JPEG - 21.4 KB
El transmisor de la peste
Foto Lab.

La peste bubónica, peste pulmonar, peste septicémica, peste negra o muerte negra, como se denominó en la Europa de la Edad Media, a la enfermedad producida por el bacilo de Yersin, (Yersinia pestis), epónimo adjudicado al microbiólogo suizo Alejandro Yersin, quien describe esta enfermedad infecto-contagiosa, luego de haber aislado este bacilo durante una epidemia producida en Hong Kong, enfermedad que se propaga al ser humano por intermedio de los ectoparásitos de la rata, la pulga llamada Xenopsylla cheopis, ingresa al Ecuador, según las primeras descripciones documentadas, en los primeros meses de 1908, por el puerto de Guayaquil, propagándose a las demás provincias, siguiendo las vías marítimas y fluviales.

Entre 1909 y 1929, se diseminó siguiendo la vía férrea hacia la zona de la montaña andina, afectando principalmente a las regiones de Chimborazo, Tungurahua, Bolivar y Cotopaxi. Desde entonces se han producida algunos períodos epidémicos entre 1908 y 1939 con 11828 casos y 5135 defunciones ; el producido de 1940 a 1959 con 1.171 casos y 269 muertes registradas ; otro período de reinfestación se produjo desde 1960 a 1976, afectando la región de Chimborazo ; entre 1977 a 1999 se focaliza la epidemia en algunas regiones de la costa y en los andes ecuatorianos.

En el pasado mes de mayo, en una de las provincias andinas de la república del Ecuador, se produce un rebrote de la epidemia de yersinia, debido a las condiciones sanitarias deficientes y a la pobreza de la comunidad indígena de la región de Guamote, Chimborazo. La presencia de la peste se confirmó por vía serológica, luego de un estudio epidemiológico realizado por la OMS/OPS/CDC, determinándose once decesos debidos a la forma pulmonar de la enfermedad.

Pero ésta, es solamente una de todas las plagas que azotan actualmente a este país sudamericano. Desde el año de 1999, la república del Ecuador pierde su identidad monetaria por la imposición del dólar estadounidense, el retiro de circulación y la incineración del « Sucre », la moneda nacional, produciéndose una profunda crisis económica en las clases medias y bajas del país ; en noviembre de ese mismo año, se instala una base norteamerica en el puerto de Manta y el Ecuador empieza a formar parte del plan militar norteamericano denominado « Plan Colombia », destinado a atacar a las fuerzas insurgentes colombianas. Dentro de esta misma línea guerrerista, la frontera colombo-ecuatoriana sufre desde hace cuatro años la permanente fumigación de la zona limítrofe con « Glifosato », potente tóxico que, so pretexto de terminar con las plantaciones de coca en la región del Putumayo, está diezmando con la vegetación, los animales, las personas de la zona y generando múltiples pérdidas económicas para más de cien organizaciones campesinas.

La peste se propaga aún más, ahora dentro de las aguas del mar teritorial. Desde el año 2001 hasta la fecha actual, fueron hundidos numerosos barcos pesqueros de bandera ecuatoriana por fragatas estadounidenses dentro de las docientas millas naúticas de soberanía ecuatoriana. El pescador ecuatoriano Carlos Llorente demandó judicialmente al servicio de guardacostas de los Estados Unidos porque sus buques fueron interceptados por la Marina yanquee cuando realizaban faenas de pesca, a 120 millas de las Islas Galápagos, destruyendo las naves. Asi mismo, la Asociación Latinoamericana de Derechos Humanos, ALDHU ha denunciado el hundimiento de embarcaciones pesqueras ecuatorianas por parte de fragatas norteamericanas porque, según la política continental de los Estados Unidos « impiden la normal circulación de los acorazados estadounidenses ».

La peste continuará propagándose y eliminando ecuatorianos en un corto plazo cuando se ponga en vigencia el Tratado de Libre Comercio TLC y el Área de Libre Comercio de las Américas ALCA, lo que significará la desaparición y muerte de la economía ecuatoriana y la sojuzgación absoluta de los latinomericanos a las imposiciones del mercado estadounidense.