JPEG - 22.8 KB
Fernando Sucre, Happy hours (Fracmento), 1999

Jeferson Miola, coordinador del recién instalado escritorio ejecutivo del FSM en Porto Alegre, nos habla de los desafíos a enfrentar para volver realidad este modelo. La idea fundamental, según Miola, es que sean implementadas en este territorio un conjunto de iniciativas demostrativas, que tengan carácter de ejemplo en relación al mundo pos-neoliberal que el Foro preconiza.

Otra característica importante del nuevo modelo será comprometer al máximo a la población de la ciudad en la organización y realización del Foro. Y el esfuerzo de la población de Porto Alegre deberá ser recompensado. La idea de viabilizar en la ciudad inversiones y obras que puedan tornarse adquisiciones permanentes, útiles y funcionales, mejorando la infraestructura de espacios y equipos públicos, revitalizando regiones como la Rambla de Guaiba o el Casco del Puerto. Así, destaca Miola, el Foro podrá contribuir también para la generación de nuevas inversiones y mejoras permanentes para la ciudad y su población.

- ¿Cuál es la estrategia actual para la realización del Foro Social Mundial 2005?

- Tenemos por un lado, en el plano institucional de las instancias de realización del Foro, una dinámica política muy intensa, reflejada especialmente en el trabajo que viene siendo hecho por el Comité Internacional a través de sus comisiones, en particular la comisión de metodología, que tendrá un seminario en San Pablo la próxima semana. Ese seminario será el primer momento de la sistematización de todo el esfuerzo que hizo el foro, y que constituye un nuevo valor democrático, de discutir internacionalmente la agenda y las estrategias que se llevarán a cabo aquí en Porto Alegre.

En este encuentro tendremos el resultado del trabajo de esa comisión de metodología, que se viene esforzando en el sentido de sistematizar la consulta en la cual participan más de dos mil organizaciones del mundo entero, con una buena presencia brasileña. Estas dos mil consultas van a conformar el programa del Foro, sus ejes temáticos. Por otro lado tenemos al Comité Organizador, que pasa a ser una instancia más ampliada de coordinación y dirección del Foro en Brasil, trabajando de forma integrada con el secretariado internacional, que está compuesto por las ocho organizaciones que originalmente integraban ese comité organizador. Y nosotros, en Porto Alegre estamos constituyendo este escritorio, que va a hacer la coordinación ejecutiva del Foro.

- ¿Y cuáles serán los próximos pasos?

- Hemos avanzado mucho en la definición del concepto y de la arquitectura que tendrá el Foro en Porto Alegre. A partir de la reunión que tuvimos aquí en mayo pasado, cuando discutimos hipótesis para la realización del Foro, convergimos en una idea prioritaria. La idea de que el Foro sea realizado en un espacio de la ciudad que va desde el Casco del Puerto, pasando por los almacenes de Casi, por la Usina del Gasómetro, por el parque Armonía y a través de la Rambla de Guaiba, hasta el parque Marina del Brasil. Además, otro eje convergirá hacia el campus central de la Universidad Federal de Río Grande del Sur, y para el parque de La Redención, donde disponemos de una importante capacidad instalada.

Esto valoriza enormemente un espacio que tiene gran identidad con la ciudad. La idea que estamos realizando es que esa área utilizada por el Foro, sea caracterizada como "territorio del Foro", un territorio social mundial en Porto Alegre, un espacio que se aproxima enormemente a los elementos simbólicos que son parte del imaginario de la población de Porto Alegre y de la propia ciudad, como es el caso de la Usina del Gasómetro, del Casco del Puerto, de la Redención, etc. Por otra parte, este modelo permite que el Foro establezca una profunda integración de sus participantes con el conjunto de la comunidad de Porto Alegre. Por lo tanto, la idea es hacer un Foro que tenga la característica de utilizar los espacios públicos y envolver al conjunto de la ciudad de Porto Alegre en su dinámica.

- ¿En que consiste exactamente esa idea de un territorio social mundial?

- La idea fundamental es que constituyamos en este territorio un conjunto de iniciativas demostrativas, que tengan carácter de ejemplo en relación al mundo pos-neoliberal que el Foro pregoniza. Que la organización del Foro y su actividad concreta en este territorio permita adoptar un conjunto de directrices organizativas, políticas, culturales y estéticas que mantengan una identidad con los valores que el Foro defiende, en la dirección de la construcción de otro mundo posible.

- ¿Y cómo esa idea se materializa en la práctica, en lo cotidiano del Foro?

