JPEG - 4.1 KB

Un nuevo tipo de conducción política

Eso es precisamente lo que Isabel Rauber plantea.

"En procesos de resistencia, lucha y búsqueda de transformación de las sociedades Latinoamericanas, los actores sociopolíticos emergentes han logrado una notable acumulación de fuerzas, de conciencia, de experiencia, de poder, de definiciones estratégicas acerca del sentido de sus luchas, y han conformado importantes conducciones sectoriales. El desafío es potenciar la actividad transformadora de los actores-sujetos hacia objetivos superiores, articulando su participación plena en las propuestas de lucha y transformación de la sociedad y, sobre toda esa base, avanzar en la construcción de la conducción sociopolítica colectiva.

Esto supone la articulación de diferentes modalidades organizativas y de conducción de las fuerzas sociales activas. Enfatiza cada vez mas con mayor fuerza la necesidad de generar espacios de coordinación y proyección colectivas, consensuadas hacia objetivos comunes. Y replantea en concreto el debate de la representación políticosocial y el de la estructura organizacional que la contendrá".

Igualmente reclama:

- Un nuevo modo de articulación de los actores: horizontal, plural y multidisciplinaria.

- Un nuevo modo de dirección: concertada con la participación de todos, construida y definida de abajo para arriba, por cada uno de los actores protagonistas.

- Un nuevo modo de representación: que lejos de suplantar el protagonismo y la participación en las tomas de decisiones, los concerte y potencie sobre la base de modos participativos colectivos de funcionamiento, decisiones y gestión.

- Un nuevo tipo de organización política (o –donde sea posible- un cambio radical en la actitud de los partidos políticos de izquierda existentes): que articule e integre lo social-reivindicativo formando una instancia sociopolítica, buscando caminos concretos destinados a disminuir y poner fin a milenios de enajenación política, económica, social y cultural de los seres humanos explotados y oprimidos, empezando por reconocer en ellos la capacidad para protagonizar su historia* .

Una propuesta para Ciudad Bolívar

En conclusión se debe propender por unos movimientos que se que den menos en lo político y hagan mas énfasis en lo social. En un trabajo con las comunidades en este caso todos los integrantes de la comunidad educativa, que sea mas incluyente, porque no pensar un sindicato mas que de los maestros de todos los actores del proceso educativo (Maestros oficiales, maestros del sector privado padres de familia, estudiantes, etc…

La propuesta en específico para la localidad ce Ciudad Bolívar es que se constituya una mesa de educación donde confluyan todos los interesados en aportar en la solución de todas las problemáticas de la educación y no sigan surgiendo propuestas mediáticas de solución que pueden obedecer a intereses mas particulares y coyunturales como actualmente tenemos el caso de el comité sindical de Ciudad Bolívar. El comité de Educación de la localidad y Acolpaz con su proyecto en derechos humanos.

"Nadie educa a nadie,

nadie se forma solo,

todos nos formamos

en comunidades".

Paulo Freire.

* Rauber Isabel. Movimientos Sociales y Representación Política. Ediciones desde abajo. 2003. Pag. 105-106.