JPEG - 16.4 KB

La creación de nuevas empresas y cooperativas como mecanismo para reducir la pobreza y el desempleo busca el Gobierno a través de la Misión Vuelvan Caras. El ministro de Economía Popular, Elías Jaua, informó que este año se han adiestrado 358.316 lanceros -término dado por el presidente Hugo Chávez a los venezolanos que participan en este programa-, en actividades agrícolas, servicios, construcción, turismo, textil-confección, transporte y artesanía.

Como incentivo adicional a la capacitación, se otorgan becas a las personas con un perfil económico determinado. Actualmente se han beneficiado 228.065 personas con una ayuda mensual de 186.000 bolívares (unos 97 dólares al cambio oficial de 1.920 bolívares por dólar). El Gobierno invirtió este año 400 millardos de bolívares para otorgar este incentivo a los participantes de Vuelvan Caras.

Luego de una evaluación del programa, comentó el ministro Jaua, se determinó la necesidad de crear un fondo especial para financiar gasto social y de asistencia médica, además de apoyar a nuevos becarios. En tal sentido, anunció que de los 186.000 bolívares otorgados a los lanceros, se descontará 10% (18.600 bolívares) mensualmente, para depositarlos en un fideicomiso que manejará el Banco Nacional de Desarrollo Social (Bandes), ente del Estado.

Explicó que este fondo financiará esas necesidades médicas y de asistencia de los participantes en Vuelvan Caras y servirá de capital para otorgar nuevas becas.

"La intención es generar valores para la solidaridad. La misión Vuelvan Caras no tiene como fin único la becas. La idea es capacitar a los lanceros para que formen sus cooperativas y pequeñas empresas y generen producción y ayuden a sus comunidades", dijo el funcionario. Aclaro que con el descuento de 10% a cada becario, el fideicomiso se constituirá con alrededor de 7 millardos de bolívares. Dijo que cada mes se informará cuál será el destino de ese dinero y qué se esta haciendo con él.

La meta es lograr incorporar al mercado laboral a 1,2 millones de venezolanos que actualmente están desempleados. Estos pasarían a ser nuevos empresarios o empleados en áreas claves para el desarrollo del país, explicó Jaua.

Aunque apenas se han registrado 358.316 lanceros, el ministro comentó que se incorporarán al programa de adiestramiento para el empleo los venezolanos que participan en la Misión Robinson, que es un programa social del Gobierno para reducir el índice de analfabetismo y brindar educación escolar y básica a la población de menos recursos.

Explicó que una vez que se gradúen los estudiantes de Vuelvan Caras, se les orienta para que formen cooperativas o microempresas y comiencen a desarrollar un oficio. Hasta ahora existen en el país 33.933 cooperativas: 10.723 de producción agropecuaria; 3.463 de transporte; 17.162 de bienes y servicios; 918 de consumo; 341 de ahorro y crédito y 1.336 de servicios sociales.

El Ministerio de economía popular cuenta con un capital de 50 millones de dólares para vuelvan caras. El año que viene el presupuesto ordinario del ministerio de economía popular será de 300 millardos y para Vuelvan Caras se darán recursos adicionales del fondo petrolero que maneja el Bandes que tendrá a su vez 3,5 millardos de dólares de la venta de petróleo.

"Vuelvan Caras no tiene por fin ultimo otorgar una beca, sino capacitar venezolanos y venezolanas para el proceso productivo y fundamentalmente formado en valores alternativos de producción y consumo", dijo.

Aclaro que se trata de formar una nueva generación de empresarios bolivarianos que puedan aportar valor agregado a su comunidad y así se reduzca el índice de pobreza que afecta a gran parte de la población por la mala distribución de los recursos petroleros en los gobiernos pasados.

"Que se borren de la cabeza la idea que este es un ministerio para mantener a los pobres sobreviviendo, vendiendo heladitos o tortas, no. Es para que los pobres se conviertan en emprendedores o emprendedoras del nuevo modelo económico del país", afirmó.