- Esto representa por ejemplo, tener una clara prioridad por una economía solidaria en la ocupación de los espacios comerciales de este territorio, estableciendo prácticas de consumo ético, de educación, de auto-gestión y de comercio justo. Otro ejemplo: viabilizar todas las soluciones tecnológicas a través de tecnologías no-propietarias tales como el software libre. Además, pensamos incrementar fuertemente los dispositivos de comunicación, creando un territorio que tenga acceso a la comunicación, un derecho fundamental para que todos los participantes puedan conocer lo que está pasando.

Queremos que el Foro sea una fuente de información importante, con la transmisión de su producción intelectual al mundo entero, durante el evento, on-line. Otra idea es la adopción de una moneda social, en cambio de monedas de valor puramente comercial. Todo esto con la adopción de medidas que garanticen la sustentabilidad ambiental y la integración con el paisaje natural de la ciudad. Por lo tanto, la idea de este territorio es algo más que una categoría geográfica. El es en verdad un elemento concretizador y traductor del espíritu del foro, de las ideas que él aporta hacia la posibilidad de construir otro mundo, que no sea el mundo orientado por la pasteurización que impone el mercado, inclusive en las soluciones técnicas adoptadas por la sociedad a escala mundial.

- La idea entonces ¿es introducir innovaciones en la propia base material de funcionamiento del Foro?

- Exactamente. Hay una idea de Milton Santos que nos ayuda mucho en este sentido. Ella dice que la humanidad fue adoptando tantos sistemas técnicos como fueron necesarios para su reproducción y para garantizar una vida digna. El capitalismo, cuando comienza a operar en gran escala, pasteuriza esas soluciones y adopta modelos técnicos únicos, imponiendo un mismo patrón técnico y tecnológico para el conjunto de la humanidad, independientemente de las particularidades de cada población.

El neoliberalismo llevó este proceso a escala planetaria, globalizando este proceso tecnológico como si fuera una panacea, sin consideraciones étnicas, culturales, etc. Por lo tanto el Foro es la antítesis del neoliberalismo, inclusive en su base material de funcionamiento, dónde la cultura pasará a tener un papel esencial, como una dimensión integradora y politizadora de la relación entre los participantes del Foro entre sí y de la participación de otras personas que, muchas veces se integran a los procesos de movilización contra el neoliberalismo pero prefieren otras formas de expresión que no son necesariamente la presencia en debates teóricos y políticos, o la participación en redes y campañas. Estos son los conceptos que organizan el trabajo que estamos haciendo para construir esta quinta edición del Foro Social Mundial.

- ¿Y cómo esas ideas se van a reflejar en la organización del Foro?

- Desde el punto de vista organizativo, estamos pensando en constituir, en el perímetro de este territorio, espacios aglutinadores de los ejes temáticos que están siendo relevados a través de la consulta mencionada anteriormente. Queremos construir estaciones temáticas, que serán espacios aglutinadores de temas, de campañas, de movimientos y de estrategias comunes entre los participantes que se identifiquen con esos temas en particular. La idea es que estas estaciones por lo tanto, conformen un espacio físico adecuado para que los participantes puedan realizar sus iniciativas, sean ellas debates, expresiones culturales o tantas otras que serán promovidas de forma autogestionaria.

Estas estaciones conforman también lo que estamos llamando polos de multi-servicios, un sistema de atención compuesto de servicios de seguridad, de telefonía, de Internet, servicios bancarios, información, infraestructura sanitaria, etc. Por otro lado tendremos también en estas estaciones espacios de alimentación que serán ocupados prioritariamente por la economía solidaria. Las estaciones serán equivalentes a barrios de una ciudad. No serán puntos donde las personas sean "guetizadas", sino espacios de pasaje y de integración a la dinámica general del Foro. Por eso el nombre de "estaciones", que le da sentido al espíritu de un Foro horizontalizado que preserva las singularidades, pero que tiene dinámicas combinadas que permiten momentos de gran convergencia de masas.

- ¿Y respecto a los espacios de las grandes conferencias?

- Entramos allí en la tercera cuestión organizativa fundamental. La idea de tener, en el perímetro de este territorio, grandes arenas públicas que permitan a los participantes en conjunto promover iniciativas comunes, actividades convergentes. Por ejemplo, grandes temas estratégicos del debate contemporáneo, con la presencia de una gran referencia intelectual mundial. ¿Cuáles son esos grandes espacios que estamos considerando? El Anfiteatro Pôr do Sol, el Auditorio Araújo Viana, el Largo Zumbi dos Palmares, y tal vez el Gigantinho. La idea es que tengamos en la estructura del programa una concepción que combine, por un lado esa horizontalidad radical que el Foro va a permitir y por otro una convergencia de los participantes del Foro en su conjunto. Por lo tanto, esas dos dinámicas necesitan ser combinadas en profundidad, de tal manera que el Foro pueda tener también como saldo positivo una combinación de las luchas particulares con las luchas globales contra el neoliberalismo, profundizando la internacionalización de este movimento.

