Tras la muerte del abogado Antonio López, hijo de Haydee Castillo de López, ex ministra de Fomento en el primer gobierno del socialcristiano Rafael Caldera, los organismos de seguridad están pisando los talones del grupo responsable de la muerte del fiscal 4º con competencia nacional Danilo Anderson, según dijo el Ministro de Interior y Justicia, Jesse Chacón.

Una Comisión multidisciplinaria integrada por funcionarios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) y la Dirección de Seguridad y Prevención (Disip) allanaron la quinta Alfa, ubicada en la avenida Tamanaco, en el sector de Oripoto, municipio El Hatillo, a unos 30 kilómetros al sureste de Caracas, donde vivía López. En el lugar fue encontrado un verdadero arsenal de guerra que incluye una mina antitanque, cuya explosión podría haber desaparecido la vivienda y parte de la comunidad.

El hallazgo en la residencia del abogado Antonio López de explosivo C4 y de un dispositivo similar al que fue colocado debajo del vehículo del dilucidar quién, cómo, cuándo y con qué se cometió ese crimen político.

El abogado Antonio López murió en la mañana del martes tras enfrentar a funcionarios del Cicpc en las inmediaciones de la céntrica Plaza Venezuela de Caracas. Tras el enfrentamiento, los funcionarios encontraron en el vehículo de López dos pistolas automáticas y una granada fragmentaria, además de varias cacerinas.

En horas de la mañana Chacón informó que la comisión policial venía haciéndole un seguimiento al abogado ante la existencia de indicios que lo vincularían con la muerte de Anderson. Como resultado del enfrentamiento dos funcionarios del Cicpc resultaron heridos y fueron trasladados hasta la Clínica Santiago de León de Caracas donde en horas de la tarde falleció uno de ellos identificado como comisario Alberto Pabón.

Chacón encabezó la actuación del comité multidisciplinario e informó que además del armamento encontrado en el lugar, también fueron halladas credenciales de cursos que realizó López en Estados Unidos. A decir de Chacón, desde el año 2000, López "participó de todos los cursos esos que realizan los perros de la guerra de la CIA en Estados Unidos" y en el sitio fueron encontrados todas las credenciales así como manuales de explosivos, además de un álbum con fotos de los cursos en los que intervino.

Según el ministro, López integraba parte de un grupo que fue conformado y que ha venido actuando en diferentes hechos al margen de la ley. "Las investigaciones apuntan a que estas acciones iban dirigidas contra una serie de funcionarios del Gobierno nacional y comenzaron con la persona que menos contaba con seguridad personal", señaló. Y recordó que “para tener este tipo de armamento hay que tener recursos porque aquí hay unos cuantos millones de bolívares, además que el manejo de este tipo de armamento requiere de un entrenamiento muy especial, por eso nosotros aunque nada se descarta".

Antonio López Castillo se desempeñaba como abogado para la firma De Sola & Pate. Era hijo de Antonio López, quien fue presidente del Centro Simón Bolívar durante el primer gobierno de Rafael Caldera. Su madre Haydee Castillo de López, fue ministra de Fomento y senadora del extinto Congreso de la República.Trabajaba en la Torre Domus en Plaza Venezuela donde se encuentra la sede de la firma en donde además trabajan: Arturo De Sola Lander, Jhon R. Pate, Irene de Sola Lander, Richard Nicholas Brown, Rene De Sola, Rolf Becker, Carlos Barchich, Deborah Davis Carmona, Rene De Sola Quintero, José Gutiérrez, Luis Alejandro Henriquez De Sola. Según el Ministro Jesse Chacón, también se investiga a un norteamericano (John Pate) integrante del escritorio jurídico.

En la noche del martes, el bufete fue allanado. René De Sola, ex magistrado de la extinta Corte Suprema de Justicia y presidente del grupo de abogados, dijo que en la inspección se había realizado de forma respetuosa y pacífica.

Chacón consideró que los habitantes de la residencia del abogado López sabían de la existencia de todo el armamento localizado e incautado este martes. Por ejemplo, se encontró material en la habitación de aquél, así como también el C4 se halló un estudio, lo cual no "pasa jamás por alto". Sobre el destino de los residentes de la casa de López, aseguró que será el fiscal del Ministerio Público encargado del caso quien decida al respecto.

En torno a la autoría intelectual dijo que se tienen indicios que revelan hacía dónde dirigir los pasos del proceso investigativo. En la residencia del abogado terrorista, según Chacón, fueron encontrados materiales similares a los que fueron usados para cometer el atentado contra Anderson, sin embargo dijo que "creo que nadie puede decir que no sabían que esto estaba aquí". Al ser consultado sobre la posibilidad de que el artefacto pudiera haber sido ensamblado en esa vivienda, Chacón señaló que “por lo menos López tenía la capacidad para haberlo hecho allí, en esta casa nos pudimos conseguir con un dispositivo similar al que fue colocado debajo del vehículo del fiscal Danilo Anderson y lo otro que falta por determinar es quién lo colocó”.

El ministro anunció que los allanamientos van a continuar, y aseguró que "esto da una serie de indicios que van a traer como consecuencia otros trabajos del grupo que esta investigando y esperamos nosotros que con eso aceleremos definitivamente la determinación real de quiénes tuvieron la autoría material".Informó que el grupo está conformado entre seis y ocho personas, "habría que ver cuál es el entorno con el que opera ese grupo".

El padre del abogado muerto, Antonio López aseguró que “los funcionarios recorrieron toda la casa y sólo después de hora y media llegó el fiscal para indicarle de las investigaciones". Aseguró que "no hubo forma de que presentarán orden de allanamiento, pero claro ese gentío armado metido dentro de la casa no podíamos hacer nada".Dijo no saber nada de la presencia del armamento pero indicó que "es probable que mi hijo cargara un revolver, porque era abogado y tenía permiso" señaló.

En la mañana, Chacón había presentado los retratos hablados de dos sospechosos que estuvieron rondando la calle Neverí, frente al Instituto Universitario de Policía Científica (Iupolc) de donde salió Anderson la noche del pasado jueves. Según Chacón, los retratos hablados nada tuvieron que ver con el seguimiento de López. El ministro informó, asimismo, que la investigación en este caso “esta bien encaminada y las hipótesis se han ido cercando, muy pronto tendremos noticias", aseguró.

En el lugar del allanamiento fueron encontrados: Lanza cohetes DT-4; dos pistolas, una de ellas con mira. Escopeta automática. Un fusil distiller calibre 5.26mm. Un fusil sig sauer con mira telescópica. Fusil P-90 con mira telescópica y supresor de sonido. Fusil M-16. Fusil M-4 desarmada. Mina antitanque. Media libra de C-4. 2 fijadores tipo Lapa, mecanismo de fácil colocación y cuyos rastros fueron encontrados en la camioneta de Anderson. Cordón detonante. Mecha lenta. 2 granadas fragmentarias. 3 cargas huecas. 2 bombas lacrimógenas. cartuchos 5.56 de diferentes usos y tipos.