JPEG - 22.3 KB

El marino ecuatoriano guardó coherencia con la postura del ministro de Defensa, Nelson Herrera, y no respaldó ayer a Colombia, ni a EE.UU., en su intento de configurar la lista de los grupos terroristas de América, para perseguirlos a nivel de la OEA.

Ese militar, el capitán de Navío Jorge Gross Albornoz, es jefe de Gabinete del Ministerio de Defensa ecuatoriano y ayer fue claro, ante los delegados de 34 países del hemisferio, al señalar que el problema de Colombia es de los colombianos.

El pronunciamiento, según Gastón Chiller, experto en seguridad continental de Washington Office on Latin America (WOLA), muestra un claro intento de mantener una posición independiente. “Es interesante porque Ecuador no comparte la visión propuesta por Estados Unidos y Colombia, en el sentido de que el conflicto afecta a la región”.

Al experto, sin embargo, no le sorprendió el discurso que el presidente de la República, Lucio Gutiérrez, hizo la víspera al inaugurar la VI Conferencia de Ministros de Defensa de las Américas, en el Swissôtel.

Gutiérrez dijo: “La solidaridad entre naciones y pueblos debe permitirnos construir una nueva arquitectura de seguridad hemisférica”.

Su mensaje coincidió con el del secretario de Defensa de EE.UU., Donald Rumsfeld, quien señaló el mismo día que el ataque al terrorismo debe efectuarse con la cooperación regional de los países, y con el del ministro de Defensa de Colombia, Jorge Uribe, el cual pidió ayuda a las naciones vecinas para afrontar su conflicto.

Según Chiller, el Gobierno de Ecuador, como muchos otros de la región, “sufre una situación perversa: depende de la asistencia de EE.UU. en las políticas que ese país promueve. Y pareciera que es difícil para Ecuador mantener una posición diferente”.

El Ministro de Defensa, al presentar la posición de las FF.AA. de Ecuador en la VI Conferencia, no coincidió con el Presidente. Evocó “la importancia que debemos dar a la interdependencia, bajo principios de transparencia, equidad e integridad, como entes constitutivos de la proyección estratégica de cada país”. El martes, en Carondelet, Herrera dijo que el Plan Patriota es de Colombia.

Sin embargo, ayer, el ministro Uribe nuevamente fue enfático: “El problema de la violencia en Colombia no es un problema de Colombia, es un problema de la humanidad. Creo que llegaremos algún día a requerir una fuerza multinacional, y no estamos hablando de una fuerza compuesta por militares de varios países. Hablamos de coordinar el esfuerzo militar y policial”.

Los gobiernos de Brasil, Argentina y Chile, sin embargo, ya fueron enfáticos y señalaron que no respaldarán la creación de ejércitos multinacionales para Colombia.

“Es un problema colombiano, que tiene que ser resuelto en el marco de Colombia. Le queremos dar todo el apoyo al Gobierno de ese país para que lo resuelva, pero no creemos que sea conveniente una participación militar directa de nuestros países”, sentenció José Pampuro, ministro de Defensa de Argentina.

En ese contexto, la creación de una lista de grupos terroristas en América es considerada fundamental por Colombia. Desde febrero del 2003, cuando los ministros de Sudamérica se reunieron en Bogotá, el gobierno de Álvaro Uribe buscó que los países del hemisferio persigan a las FARC, ELN y paramilitares, como terroristas. Pero, entonces, su planteamiento tampoco se aprobó.

WOLA es crítico con el papel de EE.UU. en la cita. “Su énfasis exclusivo en el terrorismo como único punto de la agenda no tiene en cuenta las prioridades principales de América Latina que son básicamente el debilitamiento de las instituciones democráticas, la pobreza y la desigualdad social”.

El dato

El jefe del Comando Sur de EE.UU., general Bantz Craddock, visitó ayer al ministro de Defensa, Nelson Herrera, e hizo turismo en Quito.


LA PRENSA Y LA CITA DE QUITO CLARÍN, DE ARGENTINA

Cruce de EEUU y Brasil en la cumbre Brasil rechazó un plan de EEUU, respaldado por Canadá, que pretende convertir a la Junta Interamericana de Defensa en un organismo de coordinación de la lucha contra el terrorismo y el narcotráfico. Par Brasil, esto significaría dar a la Junta una capacidad operativa para intervenir en la región.

ZERO HORA, DE BRASIL

El uso policial de militares sin piso

El vicepresidente de Brasil, José Alencar, rechazó la propuesta estadounidense de que las Fuerzas Armadas cambien su papel constitucional de defensa de la soberaní para dedicarse al combate al terrorismo y los ilícitos transnacionales como el narcotráfico. “es necesario que se mantenga el derecho de cada Estado de identificar sus prioridades”

THE NEW YORK TIMES, DE EEUU

Rumsfeld propone el cambio de roles

El Secretario de Defensa de EEUU propuso el uso de los militares para combatir el terrorismo y el crimen organizado. En su discurso en el Encuentro de Defensa, Rumsfeld trató el tema con cautela diciendo que cada país debe decidir cuidadosamente. “Buena parte del trabajo depende de mejorar la seguridad de la región”

Fuente
El Comercio (Ecuador)
Es el diario de mayor circulación y el más antiguo de la Capital ecuatoriana.

"El Ministerio de Defensa y las Fuerzas Armadas de Ecuador mantuvieron ayer su independencia frente al conflicto de Colombia y develaron fricción en el manejo del discurso nacional frente al foro de la VI Conferencia de Ministros de Defensa de las Amáricas. La víspera, el presidente Lucio Gutiérrez respaldó la tesis de EEUU y de Colombia de buscar solidaridad en las naciones para frenar al terrorismo. Pero ayer, el Ministerio de Defensa se negó a crear la lista de grupos terroristas, propuesta por Bogotá. " (El artículo publicado fue tomado de la Portada y de la página A3 de EL COMERCIO, edición del viernes 19 de noviembre del 2004. Ver web del Diario: www.elcomercio.com.ec)