JPEG - 18.7 KB

Mesa Nº1: En defensa de nuestro planeta para todos

El planeta flota en el espacio como una estrella amenazada de extinción.

El actual modelo de civilización, marcado por el consumismo y la cultura del derroche, expresiones de la ideología neoliberal, agrava el deterioro de nuestras tierras, aguas, cielos, fauna, flora y el mismo aire que respiramos.

La crisis ambiental no es ideológicamente neutra. Ella nace del fondo del abismo de las desigualdades sociales. Es impostergable establecer otra forma de evolución que permita equilibrar lo ecológico, lo económico y lo social, el desarrollo sustentable como proceso de racionalización del uso de los recursos naturales, lo cual implica una revisión de los modelos de producción y consumo y la promoción de valores sustentados en la solidaridad, la cooperación, la soberanía de nuestros pueblos y la revalorización de la identidad nacional.

Las formas de dominación impuestas por los arquitectos del Imperio, sin asumir la responsabilidad de las consecuencias de sus impactos ambientales, son la evidencia de la debilidad de una cultura mercantilista obsesionada por el lucro.

Esta práctica cultural, orgullo de la sociedad occidental, se expande como un pensamiento único, produciendo alteraciones graves y a veces irreversibles, en la vida del Hombre y de la Naturaleza. El resultado es la creación de una deuda ecológica de los países dominantes que supera ampliamente la deuda financiera de los países expoliados.

Esto nos lleva a reflexionar sobre los procesos educativos e informativos de la educación no formal, como programas televisivos y revistas sobre temas ecológicos, aparentemente con buenas intenciones que difunden la visión de los países industrializados, donde las grandes culturas milenarias son presentadas como expresiones exóticas, objetos de estudio sin voz ni valor.

Entendemos que la verdadera educación ambiental debe contener una cultura y una ética del medio ambiente que contribuyan a la solución de problemas, y deben cuestionar el sistema de organización social excluyente, inviable y depredador, orientada hacia la profunda transformación de las estructuras sociales, apoyándose en una praxis crítica que promueva esa transformación.

El cuidado de los pueblos con su patrimonio natural es el resultado de un trabajo concienciador y responsable. Patrimonio que debe servirle a la humanidad, en primer término a los habitantes de cada país.

Estas reflexiones nos llevan a algunas conclusiones:

Incorporar las cuestiones ecológicas en las políticas de los Gobiernos, de modo que sirvan al bienestar en armonía con la naturaleza, que depende de un cambio real en nuestras acciones políticas.

Para esa educación es imprescindible la participación de las comunidades, la afirmación y soberanía de los pueblos.

Crear una red entre los pueblos del mundo que se erija como una herramienta de defensa de la humanidad, y un discurso que se imponga al de la dominación.

Demandar el pago de los daños causados a la vida del planeta por los gases emitidos por la industria de los países expoliadores, con la cancelación de la deuda financiera de nuestros países.

Desarrollar en la red internacional de los pueblos del mundo, un movimiento mundial que exija la eliminación total de las armas nucleares, los misiles inteligentes y las bombas fragmentarias, y otras que provocan destrucción masiva

Exigir a las Naciones Unidas sancionar a los países responsables de los perversos cambios climáticos, elevación de la temperatura atmosférica, la desaparición de los glaciares, el envenenamiento de las aguas, las frecuentes lluvias acidas, la perforación de la capa de ozono.

Promover a través de la Red, un programa mundial de preservación de los bosques y de reforestación en los lugares devastados por la codicia del desarrollo.

Reforzar el poder político popular, reivindicando la magia de la palabra, la música, el canto, la danza, la poesía de todas las artes, para que la solidaridad triunfe sobre el egoísmo.

La fuerza más luminosa para defender la vida está en el poder de los pueblos de la Tierra, consciente de la grandeza de la condición humana y de la hermosura de nuestro planeta.

Mesa Nº 2: En defensa de la integración de los pueblos

Temario:

-  ¿La unión del capital o la unión de los pueblos?
-  Los tratados de libre comercio: hegemonía y recolonización.
-  El ALCA y la anexión de América Latina
-  Alternativas al ALCA. Estrategias para la integración de los pueblos latinoamericanos y del Caribe.
-  Instrumentos para reducir las desigualdades entre los países.

Relatoría:

La Revolución Bolivariana nos hace retomar las ideas, precisando: lo que queremos, lo que decimos y lo que se hace. Pasado esclavo obliga a dar respuesta a la Humanidad ¿Qué significa ser patriota en este mundo desigual? La humanidad como sujeto político. Ya no es suficiente denunciar la Guerra, hay que apoyar la Resistencia.

- I. El imperialismo en su fase actual es una grave amenaza a toda la humanidad. La política “si no estás con nosotros, estás en contra de nosotros” es la prueba cabal de la absoluta falta de escrúpulo del Estado norte-americano. La total ausencia de democracia, el desprecio a los derechos humanos, la prensa en manos de los conglomerados de la comunicación, la transformación de las elecciones en gran negocio, las guerras de conquista y el terrorismo de Estado convierten a los Estados Unidos es un peligro inmediato a Todos. En América Latina, el imperialismo busca imponer su dominio por intermedio del ALCA, de los TLC’s, del Plan Puebla-Panamá y de diversas iniciativas militares que hieren nuestra soberanía nacional.

- II. El ALCA está estancado pero no derrotado. Avanza sin renunciar a su diseño original tratando de aislar a los gobiernos que lo han resistido, pues se trata de una prioridad estratégica de los Estados Unidos. Este proyecto tiene socios que están dispuestos a todo. Ganan los grupos cómplices de gran capital internacional y el precio lo paga el resto de la sociedad.

La lucha por la integración de los pueblos latino-americanos comienza por la afirmación de la integración nacional que tiene en el combate a las desigualdades sociales su punto de partida. La resistencia de los pueblos ante el avance del imperio está en la calle. Los vientos fuertes soplan cada cien años. No dejemos pasar el momento, impulsemos todo lo que nos une como un solo pueblo.

La campaña contra el ALCA, los TLC’s, las ofensivas militares y la anexión de territorios está en las calles y son hoy día un importante símbolo de nuestra unión. Las luchas contra la anexión es también la lucha contra la deuda externa. La subordinación comercial de América Latina se sostiene en el endeudamiento externo, diseñado como dispositivo estratégico de dominación, la deuda constituye un elemento clave de presión del Estado norteamericano a través del FMI para imponer políticas antisociales y antinacionales. Por eso, la deuda y la anexión constituyen dos caras de una misma dominación imperialista.

- III. La emergencia de los pueblos latinoamericanos como sujetos históricos intensificará la acción agresiva del Imperialismo contra nuestra gente. Ante la contrarrevolución imperialista la iniciativa de las sociedades nacionales va a exigir una integración de los pueblos latinoamericanos. No hay imposibilidad práctica lo que hay es una dominación imperial que bloquea la unión de los pueblos. Ella es dramáticamente necesaria ante la fuerza desintegradora, fragmentadora del territorio y lo social. Debe devenir eje de la vida latinoamericana.

La verdadera integración no puede ser un libro ya escrito es para hacerla en un proceso de lucha. Es concebida como expresión de las impertinencias de América Latina, tiene su síntesis en la cultura y, por lo tanto, debe ser vista como alternativa a los proyectos depredadores y privatizadores que impulsan las empresas transnacionales. Crear una cultura de solidaridad que ante todo es una cultura política es uno de los retos de nuestros pueblos.

El principio rector es la cooperación solidaria que respeta la diversidad cultural de nuestros pueblos y responde a sus genuinas necesidades de vivir en igualdad y libertad. Nuestra América debe ser una sola patria. Es posible acudir a todas la vías. América Latina tiene todas las capacidades. No descartemos ninguna. Todas las vías que podamos emplear, cerrando el paso a la vuelta atrás al colonialismo impulsado por el neoliberalismo.

- IV. Las vías de la integración de los pueblos dependen de la iniciativa de sus luchas, jugando su papel protagónico y de la iniciativa de los gobiernos comprometidos con la defensa de la soberanía nacional. El obstáculo son los gobiernos atrapados por la lógica del capital. Romper este obstáculo y construir el poder popular es tarea urgente de los pueblos en defensa de la humanidad.

Mesa Nº 3: En defensa de una economía emancipadora y solidaria

Declaración Final

  1. Al período de la pretendida hegemonía absoluta de los conceptos neoliberales sobre la Economía, al punto de postularse como el pensamiento único posible en este campo del conocimiento humano, ha sucedido una etapa de creciente liberación del pensamiento de los intelectuales que, en el mundo, hacen del estudio de los fenómenos y procesos económicos el centro de sus preocupaciones.
  2. De esta manera el pensamiento ha vuelto a levantarse, a rescatar su dignidad intrínseca, para reivindicar su función crítica, ahora, sobre las omisiones e inconsistencias del neoliberalismo y, para explicitar los terribles efectos sociales de la aplicación de sus recetas en las economías del mundo, en especial, en la de los países subordinados en la periferia imperialista.
  3. Paralelamente a este despertar del pensamiento crítico, estamos asistiendo al resquebrajamiento del sistema imperialista unipolar, liderado por los Estados Unidos, nacido a raíz del derrumbamiento de la Unión Soviética. Para un sector importante de los intelectuales críticos que analizan esta situación, no se trata sólo de un hecho circunscrito a la potencia hegemónica, sino que la interpretan como una nueva fase de la crisis estructural general del Capitalismo Mundial.
  4. Este renacimiento del pensamiento crítico ha colocado en el centro del debate mundial, a pesar de la resistencia y oposición activa del sistema comunicacional asociado a los intereses imperialistas, temas fundamentales para el destino de la Humanidad como lo son, entre otros: el nivel de deterioro del medio ambiente derivado de la sobreexplotación de los recursos del planeta con efectos ya evidentes, no sólo en la calidad de vida de las generaciones presentes y futuras, sino también, en cuanto a la continuidad de la vida en nuestro planeta; el acelerado crecimiento de la pobreza, la precarización del trabajo y la acentuada explotación de la clase trabajadora ,el incremento del desempleo y del subempleo, la creciente concentración, sin precedentes históricos, del poder económico mundial en manos del capital transnacional, el incremento sobre los países de la periferia de la carga de la deuda pública (externa e interna) que transfiere niveles crecientes de recursos monetarios a los centros financieros internacionales con la complicidad de las oligarquías nacionales. En esta última materia han sido presentadas a esta Mesa, cifras que demuestran fehacientemente el carácter de cobeneficiarios de las clases dominantes de los países de la periferia en el circuito perverso de la deuda de los llamados países en desarrollo.
  5. Las consideraciones antes formuladas, así como el conocimiento de la situación particular de diversos países nos permiten ratificar nuestro convencimiento del fracaso histórico del esquema neoliberal y de la lógica del capitalismo en su pretensión de orientar el pensamiento y la organización de los sistemas económicos del mundo.
  6. A pesar de que el pensamiento crítico en el campo económico ha estado centrado fundamentalmente en el diagnóstico de las insuficiencias, las limitaciones y omisiones del neoliberalismo y de las políticas económicas asociadas a esta concepción y a sus efectos económicos y sociales, ya comienza a perfilar los elementos básicos de una alternativa histórica, de una Economía Emancipadora y Solidaria. En este sentido, si bien es imposible hacer viable salidas nacionales integrales alternativas al modelo neoliberal, dado el nivel alcanzado por la Humanidad en cuanto a la internacionalización creciente de las economías y de los procesos socio-políticos, comienza a generarse, en la teoría y en la práctica, el perfil de una Economía Emancipadora y Solidaria.
  7. Los rasgos distintivos de esa Nueva Economía apuntan hacia los siguientes aspectos:

- A. Debe ser una economía al servicio del hombre y de la vida en general y que, por tanto, integre a las actividades económicas en proyectos integrales de vida solidaria, en todos los espacios de la vida social, basada en la producción de valores de uso y no en el predominio de valores de cambio.

- B. Esta economía debe construirse bajo la preeminencia del trabajo y, por lo tanto, de los trabajadores, en todas sus expresiones, como el elemento fundamental en la creación de valor y de la riqueza en las sociedades. En los países subordinados en el Sistema Mundial Capitalista, debe construirse sobre la base de un sector de propiedad pública, fuertemente democratizado y societario en su gestión, capaz de superar los peligros ya conocidos del estatismo burocrático y de convertirse en la fuerza dinamizadora del desarrollo económico-social soberano, sustentable y sostenible. La existencia de un fuerte sector asociativo que incorpore a amplios sectores de la población a la actividad productiva, fomentando los valores de la solidaridad en el trabajo así como la disciplina productiva y la eficiencia económica, debe ser también un elemento importante de ese nuevo modelo.

- C. El capital nacional e internacional podría estar presentes en ese modelo en la medida en que se integre a los planes de desarrollo integral impulsados por el Estado y las fuerzas motrices de los cambios estructurales.

Mesa N°4: En defensa de la soberanía y la legalidad internacional

Anteproyecto de la Mesa de Trabajo en Defensa de la Soberanía

  1. Tal como en otras épocas, el imperialismo es la principal amenaza a la soberanía. Actualmente, el imperialismo estadounidense, que lidera George W. Bush, representa el mayor peligro para la humanidad.
  2. Son cada vez mayores las contradicciones entre Estados Unidos y otros países imperialistas y/o grandes potencias. Estas contradicciones, reflejadas en el repetitivo llamado por el “mundo multipolar” que hacen muchos de esos otros países, nos dan una idea de lo que las naciones consideradas pequeñas pueden hacer para defenderse y defender su soberanía. Al mismo tiempo, la existencia de la multipolaridad por se no es condición suficiente o garante para la defensa de la soberanía y la creación de un nuevo y equitativo orden mundial.
  3. Sólo cuando la defensa de la soberanía nacional se combina con el reconocimiento de la soberanía popular es que las naciones se pueden proteger del peligro de la intervención y presión extranjera. Venezuela y Cuba han demostrado que únicamente aquellos gobiernos que gozan del apoyo democrático del pueblo son los que pueden resistirse a los ataques a su independencia y soberanía.
  4. El proceso bolivariano también resalta la importancia de desarrollar nuevas formas de democracia participativa desde la base, sin abolir la democracia representativa pero llevándola más allá para así superar las limitaciones de la democracia burguesa.
  5. La defensa de la soberanía también requiere del reconocimiento de los derechos sociales y económicos de todos los ciudadanos. La soberanía conlleva el derecho de cada país para escoger democráticamente su modelo de desarrollo y para oponerse a la imposición de modelos y programas económicos del extranjero.

Propuestas de acción

Para llevar adelante la lucha por la soberanía popular y la democracia es vital desarrollar estructuras para la comunicación y la solidaridad.

  1. Proponemos la creación de una fundación internacional (llamada, tentativamente, Fundación Internacional Simón Bolívar) para la promoción de iniciativas concretas vinculadas a las luchas citadas con anterioridad. Tal fundación podría ayudar a quienes participamos en este encuentro a mantenerse en contacto mediante la creación de un listado de direcciones.
  2. Necesitamos crear una revista internacional, con su respectiva página web, en las lenguas principales (Español, Francés, Ruso e Inglés); esta publicación funcionará, tanto como foro para el intercambio de ideas e información, como para fomentar discusiones relacionadas con las luchas populares que se llevan a cabo a nivel mundial.
  3. Necesitamos una red de instituciones intelectuales progresistas y organizaciones políticas y sociales que se comprometan y se involucren con luchas y movimientos concretos. El objetivo de esta red irá más allá de la discusión y el trabajo teórico para contribuir con el curso de la organización política.
  4. Dada la amenaza que representa mundialmente el imperialismo estadounidense, se requiere de un enfoque especial sobre la resistencia dentro de Estados Unidos.
  5. La red propuesta debe colaborar con la promoción del fortalecimiento de fuerzas progresistas y gobiernos de América Latina mediante la organización de eventos con la participación de intelectuales, artistas y activistas.
  6. Proponemos el 20 de enero, día en que Bush tomó posesión de su gobierno, como día internacional de acción.

Mesa N° 5: En defensa de la unidad en la diversidad y de la cultura para todos.

Principios

  1. La cultura es una creación de la humanidad, que al mismo tiempo expresa su enorme diversidad. En este sentido, la diversidad es un valor fundamental y la defensa de la humanidad está conectada con la preservación y el enriquecimiento de la pluralidad.
  2. Actualmente, la humanidad se enfrenta a las más brutales políticas, procedentes del centro del imperio, encaminadas a imponer patrones culturales únicos y elementos de un pensamiento único. Es absolutamente imprescindible que opongamos acciones prácticas para frenar esas políticas e impulsar la pluralidad de expresiones culturales y de formas de vida que garantizan la libertad, la democracia y la tolerancia.
  3. Debemos oponernos también a todo intento de imponer supuestos principios universales que sólo encubren visiones particulares del mundo que pretenden convertirse en hegemónicas. La universalidad verdadera que debemos construir, debe fundarse en el diálogo intercultural y libre, que la construye como verdadera expresión plural de la humanidad.
  4. La mercantilización de la cultura es una amenaza tanto para la diversidad, como para la supervivencia misma de lo humano. La mercantilización destruye lo hay que de rico en las expresiones sociales y ataca la pluralidad de identidades. Debemos encontrar formas de desmercantilizar la creación y la difusión de los bienes culturales.
  5. La educación es una forma de reproducir y conservar la cultura en toda su diversidad. En consecuencia, todos los gobiernos deben prestar particular importancia a la planificación cultural y educativa como modo de crear distintos pensamientos que sirvan de contención a las formas hegemónicas del imperio que promueven el pensamiento único.
  6. Demos intensificar el debate de las ideas. Y para ello, requerimos la creación de redes alternativas para la circulación de estas ideas renovadoras, redes informáticas, televisión regional, publicaciones periódicas, encuentros, etc., que permitan el desarrollo de la intercomprensión cultural como una práctica habitual.
  7. Hacer un enérgico llamado a todos los pueblos y a los gobiernos que están a favor de la diversidad, para se opongan a todas las políticas que intentan aplastar las alternativas que están buscando nuevas formas de democracia participativa y solidaridad social, especialmente a las acciones e intenciones del gobierno norteamericano en contra de las iniciativas populares, particularmente en Cuba, Venezuela.
  8. Expresar la conveniencia de que se cree un secretariado permanente, sin carácter burocrático, que coordine las acciones y fomente la intercomunicación de todas las iniciativas orientadas a la concretar el logro de los fines expuestos en esta declaración.

Mercantilización de la cultura, Políticas culturales y lingüísticas

  1. Apoyar el proceso de revitalización y patrimonialización de los idiomas indígenas y minoritarios a nivel universal, en el marco del estudio e investigación de la interconexión entre lenguas y culturas, universos simbólicos y cognitivos. Esto implica buscar alternativas válidas al uso exclusivo del inglés en las instancias afectadas por la globalización y poner de relieve la importancia de la lengua Árabe en particular entre otras lenguas.
  2. Asumir como la óptima valoración cultural posible de carácter universal, la inagotable diversidad expresada por la multietnicidad y la pluriculturalidad.
  3. Promover políticas culturales que obedezcan a lógicas distintas a la mercantilización, trascendiendo de manera crítica la noción de industrias culturales. Ello debe favorecer el libre acceso a los bienes culturales y tradicionales y a las posibilidades de creación cultural. También incluye la promoción y creación de los medios de representación para las defensas de las culturas locales para que sean respetadas a nivel universal.
  4. Promover una revisión crítica de los íconos de las formas s impuestas en el contexto de las políticas culturales y educativas.

En base a la plataforma de principios que queda hoy establecida como “CARTA DE CARACAS”, proponemos dar continuidad a este encuentro mediante la creación de una organización permanente, con sede en Caracas.

Esta organización exigirá en reconocimiento por parte de las instancias internacionales que correspondan (ONU, UNESCO, PNUD, etc.) así como por parte del gobierno e instituciones progresistas del mundo.

Promoverá el surgimiento y desarrollo de movimientos afines locales y nacionales en todo el mundo.

Creación de un Instituto Bolivariano Universal de la Cultura.

Para:

-  Vincular y aglutinar los distintos organismos ya existentes públicos y comunitarios para la formación de una red de creación y difusión de productos culturales.
-  De igual manera vincular todos los medios existentes para difundir, programar nuestras propuestas culturales.
-  Estimular la producción de libros, películas, revistas, programas de televisión, contenido de internet, música, teatro, títeres y cualquier vehículo de comunicación, asumiendo también, la difusión de los mismos.
-  Crear una campaña, un decálogo, un lema, una bandera donde se enarbole la idea de cultura como bien universal y como derecho humano fundamental optimizándonos con toda nuestra fuerza a la idea de cultura como mercancía.
-  Generar vínculos con el mundo entero y particularmente con nuestros hermanos del continente africano.

Mesa Nº 6: En defensa del conocimiento para todos.

Relatoría

  1. La Comisión consideró que el conocimiento constituye una de las herramientas clave para la defensa de la humanidad en la época contemporánea y una de las vías fundamentales para enfrentar problemas como la crisis ambiental y el incremento de la pobreza. Con preocupación se constató que las características del sistema socioeconómico predominante vienen provocando su conversión en una mercancía más cuya producción se orienta por la demandas del mercado y no por las necesidades sociales. De igual modo, el conocimiento desempeña un papel preponderante en el desarrollo de una nueva carrera armamentista basada en la robotización y digitalización del armamento y otros adelantos de la ciencia moderna y las nuevas tecnologías en los más diversos campos, que sientan las bases para el resurgimiento de nuevas formas de fascismo a escala global.
  2. La Comisión observó que la creciente monopolización de la riqueza y el control de los medios de producción trae aparejada la fuga de cerebros que constituye un proceso de descapitalización de los países pobres y otra forma de explotación por parte de los países ricos. El enfrentamiento de este problema requiere un mayor apoyo de los estados a los procesos de formación y al desarrollo de infraestructuras de investigación que favorezca la permanencia y enriquecimiento del talento humano.
  3. Teniendo como perspectiva el necesario desarrollo sustentable y la búsqueda de equidad frente a la profunda brecha que separa al norte del sur en el acceso al conocimiento proponemos, con urgencia, la puesta en marcha de amplios programas, promovidos por el estado, que aseguren el acceso de todos a la educación en sus distintos niveles, incluido el universitario, así como el incremento de la formación en ciencia y tecnología. Este proceso debe ir acompañado de una imprescindible reflexión crítica sobre el papel de la ciencia como herramienta de transformación de nuestras sociedades y de un rediseño de las instituciones encargadas de la formación y producción de conocimientos que contemple: el respeto a la diversidad cultural y la participación democrática. En su conjunto, este proceso deberá estar bajo la guía de principios éticos, en especial, el de la solidaridad social.
  4. El debate condujo al criterio de que hay que insistir en que la fractura entre las dos culturas, científica y tecnológica de un lado y humanista de otro, afecta nuestra capacidad de actuar con racionalidad, sentido ético y de compromiso social ante los grandes desafíos de nuestro tiempo. Se necesita una visión más integral de la cultura, el pensamiento y la producción intelectual que de lugar al desarrollo de nuevos enfoques teóricos y metodológicos capaces de favorecer el enriquecimiento reciproco de estos campos y su articulación en defensa de la Humanidad.
  5. De igual forma, entre los saberes tradicionales y la ciencia y la tecnología moderna deben desarrollarse vínculos que permitan su potencial enriquecimiento reciproco y la justa valoración de los primeros.
  6. En la actualidad, las normas de marcas y patentes así como los denominados derechos de autor están amparando el secuestro y apropiación, por parte del capital transnacional, de saberes de elevada importancia para la continuidad de la vida en el planeta. Estas normas deben ser materia de discusión exhaustiva, analizadas, debatidas ampliamente y modificadas con el fin de que garanticen el uso de estos conocimientos como patrimonio colectivo.
  7. La formulación de las agendas y las estrategias de generación, transmisión y difusión de conocimientos deben tomar en cuenta las problemáticas y particularidades locales, fortaleciendo su pertinencia y autonomía frente a la creciente influencia de tendencias academicistas, ligadas a intereses mercantiles o modalidades propias de los países desarrollados.
  8. El acelerado incremento del costo de los medios para producir nuevos conocimientos coloca esta actividad, cada día más, fuera del alcance de los países pobres. La cooperación internacional debe constituir una alternativa para el enfrentamiento colectivo de este problema. A su vez, la ciencia y la técnica pueden constituir la base para el desarrollo de producciones cooperadas que faciliten la integración regional y el fortalecimiento reciproco de los países menos adelantados.

Propuestas Tomando en consideración las anteriores reflexiones los miembros de la Comisión 6 formulamos las siguientes propuestas:

Crear una red internacional de redes de información, solidaridad, coordinación y movilización que vincule a los intelectuales y artistas con los foros sociales y las luchas populares y garantice la continuidad de estos esfuerzos y su articulación en un movimiento internacional en Defensa de la Humanidad que incluya entre sus objetivos sistemáticos la Defensa del Conocimiento para Todos.

Ampliar la participación en esta red de la representación de los diferentes campos del sector de la Ciencia así como de los principales movimientos sociales: sindicales; indígenas; campesinos; estudiantiles; de genero y otros extendiendo la representatividad geográfica de los mismos.

Fortalecer los mecanismos que garanticen la participación colectiva en la definición de políticas vinculadas al desarrollo y aplicación del conocimiento así como en la contraloría social de la labor intelectual.

Condenar el uso del conocimiento orientado a la agresión, control y destrucción de la naturaleza, del género humano y de su patrimonio cultural.

Impulsar un programa de cooperación internacional orientado a la formación en la pluralidad del conocimiento y el estudio de problemáticas locales con particular énfasis en los sectores juveniles con la firme intención de estimular el talento humano y la creación de perspectivas epistemológicas coherentes con sus particularidades culturales estimulando su desarrollo endógeno.

Promover un proceso de redefinición del lugar y papel de la educación superior orientado a su transformación en un espacio abierto para el encuentro de saberes.

Organizar grupos de trabajo de carácter internacional que fomenten, el desarrollo, el libre intercambio, la promoción y la divulgación del conocimiento orientado a la solución de los problemas de mayor importancia social. Promover la articulación de estos grupos con los medios de comunicación alternativos y divulgar de manera efectiva todo lo concerniente a las ventajas y desventajas que comporta el uso de los productos de la ciencia y la tecnología.

Desarrollar parques científicos técnicos, tanto nacionales como internacionalmente cooperados, auspiciados por los estados y orientar su labor a apoyar los procesos de integración regional.

Promover la expansión del uso de las tecnologías abiertas, su dominio y el amplio acceso de todos los sectores sociales a los beneficios del arte, la ciencia, la tecnología y el conocimiento en general como vía para el desarrollo social integral. Instrumentos como el “software libre”, los fármacos genéricos, y medios de comunicación alternativos deberán estar al alcance de todos.

Proteger, promover y fortalecer las redes de bibliotecas publicas, museos y otros centros de divulgación del conocimiento asegurando el libre acceso de todos los sectores sociales sin exclusión de ninguna naturaleza. Enfatizar el papel del libro como principal portador de cultura.

Impulsar políticas de reconocimiento, protección y promoción de todas las lenguas de la humanidad, como soporte del conocimiento y vehículo para su transmisión.

Mesa Nº 7: En defensa de la participación popular

Conclusiones y Proposiciones

Nunca como hoy la humanidad ha estado en peligro de desaparecer no sólo físicamente sino en su misma condición humana. El Imperialismo neoliberal no puede sino conducirnos hacia la barbarie universal. La ofensiva mundial por territorios y recursos naturales, la militarización estratégica del mundo y la “guerra preventiva”, están siendo acompañadas por el asalto a la cultura y la criminalización de las luchas sociales.

El imperialismo, con EE.UU. a la cabeza, ha tomado la democracia como figura central de su propaganda ideológica y trata de ignorar como único sistema legitimo su modelo constitucional. Hay que rescatar el concepto de democracia para los pobres y movimientos populares e insistir en que para ser verdadera tiene que ser participativa y tiene que abarcar todos los aspectos de la vida política, social, económica y cultural.

Debemos impulsar la democracia desde una posición de clase, luchando por el predominio consciente de la sociedad sobre el Estado, el gobierno efectivo del pueblo y una igualdad completa, sin diferencia de clases. Por una democracia pluriétnica y multicultural donde se respete la diversidad.

El Propósito de una democracia revolucionaria debe ser el desarrollo en plenitud, tanto individual como colectiva, del ser humano.

La democracia no se decreta, se construye, y su viabilidad está muy ligada a una correlación de fuerzas que la haga posible. Requiere una gran transformación cultural de quienes la impulsan. La democracia revolucionaria debe ser cultural o no es revolucionaria. No se puede pensar en una democracia de base popular si el pueblo no tiene información, educación y sus necesidades básicas satisfechas, pero no hay que esperar a que las tenga para luchar por ella.

Hoy la lucha por la democracia depende del fortalecimiento y la articulación de los movimientos populares y de la participación entendida como la apropiación creciente del poder por parte de las mayorías tradicionalmente excluidas.

La desarticulación entre lo social y lo político y la crisis de los partidos políticos, incluyendo los de la izquierda, debe ser superada por nuevas formas de hacer política contra el sistema de dominación, que luchen por el control, la toma y consolidación de poderes populares.

En América Latina ello ha contribuido a fortalecer movimientos como el zapatista, el de los Sin Tierra, los piqueteros, las luchas indígenas en Ecuador, Bolivia y Perú y el bolivariano, en movimientos sociales antiglobalización neoliberal, por la no violencia, ecológicos, por el respeto a las preferencias sexuales, etc.

El movimiento antiimperialista a nivel mundial ha tenido limitaciones para articular una estrategia frente a ciertos problemas. Nos manifestamos frente a la invasión a Irak pero no hemos analizado y valorizado la resistencia Iraquí. No podemos callar ante el genocidio de los palestinos, ante el dominio colonial de Puerto Rico, la situación de Haití, el Plan Colombia, el Plan Puebla Panamá, el ALCA, las agresiones a Venezuela y Cuba contra la supresión de los hechos a la participación de las minorías discriminadas en los Estados Unidos y el Reino Unido.

No debemos olvidar que África sufre un genocidio silencioso por las pandemias y las guerras por lo cual ella debe ser parte de las preocupaciones mayores de los movimientos y partidos de izquierda del mundo. África debe ser principal objeto de defensa de la humanidad.

Democracia participativa significa el ejercicio del poder por parte del pueblo. El pueblo quiere gobernar, no solo participar. La respuesta ante la exclusión no es la inclusión en el sistema, sino la ruptura con el mismo. Hay que promover el poder popular articulado como ofensiva frente a la falsa democracia y como medio para alcanzar la verdadera.

La participación puede ser espontánea o inducida, pero aún habiendo una tendencia a rechazar la ingerencia de los políticos y de los gobiernos en los movimientos populares, no se puede obviar el papel positivo que pueden tener gobiernos progresistas, nacionales o locales en el fortalecimiento de los movimientos populares.

Como intelectuales y artistas en defensa de la humanidad asumimos claramente una posición ofensiva frente al imperialismo y al capitalismo y nos comprometemos a construir la democracia verdadera y a luchar por la participación popular protagónica dentro del marco de los parámetros expuestos.

En este sentido, proponemos:

- I. Revisar la pedagogía de la liberación y recuperar el sentido de palabras y conceptos como democracia, liberación, socialismo, clases, acumulación de capital, inclusión, lucha de clases, participación, etc.

- II. Producir una teoría sistemática de la acción social basada en el predominio necesario de la sociedad sobre el Estado, así como su articulación, en el desarrollo del ser humano no solamente en el ámbito económico, político y cultural, sino también en su dimensión espiritual.

- III. Internacionalizar la participación popular, no se puede limitar a la lucha en el contexto nacional, hay que fortalecer los nexos que ya existen y compartir experiencias para aprender de ellas, respetando las particularidades locales.

- IV. Globalizar la solidaridad y adoptar posiciones conjuntas y acciones simultáneas como estrategia ofensiva.

- V. Crear redes locales, regionales y nacionales en defensa de la humanidad para atraer a las y a los intelectuales a la batalla de las ideas, considerando establecer un grupo de enlace entre esos capítulos que facilite el intercambio y coordinación permanente de ideas y experiencias.

- VI. Mejorar la capacidad tecnológica comunicacional para combatir el silencio.

- VII. Apoyar los movimientos que luchan por la eliminación de la deuda externa y exigir el uso de los recursos liberados en salud, educación, vivienda y la atención a otros problemas nacionales.

- VIII. Reconocer la sociedad pluriétnica y multicultural donde se pueda convivir sin antagonismos y se reivindique la equidad y el derecho a la diferencia. Debemos apoyar la lucha contra el racismo, el sexismo, el irrespeto a las religiones, la homofobia y cualquier otro tipo de discriminación.

- IX. También debemos ser solidarios con los presos y las prisioneras políticos y combatir el uso de la cárcel y la tortura como medios para criminalizar la lucha política y social.

- X. Enfrentar los valores de la sociedad clasista y patriarcal basada en la competencia, la conquista y el dominio con los correspondientes a una sociedad sustentada en el amor, la cooperación y la solidaridad.

- XI. Considerar la inequidad de género como un déficit político y apoyar las luchas y planteamientos de las mujeres. No hay democracia sin igualdad de género. Se debe estimular una participación igual de mujeres y hombres en todas las instancias donde se tomen decisiones.

- XII. Reconocer a los pueblos indígenas y a su lucha por la libre determinación y la autonomía como expresión de esta.

- XIII. Debemos reconocer el derecho a la participación democrática de todos los sectores sin discriminación, por lo cual reclamamos el reconocimiento de todas las minorías étnicas, las personas con discapacidades y los emigrantes en todas las actividades, luchas y responsabilidades de la sociedad.

- XIV. Hay que pasar a la ofensiva y usar la cultura, la educación y la información como armas para luchar a favor de la humanidad.

Hagamos posible lo que parece imposible.

En Caracas, 4 de diciembre de 2004

Mesa Nº 8: En defensa de la veracidad y la pluralidad informativa.

Prólogo:

Denunciamos con energía el despojo del derecho a una información veraz, pluralista y oportuna que están sufriendo los pueblos, junto a su derecho al trabajo, la salud, la educación y la cultura. La concentración y transnacionalización de la propiedad de los medios ha secuestrado la verdad y ha convertido la información en una mercancía en vez de un derecho de la sociedad.

Existen, sin embargo, las capacidades para derrotar la dictadura de los monopolios de la información escrita y audiovisual, sin embargo, se encuentran diluidas y dispersas, y por eso se requiere de un importante esfuerzo de coordinación y complementación para potenciar la lucha por la verdad y la responsabilidad social de la información. En esa dirección proponemos como reparación histórica que se garantice en los medios de comunicación el derecho a la información, a la lengua, a la memoria histórica, a la imagen y a la comunicación e intercambio cultural.

Para ello hemos acordado un cuerpo de propuestas y resoluciones que resumen nuestro debate y a continuación exponemos.

Nosotros, periodistas, comunicadores, artistas e intelectuales del mundo, reunidos en el Encuentro Mundial de Caracas:

Consideramos indispensable para la Defensa de la Humanidad que todos los pueblos, sin ningún tipo de exclusión por razones culturales, étnicas, económicas, políticas, de género o cualquier otra, tengan pleno acceso a una comunicación plural, horizontal y simétrica, que les garantice participar tanto en la condición de comunicadores en un verdadero diálogo e intercambio de información y valores. Apoyamos la constitución de una televisora del Sur y de medios televisivos y radiofónicos independientes y al servicio de los intereses de nuestros pueblos, como parte de un proyecto multimedial que abarque también medios impresos de alcance mundial que difundan una visión emancipatoria y diversa en la lucha por un mundo multipolar, justo y antagónico a la información globalizadora neoliberal.

Proponemos articular una red que se exprese mediante un portal e integre a los diversos medios alternativos públicos y privados que adhieran a la causa de la Defensa de la Humanidad e invitamos a comunicadores, intelectuales y artistas a agruparse para constituir equipos que aporten a esta red sus creaciones, informaciones y análisis.

Consideramos necesario el incremento y fomento de la creación de medios de servicio público, alternativos y comunitarios, que utilicen el más variado espectro de las técnicas de comunicación y ofrezcan la oportunidad a los distintos sectores sociales, particularmente los que históricamente han estado excluidos de la posibilidad de convertirse en protagonistas verdaderos de la comunicación.

Estimamos imprescindible que los mensajes difundidos por tales redes expresen la cultura de los pueblos, centrada en la defensa de las identidades, los idiomas, las religiones. Así como la difusión de sus melodías, géneros musicales, expresiones plásticas y cinematográficas, con énfasis en las costumbres y en las manifestaciones de raigambre popular, además de los productos culturales que traten dichos temas de manera legítima.

Exhortamos a los comunicadores, intelectuales y creadores a desarrollar agendas fundadas en las necesidades y los acontecimientos, desde una perspectiva propia e independiente de la impuesta por los países hegemónicos, aplicando sus propias definiciones y conceptos a los acontecimientos que reseñan y divulgan.

Resaltamos la necesidad de que el sistema educativo y las organizaciones populares instrumenten programas sobre la interpretación, la decodificación y el análisis crítico de los mensajes divulgados masivamente a través de los medios que están al servicio de la economía neoliberal.

Insistimos en la necesidad de aprobar legislaciones que garanticen a nuestros pueblos el acceso a una comunicación veraz y oportuna, establezcan la responsabilidad de los medios ante sus audiencias y las colectividades donde operan, garanticen la difusión de porcentajes de producción nacional y local independiente, limiten la concentración monopolística horizontal y vertical de la propiedad sobre ellos y eventualmente establezcan la obligatoriedad de que dicha propiedad sea en todo o en parte regional.

Solicitamos a los observatorios de medios y a los parlamentos locales, pasar a la acción en cuanto a la denuncia sobre la concentración de propiedad nacional y transnacional de los medios, así como una denuncia de la articulación de campañas contra la soberanía y la autodeterminación de los pueblos o instigadoras de la desestabilización política o económica, las formas de agresión y guerras impulsadas por el imperialismo so pretexto del choque de civilizaciones, de guerras preventivas y todo tipo de discriminación.

Auspiciamos la formación de organizaciones de usuarios de los medios y receptores de información a efectos de exigir una mejor calidad y veracidad en los contenidos y ejercer colectivamente los derechos que las normas sobre la materia le confieren, en particular los de rectificación y de réplica.

Denunciamos a los medios de comunicación que se expresan como partidos al servicio de los intereses del imperialismo y exhortamos a su rechazo en todo intento por suplantar a los actores políticos o convertirse de hecho en partidos; en cuyo caso deberían cumplir con las normas constitucionales y legales que imponen a éstos la elección democrática de sus dirigencias y programas.

Nos comprometemos a mantener una constante atención informativa y una permanente denuncia crítica sobre las amenazas y campañas de desinformación de los países hegemónicos contra los procesos políticos y sociales que adelantan los pueblos del mundo y en particular los de Cuba y Venezuela. Así mismo nos comprometemos a denunciar y contribuir con la resistencia a las agresiones imperialistas como la que ocurre en la actualidad contra el hermano pueblo de Irak.

Promovemos un Encuentro Mundial específico sobre medios de comunicación en Defensa de la Humanidad, a celebrarse preferiblemente durante el año próximo.

Nota: Se anexan propuestas para contribuir con la discusión.

Anexos

- A - Propuesta elaborada por Aram Aharonian y Miguel Bonasso Comunicadores, intelectuales y artistas de América latina hemos venido trabajando desde hace tres años en una propuesta para construir un medio de comunicación audiovisual hemisférico que difunda una visión real de la diversidad social y cultural de América Latina y el Caribe para ofrecerla al mundo. Promover para ello una fundación para llevar adelante el proyecto.

Desarrollar y poner en marcha una estrategia comunicacional televisiva hemisférica de alcance mundial y de alta calidad, que impulse y consolide procesos de cambio, como herradura de la batalla de las ideas contra el proceso de globalización neoliberal que: Ofrezca información sobre las realidades del continente americano de forma inmediata creíble, veraz, balanceada, contextualizada y de calidad que fortalezca matrices de opinión favorables a las intenciones de los pueblos.

Promueva la diversidad cultural continental a fin de fortalecer la memoria histórica y la identidad colectiva de los pueblos latinoamericanos y caribeños. A través de una factoría latinoamericana de contenidos produzca materiales en cada uno de los países, que permita la difusión de iniciativas independientes de un continente multiétnico y pluricultural en proceso de integración.

- B - Propuesta elaborada por Leo Gabriel y enriquecida por Daniel del Solar. Considerando la necesidad urgente de construir una alternativa, a nivel de la comunicación masiva, a las distorsiones sistemáticas de la realidad sociopolítica de AL y del Caribe, por parte de las transnacionales de la información, presentamos una propuesta de una radio y televisión continental (TV Sur) con los siguientes elementos estructurales:

  1. Se creará un consorcio de expertos, administradores y técnicos, quienes coordinarán las actividades de TV Sur siguiendo las políticas establecidas por:
  2. Una asamblea continental de trabajadores de la cultura y representantes de movimientos sociales que se convocará una vez al año para evaluar el trabajo de la radio y la televisión
  3. Una docena de centros operativos de producción, a los cuales acuden cineastas, periodistas y artistas para elaborar y coordinar los programas a partir de entidades de producción ya existentes (radio y TV locales y periodistas, etc.) y promoviendo facilidades para la creación de nuevos trabajos.
  4. Una fundación independiente que priorice las actividades creativas en estos centros operativos de producción, recoge el financiamiento por pare de organizaciones no gubernamentales, fondos de gobiernos solidarios y de organismos de cooperación internacional.
  5. Se establece un esquema de programación escalonada y diversificada que abre espacios para temas de interés internacional, regional, subregional y local, reflejando todos los géneros periodísticos, desde noticieros contextualizados, magazines políticos, documentales, políticas de ficción, de novelas, etc. Se propone crear las condiciones necesarias para la organización de una asamblea constitutiva de la radio y TV sur (vea. 1 en la segunda mitad del año 2005)

Mesa N 9: En defensa de la memoria

Ideas, Propuestas Y Conclusiones

La Manipulación de la Historia contra los movimientos populares.

-  Enfrentar la matriz de opinión de hostilidad contra los movimientos populares, creada por el falseamiento mediático, pasando a la ofensiva organizada de las comunidades. Hacer uso eficiente de los medios alternativos en la búsqueda de la verdad para contribuir a cambiar las imágenes tergiversadas de la realidad presentadas por los gobiernos enemigos de la humanidad.
-  Reivindicar la deuda histórica, la deuda ecológica, y la deuda social con nuestros pueblos por encima de la deuda externa impagable con la cual los grandes capitales continúan saqueando a los países empobrecidos. Reivindicar el concepto de las reparaciones en caso de crímenes colectivos como el tráfico esclavista y la esclavitud africana.
-  Luchar por la globalización de la solidaridad, por el respecto y la multiplicación de nuestras culturas con una integración que no afecte, sino enriquezca la cultura de cada uno de nuestros países. Iniciar esta propuesta con posibles intercambios de visitas entre los niños de África y de América unidos ambos continentes por la historia común de la esclavitud.
-  Defender la Historia en sí misma con un avance de su profundización y difusión en todos los terrenos, en el entendido que permitir su degradación es dejarle libre el camino al pensamiento neoliberal interesado en borrar la memoria de nuestros pueblos para imponernos la recolonización cultural del planeta.
-  Constituir una red mundial para las luchas populares por el triunfo de la humanidad contra el imperialismo.
-  Denunciar la política de guerra que desarrolla la cúpula que hoy gobierna a los EE.UU. que ha conducido al uso del terror masivo en Irak y que amenaza a la cultura árabe y a otros pueblos y países del mundo. Resulta hoy inocultable que el propósito de controlar unilateralmente la riqueza petrolera en el mundo es elemento fundamental de tal ofensiva bélica.
-  Promover el uso hermenéutico del análisis de contenido para descubrir la manipulación de la Historia por el lenguaje.

De una Historia de las elites hacia una historia de la resistencia y las luchas populares.

-  Resaltar la importancia científica de la continuidad de la historia para comprender el papel de los pueblos en el proceso transformador de la sociedad.
-  Reivindicar la voz de los excluidos y de los marginados.
-  Crear nuevas maneras de conservar la memoria más allá de las metodologías tradicionales dentro de los procesos de la historiografía.
-  Destacar el papel de la historia en los procesos de cambio, y ver la historia desde la calle para incorporar las voces de los olvidados y democratizar la historia.
-  Estudiar en conjunto y en su dinámica contradictoria los conceptos de elite y pueblo.

El pensamiento de liberación e integración de Nuestra América: Bolívar y Martí.

-  Declarar que el pensamiento de integración latinoamericana presente en Bolívar y continuado por Martí están hoy vigentes en las ideas continentales antiimperialistas.
-  Enfatizar el contenido político de la “Carta de Jamaica” y el ensayo “Nuestra América” de ambos próceres.
-  Proclamar que el mundo contemporáneo requiere de los aportes de Bolívar y Martí y de todos aquellos hombres y mujeres que en el pasado han propuesto caminos de justicia y humanismo para el desarrollo de la humanidad y de quienes siguen hoy desarrollando ese camino de pensamiento soberano.
-  Comprender el sentido de la concepción del mestizaje cultural contenido en el pensamiento de José Martí para enriquecer la teoría de la liberación e integración de Nuestra América.
-  Concluir que sin crecimiento cultural no es posible la riqueza humana.

La Historia regional y local como parte de la memoria.

-  Tomar en cuenta las experiencias de estudio sobre la historia regional y local como un camino para la conservación.
-  Superar la visión del mestizaje como un problema étnico y no cultural.
-  La identidad latinoamericana adoptada por los gobiernos latinoamericanos se fortaleció después de la segunda guerra mundial, por lo que debemos tener presente la retroalimentación entre la historiográfica, las identidades internacionales y la efectividad de los proyectos de cooperación e integración.

La enseñanza de la historia desde las identidades y los valores nacionales populares.

-  Promover en todos los niveles educativos una nueva historia universal que destaque la evoluciona de los pueblos de Asia, África, América Latina y el caribe.
-  Que se estimule la enseñanza de la historia nacional y regional que respalden los procesos integracionistas.
-  Investigar la identidad familiar, la identidad escolar y la identidad comunicacional para el rescate de nuestra memoria.
-  Denunciar el peligro del uso deformador de la TV y otros medios para borrar la memoria colectiva y las tradiciones orales.

Ideas, propuestas y conclusiones recogidas en las intervenciones sobre los últimos tres temas.

-  Propender porque los problemas entre países y los conflictos entre grupos y personas se transmiten y resultaban mediante la lucha y la participación social y política de la gente, mediante la discusión argumentada que convierten el terror y la violencia en métodos superados.
-  Crear un foro juvenil y una red de escuelas que desarrollen un esfuerzo sistemático en la formación de desarrollo humano, conciencia ética, cívica y ciudadana en las nuevas gobernaciones de nuestros pueblos.
-  Crear la editorial “Raíces” que difundan el pensamiento y la obras fundamentales de los principales autores y próceres de nuestros pueblos, y que su espíritu de distribución en el mundo popular, estudiantil y de organizaciones sociales.
-  Trascender a la historia oficial al reivindicar la tradición oral, los testimonios, los restos materiales y en general todas las manifestaciones de la cultura como fuente verdadera de la historia de las comunidades.
-  Apoyar la enseñanza y a la producción audiovisual alternativa para multiplicar las voces y crear una red de distribución de materiales y espacios de encuentros y foros entre todos nuestros pueblos.
-  Preservar la memoria del presente y conservar las experiencias actuales que tienen lugar en las comunidades populares.
-  Correlacionar los trabajos de investigación de historias locales y regionales con lo nacional e internacional.
-  Generar un banco de datos accesible a todos para reescribir la historia el cual tenga su cede en caracas.
-  Comprender que la práctica social de hoy es la memoria del mañana.
-  Enseñar a las comunidades la metodología para la elaboración de un discurso histórico y fomentar la institución del cronista del barrio.
-  Incentivar a las comunidades hispanas que viven en los EEUU para el desarrollo y la conservación de nuestra cultura a los fines de informar la percepción del pueblo norteamericano sobre nuestra América.
-  Crear un grupo de trabajo que viabilice un proyecto humanista y práctico sobre la canción como una expresión histórica de la vida de los pueblos.
-  Crear un observatorio compuesto por un equipo multidisciplinario y multicultural que reúna, examine, informe, difunda y monitores todas las formas y prácticas de resistencia de todas las poblaciones o pueblos del mundo.
-  Incluir el uso inteligente y eficaz de las nuevas tecnologías informáticas y de comunicación, rescatando las potencialidades creadoras de estas herramientas y rechazando, al mismo tiempo, las vertientes de la misma que tratan de imponer la globalización unipolar, la banalidad y la desmemoria.
-  Estimular y promover, a partir de esta primera experiencia, que intelectuales, creadores y artistas de otros continentes generen debates en sus realidades que aporten al fortalecimiento de un frente mundial en defensa de las humanidades; lo que contribuirá a enriquecer los próximos encuentros convocados a realizar en Venezuela.
-  Se acuerda, por ultimo respaldar la propuesta de la Asociación de historiadores latinoamericanos y del caribe (ADHILAC) de realizar en Venezuela el próximo año su V congreso Internacional de historiadores latinoamericanos con el tema “Bolívar” una tribuna para la integración latinoamericana.

Mesa Nº 10: En defensa de la Paz

Las deliberaciones de la Mesa 10 originaron un consenso en cinco asuntos fundamentales:
-  el militarismo norteamericano con su doctrina de “guerra preventiva” como amenaza fundamental a la paz mundial;
-  la complicidad, por omisión de las grandes potencias frente a la aplicación de esa política unilateral del régimen neoconservador estadounidense;
-  la necesidad de una recomposición de la ONU para mejora su efectividad en el mantenimiento de la paz;
-  el Plan Colombia como un intento de regionalizar en el ámbito sudamericano la guerra civil neogranadina, con una condena sobre la intervención de Washington en Cuba, Haití y en Venezuela; y,
-  la urgencia de pasar de la simple retórica a la acción para detener esta ola de violencia política que en su fondo tiene la aplicación de las políticas neoliberales. Se produjo una condena a la ocupación de Irak y, en especial, a la acción contra la ciudad de Falluya, con el abandono de los principios esenciales que informan el derecho humanitario de guerra. Finalmente surgió la preocupación por el secuestro de ciudadanos de diferentes nacionalidades, combatientes y no combatientes y su confinamiento en la base de Guantánamo.

Incuestionablemente, la cuestión de la renovada carrera armamentísticas, incluyendo el perfeccionamiento de sus armas nucleares, aparejada con la decisión del complejo industrial militar, en control del gobierno de los EEUU, de actuar discrecionalmente a escala global, fue considerada unánimemente como el mayor desafío que enfrenta la humanidad en el logro de su derecho a la paz como condición para el desarrollo humano. Se trata de una decisión que no solo afecta los pueblos y regiones amenazadas, sino la propia sociedad norteamericana impactada en su cohesión interna, y su vida política social.

Se estimo el efecto disociador de la conversión de su sistema político en una plutocracia, con sus consecuencias en la estabilidad de la comunidad internacional. Hubo la propuesta de expresar nuestra solidad con las familias de los miles de soldado muertos, mutilados y enloquecidos por efecto de las guerras asoladoras desatadas por la aplicación de esta política, normalmente pertenecientes a las minorías etnoculturales integradas a la vida angloamericana.

No se pudo dejar de comentar las tímidas acciones de las grandes potencias particularmente los integrantes de G8, frente a este comportamiento del Gobierno de Washington. Se aprecio que los intereses económicos compartidos dentro de la idea de la globalización neoliberal, han motivado su tibia reacción frente a este reto de la humanidad. Una conducta que, los convierte en cómplices, o por lo menos encubridores de las acciones criminales emprendidas contar pueblos prácticamente inermes. Una actitud que se ha puesto de manifiesto en su cooperación a través de la OTAN, en la agresión en Afganistán.

En el transcurrir de las deliberaciones, surgieron observaciones sobre la perdida de eficacia de la ONU en su propósito de preservar a los seres humanos “del flagelo de la guerra” que continuamente “ha infligido a la humanidad sufrimientos indecibles”. En ese contexto se apoyo la idea existente de una reestructuración de la organización mundial para reforzar el multilateralismo, la democratización y la multiculturalidad como alternativa para optimizar la vigencia del derecho internacional sobre el uso del poder en el establecimiento de un orden internacional equitativo.

Comoerade esperarse por el ambiente dentro del cual se realizo el encuentro, elproblema de la injerencia norteamericana en Ibero América y el Caribe, fue un punto básico en las argumentaciones.

Se estimo que el incremento de la ayuda militar, concentrada en Colombia, y en menor grado en Perú y Bolivia, en detrimento de la cooperación para el desarrollo humano, forma parte de una doble intención del pensamiento neoconservador dominante en Washington de incorporar las potencialidades de la región a los fines de su política imperial, e impedir la conformación de un polo de poder, o la alianza con potencias extracontinentales, que permitieran equilibrar unas relaciones hemisféricas marcadamente asimétricas.

La aplicación del Plan Colombia, con la evidente complacencia del gobierno de Bogotá convertido en agente de los intereses estadounidenses en la región; el establecimiento de 11 bases de operaciones dentro de la nueva concepción del “despliegue rápido” en la región, sin incluir las 34 bases existentes en Colombia y sitios de operaciones avanzadas en Costa Rica, Belice, Honduras e Islas Caimán: y, la transferencia de la ejecución de su política exterior al Comando Sur, fueron apreciadas como amenazas al derecho de la paz que se ciernen sobre los pueblos iberoamericanos y del Caribe. De la misma manera que fueron generales los sentimientos de repudio a las acciones de hecho realizadas contar Cuba, mediante su prolongado bloqueo económico; la intervención militar directa en Haití; y , la abierta hostilidad contra el Estado Venezolano.

Los deliberantes compartieron la idea de convertir el pensamiento en acción. Concordaron la necesidad de revivir lo movimientos de paz a escala global, silenciados por la manipulación mediática que exalta la guerra como medio para imponer la pax americana en el sistema internacional. Enfrentando la internacionalización de los sectores conservadores, y de aquellos movimientos llamados de centro, coautores o colaboradores de esta política inhumana, se propuso, en apoyo de la idea del Presidente Hugo Chávez, el establecimiento de una red planetanizada, con uso intensivo d elas tecnologías d comunicación e información, con centro coordinador en Caracas, que sirva para la recepción posterior difusión para Venezuela y el mundo de todas las iniciativas destinadas a promover la paz, resistir la militarización, y mostrar la solaridad con los pueblos agredidos.

Como adelanto concreto produjo una campaña para el cierre de bases militares de ultramar norteamericanas, particularmente las ubicadas en le hemisferio occidental, dentro de la concepción de las zonas de paz, y el cese de la colaboración militar con la hiperpotencia. En este sentido se propuso una mención de apoyo a los movimientos estadounidenses encaminados hacia el cierre de la Escuela de las Américas, en FortBening, Georgia, como cetro de adoctrinamiento de los militares iberoamericanos en su filosofía y praxis de la guerra preventiva. Como una actividad especial se postula la “celebración” de un acto de protesta mundial el 19 de marzo de 2005.

En el ámbito de la mesa se compartió el sentimiento de solidaridad con el pueblo de Irak y Palestina cuyo territorio ha sido ocupado, sus recursos enajenados, su pueblo mancillado y humillado, se practicó sistemáticamente la tortura contra los prisioneros e, incluso se saqueó su memoria histórica. Se consideró como emblemática la batalla por el control de la ciudad de Falluya, donde el invasor bombardeó hospitales y sitios históricos y religiosos, causó innumerables bajas en la población civil, remato combatientes y no combatientes heridos, violando la esencia del derecho humanitario de guerra.

Una acción sistemáticamente conducida, con el empleo de mercenarios civiles en un intento de privatizar hasta el ejercicio de violencia política, cuya finalidad busca la degradación de la guerra legitima destinada a la defensa de la soberanía de los pueblos. Un propósito dirigido al desprestigio de las instituciones de defensa que muestran la voluntad de los pueblos de mantener su independencia, libertad y soberanía. Principios sobre los cuales descansa la posibilidad dqe garantizar la paz en el sistema internacional. Esa solidaridad se le extiende al pueblo de Palestina, sometido al terrorismo bélico del Estado de Israel, otro agente del imperialismo norteamericano, con efectos generales en esa agitada región.

En Caracas, 05 de diciembre de 2004