“...Los nómades del espíritu, los hijos bastardos de varias patrias...van por el mundo como por un desierto...símbolos de nuestro tiempo: de un país a otro, de una lengua a otra, forzados por las circunstancias o voluntariamente. Ese es el elemento central en El Paciente Inglés: luchar por volver, a la patria o al pasado. O luchar por alejarse de una o ambos..” Michael Ondaatje

Michael Ondaatje, natural de Sri Lanka, autor de El Paciente Inglés era ciertamente famoso entre sus colegas y los profesores de literatura de varias latitudes. Ariel Dorfman lo entrevistó hace un tiempo en Londres, Ondaatje revela su apacible personalidad, gran modestia y su seguridad sobre el destino universal de los nómades intelectuales. El éxito en el cine de su novela lo popularizó entre las masas Su novela, dijo que la trabajó cuidadosamente en la Biblioteca de la Royal Society de Londres que dice “es un centro formal, bastante cerrado...pero un lugar grandioso para aprender. Por meses y meses fui diariamenmte a ese edificio, investigando a los exploradores del desierto de los años treinta. Un grupo de gente sumamente particular, tan imbuidos del espíritu lírico de aventura como de la objetividad científica, todos ellos de diferentes nacionalidades y edades, hechizados igualmente por el desierto, que se convierte en una parte esencial de la trama de la novela...El incidente que detonó la novela fue la imagen de un avión cayendo en el desierto y un piloto en llamas saliendo de él, ante los ojos de una tribu de beduinos, yo no sabía quién era el piloto y escribir la novela fue la manera de averigüarlo.”

Había visitado el área del Sahara entre la frontera de Egipto y Libia, cuando ni soñaba con escribir la novela. Hubo que investigar después ya que no se podía entrar a esa región por motivos políticos. Sin embargo, señala por otro lado el exceso de investigación hubiera mermado el poder de la ficción. Le desilusionó que el final de la novela no fuese el mismo en la película, y que ésta sea sea más explícita sobre los personajes. Concesiones que el director creyó necesarias para llegar a un público general. Pero esos son gajes del oficio...

Ondaatje en su novela logra dar palabra y existencia a los marginados. “Los nómades del espíritu” como los llama “los hijos bastardos de varias patrias...van por el mundo como por un desierto...símbolos de nuestro tiempo: de un país a otro, de una lengua a otra, forzados por las circunstancias o voluntariamente. Ese es el elemento central en El Paciente Inglés: luchar por volver, a la patria o al pasado. O luchar por alejarse de una o ambos..”.

Estos comentarios del escritor de Sri Lanka, me tocan muy especialmente al haber visitado recientemente mi propia patria -donde “la pregunta” sobre mi propia larga ausencia, la expatriación, el ostracismo, se ha repetido constante, casi cruel. En la visión del mundo y de los exiliados intelectuales de Ontaadaje -reconozco mi propia pasión de la búsqueda de la identidad, una más amplia apertura que me ofreciera un ejercicio efectivo de la solidaridad y que contribuyó a alimentar nuestra inquietud y el impulso integrador, inclusivo/personal, que nos hace dispersarnos por el mundo absorbiendo varias culturas e idiomas en búsqueda de una identidad más universal. Dándonos la mano, enlazando con nosotros, testigos contemporáneos y extranjeros, nos dice....”parece una traición dejar la patria para integrar cualquier comunidad cosmopolita nómade...pero creo que la literatura no sólo tiene el derecho, sino también la obligación de descubrir los cuartos que han quedado a oscuras de la historia, los eventos pequeños y extraordinarios que eliminan el blanco y negro contrastante de las reducciones fundamentalistas.” Se suma a la permanente dislocación en la nueva(s) cultura(s), y si la permanencia empieza a establecerse, lo insólito es tener que responder “la pregunta” hecha ahora por otros nómades como nosotros, que piensan que hemos plantado la carpa en la arena suficiente tiempo ya. “-¿Por qué te quedaste finalmente en Austin?” No hay reposo para estos nómades guerreros. Mientras ... uno todo lo que sabe, recuerda y ha ganado es que conoce bien las ciudades, las estaciones de los trenes, la ruta de los subterráneos, los hotelitos cerca de las universidades, los cafés donde se encuentan frugal y efímeramente, otros nómadas. Especialmente conocemos la ruta hacia al Aeropuerto. ======---------------------------------------------- *Poeta, periodista. Autora entre otros libros de Guardia de Corp, Leyenda, Amor en Lima, Altas Hojas, Discernimiento,Modulaicón Transitoria, Mother Blood, Brief Burning Dust of Desire, Otro aire, otra piel.

Nota - Obras de Michael Ondaatje: The cinnamon peeler (poesía), Coming through slaughter (prosa biográfica), Running in the family (memorias de la infancia), La piel del león (novela), El paciente inglés (novela ganadora del prestigioso Premio Booker 1993). ..........................