JPEG - 13 KB

Ecuador puede vivir mejor, sin la ayuda militar estadounidense, dice Grupo de Monitoreo de Impactos de Plan Colombia en Ecuador

El General René Vargas Pazzos, ex Comandante del Ejército Ecuatoriano; el Dr. Guillermo Navarro Jiménez, autor de varios libros sobre el tema y reconocido analista del Plan Colombia, y Alexis Ponce, Vocero de la APDH; a nombre del Comité Consultivo del Grupo de Monitoreo de los Impactos del Plan Colombia, formularon en la mañana de este martes 30 de noviembre un llamamiento al Presidente Lucio Gutiérrez y al Congreso Nacional para que procedan a negar, por improcedente, la petición estadounidense de inmunidad a sus soldados, a la vez que ofrecieron alternativas a la “advertencia” de EEUU de poner fin a la presunta “ayuda” militar que otorga al país.

En rueda de prensa a la que asistieron periodistas y reporteros de la mayoría de periódicos, canales y radios más importantes del país, indicaron que es el Congreso Nacional quien tiene la potestad constitucional de tratar -denegándola- la solicitud de inmunidad para los soldados estadounidenses, debido a que Ecuador es signatario del Estatuto de Roma y a que ratificó la jurisdicción de la Corte Penal Internacional, que pasó a ser Ley de la República, desde el 17 de enero del 2002.

Por lo tanto, sostuvieron, el Estado ecuatoriano está obligado a negar la solicitud estadounidense debido a que impera el tratado internacional de la CPI ya suscrito por el país. Añadieron que el Congreso Nacional no puede "lavarse las manos" en el tema, ni el Presidente Gutiérrez puede favorecer la petición norteamericana argumentando que "el Parlamento no quiere tratar la petición norteamericana", pues al admitir como ley nacional de la República la ratificación del Estatuto de Roma, Ecuador no puede otorgar inmunidades de ninguna naturaleza a otro país.

Explicaron que son numerosos los países del mundo y, en especial, de América Latina, los que han procedido a negar la inmunidad a los militares de EEUU y, sin embargo, no les ha pasado nada, añadieron; a la par que propusieron al Gobierno nacional otras salidas a la advertencia hecha por la embajadora de EEUU y el jefe del Comando Sur, de "poner fin a la ayuda militar al país si no aprueba la inmunidad a sus soldados": Argumentaron que "si EEUU no entrega esa supuesta “ayuda” militar al país, que por lo demás parece ser exigua, pues no rebasa los siete millones de dólares, y que ha servido para presionar nuestra intervención en el conflicto interno colombiano, Ecuador puede conseguir ayudas alternativas, mucho mejores en términos de calidad, más baratas en términos de costos, y realistas desde el punto de vista geopolítico, pues tenemos conocimiento que la China, Rusia y el Brasil ofrecen equipos y ayuda militar a costos más bajos y en armamentos más aptos y adecuados a la defensa nacional ecuatoriana, al punto que varios países latinoamericanos, entre ellos Venezuela, han cambiado el eje de ayuda y compra de equipos militares que antes les ofrecía EEUU, por la que ofrecen China, Rusia y Brasil, este último una potencia sudamericana que mantiene una industria militar propia que nos sirve mejor en las actuales condiciones, de cara a las nuevas realidades en que podemos negociar mejor cualquier tema si formamos parte de la Unión Sudamericana".

"Conocemos que Venezuela dejó de comprar armamento y de admitir la supuesta “ayuda” militar de los EEUU, que le ofrecía sus helicópteros y tanques, y ahora le va mejor, porque consiguieron la adquisición y asistencia en armas defensivas de su territorio fronterizo y su soberanía, mediante acuerdos con China, Rusia y Francia, que les ofrecieron mejor armamento defensivo que el estadounidense, y a costos menores que los concedidos por EEUU. Eso quiere decir, que en América Latina se puede poner fin al monopolio estadounidense si se tiene una política exterior digna y una visión estratégica del futuro"

Como desde el 9 de diciembre formaremos parte de la Unión Sudamericana, Ecuador conseguiría toda la "ayuda" militar que EEUU intenta negarnos en chantaje por la derrota sufrida en la VI Conferencia Hemisférica de Ministros de la Defensa, a cambio de la inmunidad para sus soldados.

Recordaron que durante las negociaciones de paz entre Ecuador y Perú a mediados de los noventa, EEUU brindaba toda la ayuda logística a la MOMEP, que era el equipo técnico de enlace de los países garantes para el monitoreo de la zona fronteriza en disputa y las negociaciones, y que en determinado momento, Washington presionó a Ecuador para que acelere la firma de la paz con la advertencia de que EEUU no seguiría prestando la ayuda logística a la MOMEP, si seguíamos demorándonos en la negociación. De inmediato, al saberse la advertencia norteamericana, Brasil ofreció a nuestro país y al Perú toda esa ayuda y, desde entonces, la MOMEP trabajó con la asistencia dada por los brasileños, sin que nos haya ocurrido una "hecatombe" por la negativa de EEUU a seguir prestando su supuesta “ayuda”, que ya sabemos qué fin tenía: Que luego de la paz con Perú, concentrásemos nuestro pie de fuerza en la frontera norte con Colombia, pues poco después nacía el llamado Plan Colombia".

Concluyeron mencionando que la Corte Penal Internacional juzga tres tipos de crímenes: crímenes de lesa humanidad, crímenes de guerra y genocidio, y que "EEUU trata de presionar a los países más débiles a que otorguen la inmunidad a sus soldados, en prevención de lo que puede ocurrirles a ellos y a sus mandos en cualquier parte del mundo, más aún cuando en Alemania grupos de la sociedad civil han demandado juicios internacionales contra el Secretario de Defensa Donadl Rumsfeld y el alto mando militar norteamericano en Irak".

Afirmaron que visitarán al diputado Carlos Vallejo, Presidente de la Comisión Legislativa de Asuntos Internacionales del Congreso Nacional, para formularle estas alternativas jurídicas y políticas, y que esperan que el Presidente Gutiérrez actúe de acuerdo a lo que la inmensa mayoría de nuestra sociedad aspira: es decir, que el Ecuador no brinde inmunidad alguna a ningún soldado extranjero.

Nota: Hace varios días la embajadora estadounidense en Quito Kristie Kenney, recordó a los ecuatorianos que si el país no aprobaba la inmunidad, que niega el Estatuto de Roma, a los militares y civiles estadounidenses en misiones en Ecuador, no recibiría la "ayuda militar" de 7 millones de dólares. La declaración de la señora KK ha puesto el tema para el debate nacional.