Un informe oficial, sobre la realidad en el Irak de Saddam Hussein sobre las armas de destruccion masiva, desbarata todos los argumentos del presidente Bush para justificar la guerra en Irak.

Charles Duelfer, el principal inspector norteamericano sobre la posibilidad de que Saddam Hussein tuviera armas de destrucción masiva, presentó un informe al Congreso que, en síntesis, muestra a Bush como el mentiroso más grande de la globalidad. Después de visitar un Irak ya ocupado por las fuerzas norteamericanas y buscar y revisar por todo el territorio sin obstáculo alguno, Duelfer presentó su informe causando conmoción en el recargado clima preelectoral estadounidense.

El informe dice que la última fábrica capaz de producir armas no convencionales en cantidades considerables, fue destruida en 1996. Al momento de la invasión norteamericana, Irak no poseía armas de destrucción masiva, como aseguraba Bush. Hacía ya doce anos que Irak no disponía de armamento ilegal y no estaba tratando de producir armas de destrucción masiva, pese a que Bush y el siniestro personaje que es su vice Dick Cheney -satirizado en la prensa de USA como un Darth Vader o un Dr. No-, habían asegurado y lo siguen haciendo, que existía el peligro de armas atómicas y bioquímicas.

De modo que, una vez más, se confirmó que Bush mintió a su pueblo y al mundo para justificar una guerra de la poderosa superpotencia contra una nación tercermundista en desarrollo, debilitada por una dictadura corrupta y vanamente soberbia, pero que no tenía nada que ver con los ataques de 9-11-91 y mas bien alguna vez recibió respaldo bélico-político de EE.UU, bajo las presidencies de Reagan y de Bush (padre), para enfrentar a otro enemigo islámico: Irán y la tendencia musulmana chiíta.

El informe Duelfer coincide con numerosas opiniones periodísticas y otras formas de difusión como el film documental Farenheit 9/11 del perseverante crítico de Bush, Michel Moore.

Una versión actualizada de la película es un éxito de venta del DVD coincidiendo con los últimos tramos de la campaña electoral para las elecciones presidenciales del 2 de noviembre.

Por todo esto, en el segundo debate (oct.7) Kerry le dijo a Bush, mirándolo en la cara con toda severidad: "Ud.no asume las realidades, ni reconoce sus errores. Se ha convertido en un arma de engaño masivo." /BIP