JPEG - 8.5 KB

La República Bolivariana de Venezuela logró un incremento en su crecimiento económico, que alcanzó un 18 por ciento en 2004 el cual, comparado con el valor negativo de 9.7 por ciento presentado en el 2003, ha permitido destacar a nuestro país con la más espectacular variación económica positiva de la región. Así lo expresó la Comisión Económica para América Latina y el Caribe de las Naciones Unidas (CEPAL) en la presentación del Informe "Perspectiva Preliminar de la Economías de América Latina y El Caribe 2004". El Informe señala: "A la vez, el significativo crecimiento económico del país en el año (18%) permitió que la actividad se recuperara hasta alcanzar los niveles previos al paro generalizado de fines de 2002. El repunte abarcó todos los sectores y su magnitud superó a la estimada inicialmente". Con este balance altamente positivo registrado por la Agencia especializada de Naciones Unidas, coinciden anuncios recientes del Instituto Nacional de Estadísticas (INE) venezolano, que señala una baja en la tasa de desempleo y crecimiento tanto de la actividad crediticia como en las exportaciones no tradicionales durante 2004.

El informe de la CEPAL además revela que la economía venezolana se encuentra, al igual que la de otros países de la región, en intenso proceso de recuperación. En contraste con el descenso de un 7,1% a finales de 2003, a consecuencia de la huelga petrolera opositora, la economía venezolana creció un 18%, seguida por la de Uruguay (12%), Argentina (8,2%), Ecuador (6,3%) y Panamá (6%), Chile (5,8%) y Brasil (5,2%). En general, la economía de América Latina y el Caribe superó los pronósticos más optimistas al crecer 5,5% en 2004, alcanzando así un incremento promedio de casi 4% en el Producto Interno Bruto (PIB) per cápita.

El comercio de la región también tuvo un excelente desempeño. Las exportaciones se expandieron un 22,4% y las importaciones crecieron un 19,8%. En Venezuela, se registró un aumento considerable del comercio externo en el 2004, tanto de las exportaciones como de las importaciones de bienes. Durante los tres primeros meses de este año, la economía en Venezuela estuvo impulsada por la expansión, del 20%, de la actividad no petrolera (los sectores más dinámicos fueron la industria manufacturera, la construcción, el comercio, el transporte y los servicios financieros) y por la marcada recuperación de los derechos de importación (68,1%).

En cuanto a los índices de inflación, medida por el índice de precios al consumidor, el Informe de la CEPAL señala que en Venezuela se registró una baja significativa en relación con el 2003 (un 17,3% acumulado en el año hasta Noviembre de 2004, en comparación con un 27,1% en el 2003).

El informe también señala que este repunte económico se tradujo en una dinámica generación de empleo. La tasa de desempleo exhibió una disminución del 14,5% en Septiembre de 2004. Por su parte, el índice general de remuneraciones acusó un incremento del 14% en el primer semestre del 2004 respecto a Diciembre del 2003. Esto obedece principalmente al alza de las remuneraciones del Sector Público (30% en igual período) ya que las del sector privado, sólo aumentaron un 8,6%.