JPEG - 13.1 KB

El número de asociaciones registradas ante la Superintendencia Nacional de Cooperativas (Sunacoop), hasta ahora supera las 40 mil, según precisó el presidente del referido organismo, Carlos Molina. Molina, quien asumió el referido cargo hace pocas semanas, consideró que entre los retos más importantes figuran la automatización del sistema para el registro de las cooperativas y la educación, además de actualización permanente de los integrantes de este tipo de sociedades.

En lo que respecta a la automatización del proceso de registro dijo que se realizará con apoyo del Ministerio de Ciencia y Tecnología, a través de la conformación de una plataforma tecnológica que permita a los interesados en desempañarse en el mencionado sector hacer sus trámites vía Internet en los Infocentros.

Cabe destacar que durante los últimos seis años se ha dado un crecimiento cuantitativo de las cooperativas existentes en el país, pero para Molina, desde el punto de vista cualitativo, aún son frágiles este tipo de asociaciones, razón por la cual estimó necesario fortalecer "el pensamiento y la ética cooperativista".

Entre las herramientas a través de las cuales se formará a los cooperativistas figuran seminarios, congresos, talleres y conferencias. Asimismo, una estrategia de educación permanente orientada a fortalecer la capacidad de gestión de este tipo de agrupaciones y articular el movimiento cooperativo a la educación formal desde la etapa primaria. El actual Superintendente de Cooperativas viene de ejercer funciones en el Fondo Intergubernamental para la Descentralización (Fides). Al ser consultado con respecto a la reforma planteada a la ley que regula este último organismo, la calificó como positiva y necesaria porque, a su juicio, el proceso de cambio en el país ha avanzado mucho y algunas regulaciones se han quedado atrás.

Sin embargo, destacó que muchas propuestas legislativas se han quedado cortas con lo que ha sido el avance del proceso de cambio. Por ello, estimó que la transferencia de recursos en forma directa a las comunidades eliminaría las trabas que, en ocasiones, se presentan para la aprobación de proyectos en las gobernaciones y alcaldías.

Publicado en Quantum N.44