JPEG - 28.2 KB

La planta ubicada en el norte del estado Anzoátegui se inaugurará en noviembre, por lo que las pruebas de arranque ya se iniciaron. Petrolera Ameriven está conformada por la asociación estratégica suscrita en julio de 1997 en la que participan las estadounidenses ChevronTexaco y ConocoPhillips y la estatal Petróleos de Venezuela (Pdvsa), y explota el campo Hamaca en la Faja del Orinoco.

Es el cuarto mejorador de petróleo extrapesado en el país, y la planta, a inaugurarse en noviembre, estará ubicada al norte del estrado Anzoátegui, en Jose. Las pruebas de arranque, por ende, ya comenzaron.

Dispone de una tubería de 42 pulgadas de diámetro desde el centro operacional Bare (en el sur de Anzoátegui) a Jose (en el norte) para transportar el crudo y, de otra de 20 pulgadas que envía el diluente (nafta) desde Jose a Bare.

Pedro Martorano, presidente Ameriten, señaló al diario zuliano Panorama que esta asociación al igual que las otras tres que operan en la Faja del Orinoco ha mantenido una participación de empresas venezolanas de alrededor de 70%. "El porcentaje demuestra que Ameriven se hace en Venezuela, de hecho en la construcción el nivel fue de 98%", destacó.

Indicó que para el proyecto fueron contratadas más de 13 principales en las diferentes facetas, además de las subcontratistas, también venezolanas. Para habilitar las facilidades de producción en el sur de Anzoátegui, específicamente el centro Bare (a 45 minutos por carretera de El Tigre, también se requirieron empresas nacionales.

Martorano explicó que desde el inicio de las labores, incluidos los trabajos para el Bare fueron contratadas 30 mil personas que sumaron 49 millones horas/hombre. La fase 1, que correspondió a la terminación mecánica, se completó recientemente y el pico en construcción alcanzó a 10 mil personas.

Pero serán alrededor de mil personas las que operarán la planta, que será inaugurada en noviembre, además de otros contratados. "El presupuesto hasta diciembre de 2004 es de tres mil millones de dólares, de los cuales dos mil millones se invirtieron aguas abajo", aseveró el presidente Americven, quien destacó que "un millardo fue financiado por el Eximbank y un consorcio bancario estadounidense". Según Martorano, la planta tiene una capacidad de procesamiento de 190 mil barriles por día de crudo extrapesado de 8,5º API.

"Obtendremos 180 mil barriles de 26º API por el proceso de coquificación retardada. Seremos la segunda empresa en el país en cuanto a la calidad resultante del petróleo tras el mejoramiento. El crudo se llamará Hamaca blend, debido a que el campo de donde se extrae también se denominó Hamaca. Su contenido de azufre será de 1,6%", explicó.

Los volúmenes se manejarán de forma libre en el mercado, al igual que en el caso de la empresa Sincor (que opera el campo Machete de la Faja).

Martorano agregó que la producción de coque será de 3 mil 700 toneladas métricas por día y tendrán como destino plantas cementeras en el país que lo utilizarán como combustible en sus hornos. La de azufre, de 600 toneladas por día, es requerida por la industria petroquímica en la obtención de fertilizantes.

Recordó que se han perforado unos 180 pozos en el campo Hamaca, que soportan la producción actual de 120 mil barriles por día de crudo extrapesado, volumen que creció de forma progresiva desde los 40.000 barriles de la producción temprana.

"Alrededor de unos 700 pudieran llegar a ser perforados, aunque por tratarse de horizontales, es posible que sumen 1 mil 400 los brazos existentes en el subsuelo. La profundidad es somera, de unos 2 mil 500 pies (vertical), pero la total oscila entre los 8 mil y 10 mil pies", indicó.

Cabe recordar que las asociaciones estratégicas (sociedades de transnacionales y la estatal Petróleos de Venezuela) Sincor, Petrozuata y Operadora Cerro Negro operan los campos Machete, Zuata y Cerro Negro de la Faja del Orinoco, respectivamente, de los que extraen crudo extrapesado para convertirlo en sintético.

Pequiven: aumenta 51% mercadode resinas plásticas

Pequiven, a través de su comercializadora Coramer, colocó en el mercado nacional un total de 235 mil toneladas métricas de resinas plásticas en los primeros ocho meses del 2004, lo cual significó un incremento del 51 % con respecto a lo comercializado en el mismo período el año anterior. Este significativo crecimiento es un sólido aporte al desarrollo tanto del sector transformador de resinas plásticas, en particular, como del industrial, en general.

La información suministrada por Pequiven, señala que este crecimiento es el resultado de la implementación de una novedosa estrategia comercial, sustentada en el convenio de compra-venta, a través de las cuales el sector venezolano transformador de resinas recibe la materia prima a precios competitivos en relación con los estándares internacionales, otorgándose descuentos que varían de 5 al 12%.

Publicado en Quantum N.34