- ¿Cómo va a darse la articulación de esos espacios en la ciudad y en el Foro?

- Estamos pensando en la Usina del Gasómetro como centro organizativo y centro general de comando de estas operaciones, como un espacio que garantice la infraestructura fundamental del Foro, las centrales de imprenta, de información, de acreditación de extranjeros, el comando de operaciones de traducción y apoyo, seguridad, internet, asistencia, etc. La idea es hacer de la Usina el centro nervioso del Foro. Una segunda área importante será el Parque da Harmonia, dónde quedará un Campamento Intercontinental de la Juventud, con capacidad para alrededor de 30 a 35 mil jóvenes acampados.

El Anfiteatro Pôr do Sol, que ya nombré como una de las grandes áreas públicas que vamos a tener, junto al Araújo Viana y al Largo Zumbi dos Palmares. Estamos todavía discutiendo el aprovechamiento o no del Gigantinho. El Parque da Redenção debe funcionar como un espacio de una gran integración del Foro con la ciudad, recibiendo una multiplicidad de agendas culturales. La idea es concentrar allí una expresión internacionalizada de la cultura planetaria.

Igualmente, en las estaciones deberemos tener espacios para la expresión cultural. También estamos pensando en el Gimnasio Tesourinha como sede residencial alternativa y en la Plaza Seca, al lado de la Usina del Gasómetro, como espacio para música, teatro y otras manifestaciones culturales. Y uno de los almacenes del Casco del Puerto, debe ser transformado en espacio de cine y video.

- ¿Habrá entonces que hacer un trabajo gigantesco para que todo esto esté listo para finales de enero?

- Estamos ahora en etapa de planeamiento, determinando un cronograma, una línea de espacio y tiempo, con el conjunto de tareas que necesitamos cumplir para viabilizar este diseño que es enteramente distinto de las experiencias anteriores que tuvimos con el Foro. Esto exige, inclusive, maniobras mucho más complejas, en condiciones distintas respecto al compromiso institucional. Estamos concluyendo esta primera etapa de planeamiento y estamos terminando también una serie de estudios de factibilidad para que podamos comprender mejor cuál es la capacidad que tenemos de concretar este concepto dentro de ese espacio territorial de la ciudad. La Prefectura quedó en presentarnos los catastros en los próximos días, a partir de ahí estaremos ocupados totalmente en la formulación de un anteproyecto arquitectónico que pueda dar una visualización más clara de este territorio que queremos construir.

- ¿Y cuál es la evaluación de la recepción de la población de la ciudad a este diseño del Foro?

- Hay algo que olvidé decir, que es muy importante para la ciudad, para el Estado y para el pueblo de Porto Alegre. Es una de las prioridades que el Foro viene discutiendo y que políticamente ya decidió. Es la idea que la organización del Foro aproveche mucha de la capacidad instalada de la ciudad. Pero también existirá un gran esfuerzo para construir edificaciones temporales. La idea que podamos viabilizar en la ciudad un conjunto de inversiones y obras que puedan convertirse en equipamientos permanentes, útiles y funcionales para la ciudad, mejorando la infraestructura de los espacios y equipamientos públicos, revitalizando la región de la Rambla de Guaiba, recuperando la región del Casco del Puerto.

De este modo, el Foro, a partir de su esfuerzo constructivo, podrá contribuir a la generación de nuevas inversiones y memorias permanentes para la ciudad y su población. Todo eso evidentemente presupone de nuestra parte una relación de trabajo muy volcada al diálogo con el conjunto de representaciones de la sociedad, con el Consejo de Presupuesto Participativo, con todos los agentes económicos de la ciudad, asociaciones de barrios (especialmente aquellas próximas al entorno del Foro) y también con los círculos gubernamentales. Queremos construir así, un conjunto de interlocución muy amplio y calificado para lograr que el Foro sea apropiado al conjunto de la sociedad. Como el pertenece ya al imaginario de la ciudad, creo que será muy bien recibido por la población.

