrayar?

R: Sí, algo que me parece no menos esencial de reiterar. Comprender al Foro como un proceso permanente, abierto y no como un evento de 5 días por año. ¡Nada de eso! En el Consejo Internacional tomamos decisiones muy concretas para que el proceso sea lanzado desde ahora mismo. Desde fines de mayo y en todo caso hasta agosto todos los movimientos y organizaciones pueden ya inscribir a través de la página electrónica del FSM temáticas que quieren que sean incorporadas en la próxima edición. En septiembre tendremos una primera visión y se podrá delinear un programa que asegure ese 95 % del espacio de la edición 05 para iniciativas auto-gestionadas. Facilitará las sinergías, los reagrupamientos, el trabajo mancomunado...

El FSM no terminará con la clausura el 31 de enero del 2005. Se decidió que en las seis semanas siguientes al fin de la próxima edición, se realice una amplia reunión de todos los componentes del FSM, los foros regionales y nacionales etc para evaluar lo sucedido en Porto Alegre, hacer una restitución profunda, intercambiar las críticas y anticipar las expectativas de cara al futuro.

Por último, recordar que la inserción en el terreno es el centro de gravedad política, lo que luego animará la reflexión más global. De esta manera, con esta metodología propositiva, con la preponderancia de espacios auto-gestionados, se globalizará aún más el FSM. Porque podrán participar en su dinámica todos los que así lo deseen y no sólo aquellos que se desplacen a Porto Alegre.