JPEG - 18.1 KB

En las elecciones en Uruguay funcionarán 2627 circuitos de votación, los uruguayos residentes en el país, y varios que llegan desde el exterior exteriorizan su idea de que los comicios de este domingo pueden cambiar 170 años de historia política. Banderas del Frente Amplio -firme candidato para obtener la mayoría de ambas cámaras y la Presidencia de la República, rompiendo con la seguidilla de gobiernos de los partidos Nacional y Colorado, llamados “tradicionales”- lucen casi en cada esquina, pero también en balcones, vehículos particulares y de transporte público.

La Corte Electoral informó en estas horas que son 2.487.583 los uruguayos habilitados para el voto, en los 19 departamentos. Aproximadamente un 65% de los cuales lo harán en Montevideo, la capital y Canelones, segunda circunscripción del país. El sistema vigente en el país establece un mecanismo de segunda vuelta o balotaje en caso que ninguno de los candidatos alcance la mayoría absoluta: más del 50%.

JPEG - 7.5 KB
Tabaré Vázquez

Unánimemente las empresas de sondeos de opinión han otorgado al Dr. Tabaré Vázquez -el médico oncólogo más prestigioso del país, que fuera Intendente (alcalde) de Montevideo y desde hace siete años líder del Frente Amplio- guarismos que superan en 50% la intención de voto. El Partido Nacional (“blanco”), obtiene un caudal por encima del 30%, en tanto que el gobernante Partido Colorado no supera el 8% en la intención de voto. La izquierda cerró el miércoles 27 su campaña electoral con una demostración pública de medio millón de personas en Montevideo, la mayor en la historia política del país.

Con apenas tres millones de habitantes, el Uruguay ha sufrido desde 2002 la peor crisis económica de su historia, lo cual le reportó un dramático crecimiento del endeudamiento externo y una explosión de la pobreza. Asimismo, trepó el ritmo de emigración en busca de oportunidades hacia Estados Unidos, España y otros países industrializados.

En caso de acceder a la Presidencia, Vázquez ha anunciado que dedicará sus primeros meses a un ataque frontal contra la pobreza y la desnutrición infantil, en tanto que en materia internacional su apuesta principal será la profundización y ampliación del Mercado Común del Sur (MERCOSUR), que integran Argentina, Paraguay, Brasil y Uruguay, y que cuenta con Venezuela y Chile como estados asociados.