JPEG - 14.8 KB
Fernando Sucre, Disco party, 1999

Sergio Ferrari

Hacia un FSM más participativo, autogestionado y popular

Luego de una escala en Mumbai, India, el Foro Social Mundial (FSM) volverá en su próxima edición a Porto Alegre. La ciudad brasilera que lo vio nacer lo acogerá -como en las primeras tres ediciones- entre el 26 y el 31 de enero del 2005 coincidiendo nuevamente, a nivel de fechas, con el Foro Económico de Davos.

El movimiento alter-mundialista planetario, más maduro y consolidado que en el 2001 cuando se realizó la primera edición, se confronta sin embargo a desafíos mayores en la búsqueda de alternativas y en su propia dinámica interna.

Consulta planetaria

1.863 organizaciones de las más diversas -ONG, asociaciones, redes, movimientos populares, campañas mundiales- participaron entre mayo y el 3 de agosto pasado en una consulta temática amplia, sin precedentes hasta ahora en la tradición forista. "Para identificar las luchas, las preguntas, los problemas, proposiciones y desafíos que los participantes consideren importante discutir en el FSM 2005", según lo expresaron los promotores.

A partir de dicha iniciativa, el Consejo Internacional -principal instancia de coordinación- y específicamente sus comisiones de contenido y de metodología han ido sintetizando y proponiendo pistas sobre los temas centrales que se debatirán en enero del 2005. Se han identificados 11 Espacios temáticos que comienzan a "definir el rostro" del próximo FSM, "profundizando su caracter popular y participativo", tal como se expresa en el Boletín del Foro de inicios de setiembre. En el futuro se crearán Grupos aglutinadores sobre la base de los temas afines para preparar la quinta edición.

Trás esta nueva metodología de consulta por Internet se expresa la respuesta a una crítica/autocrítica triple emanada de diversos sectores que participan en este amplio proceso en marcha.

Por una parte, evitar el riesgo de caer en un FSM verticalista donde las instancias de coordinación reemplacen al propio movimiento. Por otra parte, eludir la "trampa" eventual de reducir al FSM a un gran show mediático, centrado en conferencias gigantes de notables. Y por último, lograr una sintonía funcional más sólida entre el Foro como estructura y los movimientos sociales como pilares irremplazables del mismo.

Esta nueva modalidad de consulta implica de por sí un salto cualitativo. Define una nueva metodología que lejos de ser una simple formalidad interroga conceptualmente al FSM en tanto espacio horizontal de reflexión, intercambio y coordinación práctica. Tras la nueva forma se anticipa un necesario reforzamiento de los actores. Para asegurar una "mayor presencia popular" (incluyendo a los sectores más oprimidos de la población tal como sucedió en Mumbai) y facilitando "la expansión y enraizamiento del proceso del FSM tanto en Brasil como en los países vecinos".

Un mundo diferente tejido por redes

Aunque todavía no queda totalmente claro al detalle preciso como se desarrollará la quinta edición del Foro, todo indica que jugarán un papel protagónico las redes y sus propias y actuales temáticas. Entre otras, la que promueve la anulación de la deuda; la marcha mundial de mujeres; las iniciativas ecológicas y las de economía solidaria; el movimiento anti-ALCA (Acuerdo Libre Comercio de las Américas) y el que propone la aplicación de la Tasa Tobin a las transacciones financieras internacionales. Así como el ascendente movimiento rural expresado en Vía Campesina y algunos sectores sindicales combativos. Sin olvidar los creyentes comprometidos en sus variantes más ecuménicas; las grandes organizaciones a favor de los derechos humanos y las plataformas de ONG que bregan por un desarrollo duradero , por citar sólo algunos ejemplos.

Esas redes y los "grupos aglutinadores" que se irán creando, definirán los ejes de la programación temática de Porto Alegre 5, sea a nivel de talleres, seminarios o conferencias. Dos condiciones innegociables son esgrimidas por los organizadores: el respeto a la diversidad y el espíritu de "inclusión", es decir, todo menos cualquier sectarismo reduccionista.

Detrás de esta verdadera redefinición del FSM, apenas cinco años después de su creación, persiste la idea de preservar su identidad, establecida en la Carta de principios: "un espacio amplio de intercambio y reflexión". Aunque facilitando aún más una efectiva coordinación de movimientos afines.

En la próxima edición dos novedades se anticipan con certeza . Una gran parte de las actividades serán autogestionadas (quitándole peso de decisión temático al Comite Organizador y al Consejo Internacional). Y el trabajo de las redes desembocará en "llamados a la acción", documentos sectoriales donde se definirán consensos operativos y agendas comunes.

Los grandes desafíos de Porto Alegre 2005 están a la mano. Los actores alter-mundialistas tiene la palabra.