Visitar o entrar aquí:

JPEG - 25 KB

La humanidad ha llegado a un instante definitorio donde se habrá de decidir el curso del presente siglo y la propia supervivencia de la especie. Se ha instaurado un modelo de dominación mundial que ignora la soberanía de los pueblos. La quiebra de la legalidad internacional, el control de las fuentes energéticas del planeta, las invasiones a Afganistán e Irak y la subordinación de los medios de difusión a los intereses de las grandes corporaciones, conforman una situación éticamente inaceptable y en extremo peligrosa. Al propio tiempo, el intento imperialista de globalizar su hegemonía está creando una globalización de la resistencia y de la lucha.