Con testimonios de mujeres colombianas que viven en medio del conflicto armado y sufren diferentes tipos de violación a sus derechos humanos, la Mesa de trabajo «Mujer y Conflicto Armado» presentó el pasado jueves 21 de octubre el IV Informe sobre violencia sociopolítica contra mujeres, jóvenes y niñas en Colombia.

«Se llevaron a una mujer y la obligaron a cocinarles durante dos meses, a cambio de la vida de su hijo» Testimonio de una mujer indígena del Caquetá

El lanzamiento de este informe se enmarca dentro de la campaña «No hay derecho, nada justifica la violencia contra las mujeres». El Informe muestra las diversas formas de violencia perpetradas por paramilitares, Ejército y guerrilla contra mujeres, jóvenes y niñas en zonas urbanas y rurales de todo el territorio nacional.

La violencia del conflicto armado, que afecta a toda la comunidad, tiene efectos diferentes en hombres y mujeres porque las desigualdades de género, que son anteriores al conflicto armado, persisten y con frecuencia se intensifican durante el mismo. Un ejemplo de esta situación es la excesiva carga de responsabilidad que suelen enfrentar las mujeres que por motivos del conflicto se ven obligadas a desplazarse y a asumir la jefatura del hogar en condiciones de mayor vulnerabilidad y con menos opciones de hacer oír su voz para reclamar sus derechos y para garantizar la supervivencia de su grupo familiar.

Además, en contextos de conflicto armado aparecen otras formas de violencia que están dirigidas a las mujeres por el hecho de ser mujeres. Por ejemplo, la violencia sexual, el control de la sexualidad, las emociones y el comportamiento de las mujeres, los obstáculos a la participación de las mujeres generados por la persecución y asesinato de mujeres líderes de organizaciones, entre otros.

Todos estos hechos siguen quedando en la impunidad o no se denuncian por falta de garantías para quienes los denuncian.

El Informe pone a la luz las violaciones a los derechos humanos de las mujeres, jóvenes y niñas en el marco del conflicto armado interno. La pregunta que da norte al documento es: ¿Qué significa la seguridad para las mujeres colombianas que tienen que vivir con el impacto del conflicto armado y cómo se ve afectada en el contexto de la Política de Defensa y Seguridad Democrática del actual gobierno? Para responder a esta pregunta, el Informe da una mirada a la situación de las mujeres en contextos de retorno, confinamiento y zonas de rehabilitación, a la situación de las mujeres detenidas de manera arbitraria, de las mujeres de las comunas en Medellín y de las mujeres indígenas, al impacto de la violencia sexual en las mujeres, a las necesidades de protección y seguridad para las organizaciones de mujeres.

La seguridad trasciende lo militar cuando se entiende desde los derechos humanos

El Informe deja claro que esta política, lejos de proteger a la población civil de los rigores del conflicto armado -los ciudadanos y ciudadanas en cuyo nombre se diseñó- ha contribuido a empeorar su situación de seguridad por la creciente militarización de la vida civil y por la fuerte presión de los diferentes actores armados -el Ejército incluido- para involucrarla en el conflicto. Para las mujeres, jóvenes y niñas, esta situación supone vivir en contextos de control social ejercido por actores armados, con efectos devastadores en sus vidas.

El llamado de las mujeres Las mujeres colombianas que dan testimonio en estas páginas, están afirmando de mil formas que la política de seguridad democrática ha convertido sus vidas en un infierno, que no hay seguridad que sirva si no incluye las necesidades más cotidianas y reales de las mujeres, jóvenes y niñas de este país como el derecho a vivir una vida digna, el derecho a tener sueños y aspiraciones, el derecho a pensar en el futuro de sus hijos e hijas.

El Informe plantea que no hay seguridad para las mujeres si no existe un compromiso frontal de las autoridades por ponerle fin a la impunidad de la violencia contra las mujeres, incluyendo la violencia sexual. El Informe reconoce el derecho de las mujeres a la verdad, justicia y reparación y busca contribuir a que la impunidad no silencie las violaciones a los derechos humanos de mujeres, jóvenes y niñas colombianas.

www.mujeryconflictoarmado.org