JPEG - 8.8 KB

“Maravillosas, hemos relanzado las relaciones como un cohete”, exclamó hoy el presidente venezolano, Hugo Chávez, al evaluar las conversaciones oficiales sostenidas momentos antes con el jefe de Estado chino, Hu Jintao.

Chávez respondió así a la solicitud periodística mientras caminaba por uno de los amplios pasillos del Gran Palacio del Pueblo de Pekín, en dirección hacia una engalanada sala donde Hu lo esperaba para compartir la cena oficial de bienvenida.

Previamente, tras la ceremonia militar de recibimiento, realizada en los interiores del Palacio debido al frío glacial que impera desde ayer en esta capital, los dos mandatarios y sus respectivas delegaciones estuvieron reunidos durante casi una hora.

Al inicio del encuentro, el mandatario venezolano reiteró a su anfitrión la felicitación por su elección como presidente de China, y le expresó su satisfacción por poder encontrarse con los principales líderes de la nueva generación de dirigentes de este país.

Hasta el momento, poco ha trascendido de los temas abordados en esas conversaciones, pero la embajadora de Venezuela en China, Rocío Maneiro, las calificó de excelentes y de una expresión de intercambio político de muy alto nivel.

Todo parece indicar que la frase utilizada por Chávez para evaluar las conversaciones sostenidas con Hu, responden, en primer lugar, a las numerosas coincidencias de puntos de vista que existen entre los dos gobiernos.

Pero, además, reflejan la satisfacción de la delegación venezolana por los logros alcanzados ya durante esta visita, concretados en los nueve acuerdos bilaterales suscritos por ambas partes al término de esas conversaciones.

En presencia de los dos mandatarios, el ministro de Planificación y Desarrollo de Venezuela, Jorge Giordani, y el ministro a cargo de la Comisión Estatal de Desarrollo y Reforma de China, Ma Kai, firmaron tres de esos documentos.

Se trata del Acta Final de la III Reunión de la Comisión Mixta de Alto Nivel China-Venezuela, un Acuerdo para una mayor cooperación en el sector de energía y minas, y otro similar con vistas a ampliar la inversión y la cooperación en la construcción de la Red Nacional Ferroviaria de Venezuela.

Ma Kai suscribió también, con el ministro de Energía y Minas, Rafael Ramírez, un acuerdo marco destinado a lograr una mayor cooperación bilateral en los sectores energéticos y minero.

Vinculado con el sector energético, Ramírez firmó igualmente otro convenio de cooperación con el gerente general de la Corporación Nacional de Petróleo de China (CNPCh), para la explotación conjunta de un campo de crudo en Venezuela.

Por su parte, el ministro de Producción y Comercio, Wilmar Castro, rubricó con la viceministra china de Comercio, Ma Xiuhong, un convenio intergubernamental de cooperación económica y técnica. Otros documentos refrendados fueron la versión en chino de un contrato para la construcción conjunta de una granja modelo de nivel nacional en Venezuela, y un contrato comercial sobre la dotación de maquinaria agrícola a la nación sudamericana.

Representantes de instituciones de ambos países firmaron, finalmente, una carta de intención para la nueva adquisición por parte de Venezuela de sistemas no intrusivos de inspección de contenedores.

Chávez, quien realiza su tercera visita a China, se entrevistó también con el presidente del Parlamento, Wu Bangguo, con el vicepresidente chino, Zeng Qinghong, y con el primer ministro, Wen Jiabao.

Chávez

Chávez hizo una gran oferta energética a China, país cuyo crecimiento económico exige un alto potencial para el consumo de petróleo y derivados.

En rueda de prensa desde el Gran Palacio del Pueblo, dijo que “Venezuela trae una gran oferta energética a China porque China se ha convertido en el segundo importador de energía en el planeta, el crecimiento de la economía china es bárbaro en los últimos años y sobre la base de estas necesidades hemos planteado 10 áreas de cooperación en materia energética”.

