JPEG - 17.4 KB
Alí Rodríguez Araque

"Para mantener una relación constructiva, es absolutamente necesario e imperativo, respetar la soberanía y el derecho a la autodeterminación de los pueblos, de las naciones, principio consagrado en la Carta de las Naciones Unidas. No es tolerable estar presionando, o estar tratando de provocar problemas, ya no solamente dentro de un país, sino entre países".

Así lo afirmó el Ministro de Relaciones Exteriores, Alí Rodríguez Araque, durante una rueda de prensa realizada este miércoles en la Casa Amarilla, en la que fijó la posición del Gobierno venezolano respecto de las aseveraciones que hiciera ante el Senado estadounidense, la Secretaria de Estado de ese país, Condoleezza Rice.

El Titular del MRE indicó que es inaceptable para un país que se auto respete y que tenga el más elemental sentido de dignidad nacional, tolerar la intervención de terceros en asuntos internos.

Cuestionó que se incite "a los países, dentro de la Organización de Estados Americanos, a aislar a Venezuela, a asfixiar a Venezuela".

¿Podrá una persona -preguntó el Canciller, y es una preocupación que expresamos ante nuestros hermanos del Continente- tener una política constructiva, cuando ya ha tenido este tipo de expresión, de definición, cargada del más profundo desprecio por los latinoamericanos y por los gobernantes latinoamericanos?, pareciera que no es el camino correcto.

"El tener mucho poder económico-militar, no te da el poder de la verdad, ni te da necesariamente el poder de la razón, como está demostrado en este caso", puntualizó el Ministro.

"No se metan en nuestros problemas"

Sin embargo, el Ministro Rodríguez Araque enfatizó que Venezuela le extiende la mano al pueblo norteamericano y reiteró que "queremos las mejores relaciones con Estados Unidos".

Argumentó, que existe una larga relación entre ambos países, particularmente en el ámbito petrolero. "Algunos han expresado preocupación de que al establecer relaciones -como lo estamos haciendo- con la República Popular China y con otros países para venderles petróleo, vayamos a quitarle el petróleo a Estados Unidos, la respuesta es no", garantizó.

El Canciller Rodríguez Araque repitió que eso no ocurrirá, "a menos que se presente una situación absolutamente extraordinaria". Aseveró que en tanto se mantenga una relación de mínimo respeto entre los países y de no intervención en estos aspectos, los planes que tiene Venezuela son incrementar su producción para satisfacer la demanda creciente de energía en Estados Unidos, pero también para satisfacer la de otros países.

El Canciller Alí Rodríguez Araque invitó a los Estados Unidos a establecer relaciones constructivas, pero aclaró que primero debe examinarse el problema de la pobreza. "Y conjuntamente con él y como condición absolutamente indispensable para una relación constructiva, es que no se metan en nuestros problemas internos, eso es un problema de los venezolanos, y los resolvemos nosotros a nuestra manera. Nosotros no estamos interfiriendo en los problemas de Estados Unidos, sólo en la medida en que nos afecten a nosotros y afecten a pueblos hermanos tendremos alguna opinión, pero no estamos interviniendo en sus asuntos internos".

El Titular del MRE indicó que no está claro si la Secretaria de Estado de los Estados Unidos, Condolezza Rice, en su intervención, se refirió al problema de la pobreza. "No lo alude por ninguna parte, el dramático problema social que encara un altísimo porcentaje de los 530 millones de pobladores de América Latina y del Caribe; todo el concepto de su intervención indica esa visión neoliberal de montar el desarrollo económico y sólo después de lograr este sería cuando se intentaría atender los dramáticos problemas de la pobreza".

En este sentido, el Canciller venezolano indicó que las conclusiones de la funcionaria estadounidense apuntan "en una dirección desacertada, yo podría decir que desastrosa, toda vez que al ignorar ese problema, siempre atribuirán a factores totalmente distintos, el conflicto social que genera la pobreza o el rol que puede cumplir un Presidente, como es el caso del Presidente Chávez".

Que venga a Venezuela para que observe

Añadió que Venezuela plantea para el Continente Latinoamericano, unir potencialidades para poder combatir más eficientemente la pobreza.

"¿Qué es lo que no les gusta del Presidente Chávez?, ¿que le esté prestando salud gratuita, incluso medicinas gratuitas a 15 millones de personas en los barrios pobres de Venezuela, y que en esta tarea -incluso ética, para cualquier gobernante- tengamos la solidaridad desinteresada del pueblo cubano? Nosotros invitamos a la señora Rice a que visite los barrios pobres de Venezuela, que visite la misión Barrio Adentro para que vea qué respuesta le va a dar esa gran masa de necesitados y siempre ignorados en nuestro país" invitó el Ministro.

"¿No le gusta acaso que hayamos alfabetizado en poco más de un año, 1 millón 300 mil personas y que marchemos con paso seguro a la total superación del analfabetismo en Venezuela?, la invitamos para que venga a ver la experiencia de Venezuela, que a lo mejor sirve de ayuda también para un porcentaje nada despreciable de analfabetos en Estados Unidos", reiteró la oferta a la señora Rice, al tiempo que agregó que el analfabetismo en una de las grandes tragedias en nuestro Continente.

Finalmente, el Canciller Alí Rodríguez Araque reiteró que Venezuela quiere las mejores relaciones con Estados Unidos. "Esas relaciones sobre la base de la complementación incluso de nuestras economías, pueden llevar a nuevos niveles de mejoramiento de nuestra relación y yo creo que utilizando nuevamente la expresión de la señora Rice, podemos tener una relación altamente constructiva, siempre que se respete a nuestros Gobiernos y nuestras soberanías", concluyó.