JPEG - 11.7 KB
Augusto Pinochet

Una investigación interna del banco Riggs, de EEUU, vinculado a cuentas millonarias de Augusto Pinochet, descubrió indicios de lavado de dinero por parte de empleados de esa entidad, según fuentes cercanas al caso. Las averiguaciones llevadas a cabo por ex agentes del Servicio Secreto estadounidense contratados por el Riggs citaron entre esas actividades ilegales, esfuerzos realizados en 2003 para ayudar a funcionarios navales de Argentina a esconder 3,8 millones de dólares en efectivo, informa hoy el diario "The Washington Post".

El esconder ese dinero tendría el objetivo de evitar su incautación por parte de acreedores después de que el gobierno de ese país suramericano cayera en mora en el pago de su deuda externa, según el diario, que cita fuentes que pidieron mantenerse en el anonimato.

El pequeño grupo de investigadores estadounidenses habría detectado esfuerzos de Pinochet por esconder millones de dólares en el banco estadounidense Riggs -que esta bajo la mira de agentes federales a causa de esas transacciones supuestamente ilegales- en 1985, mucho antes de lo que se creía, dice el rotativo.

Pinochet, "Red Fox"

Añade que el hallazgo de cuentas bancarias en el Riggs a partir de ese año muestran una presunta cercana relación de esta entidad con Pinochet, y lo que parecen ser intentos por esconder ese dinero de las autoridades de Estados Unidos. Los empleados del banco supuestamente involucrados en las actividades ilícitas se referían a Pinochet con los códigos "Red Fox" y "APU".

Asimismo, el diario indica que las pesquisas han podido determinar que cuando el ex comandante en jefe del Ejército estuvo bajo arresto domiciliario en Londres, a finales de los 90, una misión de la Fuerza Aérea de Chile contactó con Robert Roane, jefe del Riggs en la capital británica, sobre la posibilidad de que Pinochet usara un jet de ese banco para trasladarse a Chile.

La aeronave transportaría a Pinochet desde Londres hacia Santiago de Chile, en un vuelo sin escalas, en caso de que fuera dejado en libertad por el juez español Baltazar Garzón, que lo acusó en 1998 por crímenes contra la humanidad.

La fuente destacó que no hubo necesidad de usar el avión del Riggs. Las investigaciones internas pagadas por este banco evidencian que Pinochet y su familia tenían un mayor número de cuentas bancarias que las que se conocían previamente, incluidas diez en el Riggs Bank de Miami (Florida) y muchas otras abiertas por militares chilenos descritos por ejecutivos del banco como "frentes" o fachadas del ex gobernante.

Publicado en Diario La Tercera, Santiago de Chile