Venezuela procura “colocar nuestra producción petrolera, los crudos pesados y extrapesados, así como nuestra producción de refinados, el fuel oil, la orimulsión y el gas en este mercado que es un mercado gigantesco, nada más y nada menos que de 1.300 millones de habitantes”.

Por ello, Venezuela autoriza a las empresas chinas que explotan crudo desde hace varios años en el país a que comiencen a producir gas asociado al petróleo. El presidente Chávez citó como ejemplo el campo de Los Caracoles, donde los chinos extraen crudo desde hace mucho tiempo, “ahora les hemos autorizado a que exploten el gas que está asociado al petróleo, esto va a beneficiar a Venezuela de varias maneras. Primero que nada se incrementa la producción y este gas -que puede llegar hasta 60 billones de pies cúbicos diarios- va ir al consumo interno, ese gas no es para la exportación, ese gas es para suplir necesidades -por ejemplo- de las industrias de Guayana".

“También hemos llegado a un acuerdo para que China comience a explotar 15 campos maduros en el Oriente del país, en un sitio llamado Zumano, un pozo maduro donde ya hubo explotación petrolera y donde hay una reserva superior a los mil millones de barriles. Buena parte de ese petróleo va a venir para China”, dijo el mandatario.

Ambos países ratificaron su interés común en el proyecto de orimulsión “las empresas chinas están construyendo un módulo de producción que estará listo para septiembre del 2005 para producir seis millones de toneladas por año de orimulsión”.

Además, “hemos ofrecido a China suministro de petróleo débil, más apropiado para el asfaltado de vías y un Acuerdo para proveer a China de 120 mil barriles mensuales de fuel oil”. Le hemos ofrecido, además, "que participe en los proyectos de la Plataforma Deltana, en el Proyecto Mariscal Sucre, pero el año que viene comenzará el Proyecto de Gas de Occidente, donde se licitarán 22 bloques en Paraguaná”, agregó.

En la Faja Petrolífera del Orinoco “hemos ofrecido explotar esas reservas de petróleo super pesado, mejorar ese petróleo y refinarlo con inversiones chinas y en refinación hemos hablado de los polos petroquímicos de Paraguaná, de Jose y de El Tablazo".

“Por último, los chinos están muy interesados en constituir una reserva estratégica de petróleo y hablamos también de la idea que nos planteaba el Presidente de Panamá para ampliar un oleoducto que nos permitiría enviar crudos y derivados a China, por Panamá y el Pacifico, sería una vía directa y mucho mas corta”.

Chávez afirmó que los Acuerdos suscritos se suman a los ya existentes de años anteriores, “esto nos permite decir que hemos consolidado unas relaciones profundas, sinceras y francas de aliados estratégicos con la República Popular China”.

Venezuela reconoce a China como economía de mercado

Venezuela reconoció el status de economía de mercado completa de China y se convirtió en el país número 27 que adopta esa decisión.

El reconocimiento aparece en el Acta Final de la III Reunión de la Comisión Mixta de Alto Nivel bilateral, firmado el jueves en Beijing por representantes de los dos países en presencia de los presidentes de China, Hu Jintao, y de Venezuela, Hugo Chávez.

Ese documento fue el primero de los nueve suscritos por ambas partes al término de las conversaciones oficiales que los dos mandatarios efectuaron hoy en el Gran Palacio del Pueblo de esta capital. Los gobiernos de Venezuela y China consideran que el reconocimiento ayudará a los dos países a fortalecer su colaboración en la Organización Mundial del Comercio y a impulsar más las relaciones económicas bilaterales, dijeron fuentes chinas.

Con ese reconocimiento, Venezuela se suma a Brasil, Argentina, Chile, Perú, Guyana y Antigua y Barbuda, países de América Latina y el Caribe que ya habían adoptado antes esa decisión.

Los restantes estados que han reconocido a China como economía de mercado completa son Nueva Zelanda, Nigeria, Rusia, Pakistán, Benín, Djibouti, Sudáfrica, Togo, Armenia, Kirguistán y los 10 países miembros de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático.